boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadDesarrollo Sostenible

La conservación del mochuelo y la agricultura sostenible

La asociación Brinzal desarrolla el proyecto “Un Mochuelo en cada Olivo” en el valle del Tajuña, Madrid, desde el año 2012

21-11-2013 por Brinzal La asociación Brinzal, dedicada al estudio, conservación y rehabilitación de las rapaces nocturnas, desarrolla desde el pasado año 2012 el proyecto “Un Mochuelo en cada Olivo”, en colaboración con la fundación Biodiversidad. Una experiencia en el madrileño en el valle de Tajuña que aúna conservación medioambiental y agricultura sostenible , como ellos mismos nos cuentan en este reportaje.

Compartir en Google +

1ª PARTE

 

¿AGRICULTURA INTENSIVA? NO PARA EL MOCHUELO

El Mochuelo Europeo (Athene noctua) es una pequeña rapaz nocturna, que se ha visto favorecida por el desarrollo de la agricultura que se ha producido a lo largo de los últimos 7000 años. En estos campos abiertos encuentra los invertebrados y los micromamíferos que forman la base de su dieta. Sin embargo, sus poblaciones han descendido en nuestro país un 40% en los últimos 15 años a causa, principalmente, de las transformaciones que ha sufrido la agricultura desde la segunda mitad del siglo XX.

Durante las últimas décadas, la agricultura se ha intensificado enormemente en nuestro país y se ha impuesto el monocultivo y la utilización generalizada de fertilizantes químicos, herbicidas y todo tipo de pesticidas (fungicidas, insecticidas, rodenticidas, etc.). Aunque estos productos pueden provocar una toxicidad directa sobre el mochuelo, la repercusión más importante de su uso es la desaparición total o parcial de sus presas (ratoncillos, escarabajos, grillos, lombrices y otros pequeños invertebrados). Paralelamente, el roturado excesivo de la tierra, la desaparición de linderos y la utilización de herbicidas hace desaparecer el hábitat de éstos animalillos, reduciendo aún más su disponibilidad.

 

EL PROYECTO

El proyecto que hemos iniciado en 2012 se asienta sobre la estrategia europea, pues ha puesto en marcha un modelo adecuado de gestión del hábitat de la especie y de sus presas, contribuyendo a crear unas condiciones idóneas para ambos a corto, medio y largo plazo.

De común acuerdo con los propietarios y agricultores hemos mejorado el hábitat para adecuarlo a las necesidades del mochuelo siguiendo fórmulas similares a las utilizadas en proyectos de custodia del territorio. Para que la gestión resulte exitosa, el agricultor no debe ver mermados sus beneficios, siendo incluso deseable que dicha gestión incremente la renta extraída del terreno o incremente su valor.

Una vez que los agricultores se adhieren al proyecto, hacemos una valoración de sus terrenos para concretar las posibles actuaciones a realizar, que nunca han de suponer coste alguno para ellos. Dependiendo del tipo de cultivo, la extensión de las parcelas y de las posibilidades que nos brinden los propietarios, estas actuaciones han sido:

A Creación o mantenimiento de vegetación natural, bien sean linderos, islas de vegetación o parcelas no cultivadas. De igual forma el suelo de olivares, por disminución del roturado o mantenimiento de rodales alrededor del pie.

B Potenciar, donde sea posible, la alternancia y heterogeneidad de usos en las parcelas.

C Colocación de cajas nido de madera.

D Plantación de árboles (almendros) en algunas de las zonas intervenidas.

 

E Instalación de estacas de madera, para que los mochuelos las puedan utilizar como posaderos o perchas desde las que cazar.

F Construcción y restauración de majanos de piedra con cavidades interiores, para que puedan ser utilizadas como atalayas de caza, así como de lugares de nidificación.

G Sustitución del uso de herbicidas en olivares por roturados ligeros.

H Control de la cubierta vegetal de forma mecánica, mediante roturados mantenidos al mínimo número de veces.

I Apilado y abandono de los restos de poda, como creación de hábitats para muchos vertebrados e invertebrados silvestres.