boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

Avances I+D

Un laboratorio almeriense es capaz de validar cerca de 290 plaguicidas en apenas 24 horas

Se trata de la Empresa de Base Tecnológica almeriense Laboratorio Analítico Bioclínico (LAB)

25-05-2011 por SINC LAB, junto con el grupo de investigación Química Analítica de los Contaminantes de la Universidad de Almería (UAL), está desarrollando métodos analíticos que permiten determinar la presencia de compuestos desconocidos en frutas y hortalizas y en productos fitosanitarios mediante cromatografía de líquidos y gases acoplados a detectores de masa exacta.

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

"Lo habitual es que en un método de análisis en rutina se determinen entre 250 y 300 materias activas, que son las que aparecen en la carta de plaguicidas que tienen los laboratorios. Con esta nueva técnica, y con el objetivo de comprobar la inocuidad del producto, se pueden analizar todos los plaguicidas presentes en la muestra, no sólo los que vienen predeterminados en la carta", explica Ángela Mena, responsable del Área Comercial y Atención al Cliente de Laboratorio Analítico Bioclínico (LAB). "De esta forma, descartamos la presencia de cualquier materia activa tóxica en productos fitosanitarios que, en teoría, no debería contener", añade.

 
Espectrógrafo de masas
• Archivo - Univ. Jaén  

El proyecto, "de gran interés comercial", no es utilizado por ningún laboratorio español "debido a su elevado coste económico, tanto instrumental como humano. En la actualidad, sólo LAB oferta esta técnica que ha sido bien recibida por empresas del sector agroalimentario y medioambiental", continúa Mena.

Para incrementar la fiabilidad de los métodos y reducir el tiempo de respuesta, los laboratorios avanzados de análisis de control de trazas orgánicas se centran en la búsqueda y aplicación de nuevos instrumentos. "Las tendencias actuales en el análisis de residuos y contaminantes van encaminadas hacia el uso y aplicación de sistemas de espectrometría de masas (MS) -utilizados para identificar y cuantificar compuestos desconocidos-, que incluyen tanto nuevos analizadores como analizadores híbridos".

Uno de los más innovadores, y el que usa LAB, es el método magnético combinado con cuádruplo, una técnica que mide la desviación de los iones presentes en cada molécula aplicando un campo magnético. En función de esa desviación, se puede precisar con exactitud la composición química de la muestra original. "Con la ayuda de este método, tenemos capacidad para determinar alrededor de 290 plaguicidas en un plazo de 24 horas desde que la muestra llega a nuestras instalaciones", indica Mena.

Las características intrínsecas de la MS, como su selectividad, hacen que sea una herramienta muy útil para el análisis de trazas (moléculas inorgánicas y orgánicas) en muestras complejas. "El acoplamiento de las técnicas de cromatografía de gases (GC) y líquidos (LC) con detectores de MS presenta numerosas ventajas como la posibilidad de cuantificar y confirmar los analitos o componentes de manera simultánea, la detección e identificación de compuestos desconocidos o la posibilidad de resolver espectrométricamente picos de compuestos co-eluidos (extraídos mediante el líquido apropiado del medio sólido que los ha absorbido). Son el instrumento ideal para el control de los contaminantes emergentes, definidos como compuestos potencialmente tóxicos cuyos efectos o presencia en frutas y hortalizas está poco estudiada".

Necesidad por ley

La importancia del análisis de los productos fitosanitarios se enmarca en la actual legislación europea que determina no sólo qué compuestos están autorizados sino el límite máximo de residuos (LMR) presentes en cada producto. "Hay un gran esfuerzo por parte del sector en disminuir la cantidad de plaguicidas pero hay que seguir avanzando en la investigación de nuevas técnicas de análisis porque muchos de los plaguicidas que no están permitidos en las explotaciones agrarias podrían seguir siendo utilizados".

La actividad del laboratorio también contempla el análisis de residuos veterinarios antibióticos en productos cárnicos y piscícolas, micotoxinas en alimentos, zumos y bebidas y otros contaminantes de interés.

La labor investigadora de la spin-off en el sector agroalimentario y su apuesta por unos servicios de seguridad y calidad medioambiental ha sido reconocida por la Consejería de la Presidencia de la Junta de Andalucía con la Bandera de Andalucía, galardón que le fue entregado el pasado 28 de febrero. Ésta es la segunda vez que el laboratorio recibe este premio, de carácter provincial, que ya consiguió en el año 2006.

Novedades en boletinagrario.com

Lo más leído en Avances I+D

Observatorio de Precios