boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadDesarrollo Sostenible

Un nuevo informe de Intermón Oxfam saca los colores a la «marca España»

«El nuevo marco normativo brinda una oportunidad única a empresas y Gobierno para que la inversión privada en el exterior sea responsable»

12-06-2013 por Boletín Agrario «El impacto social debe ser la piedra angular de la actuación de la empresa española en el exterior», destaca la ONG Intermón Oxfam, que acaba de publicar un nuevo informe sobre empresa y derechos humanos en el que constatan diversas prácticas «a mejorar» por parte de las multinacionales llamadas «españolas», como Pescanova, Ebro Foods, Agrogeva e Hidralia.

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

La apuesta del Gobierno español por la internacionalización de las empresas nacionales es evidente, especialmente en el ámbito de la agroalimentación. Por este motivo destaca enormemente un nuevo informe elaborado por la ONG Intermón Oxfam, en el que se evidencian prácticas de dudosa responsabilidad social por parte de algunas multinacionales que se consideran tradicionalmente como «españolas», aunque en ningún caso dejan de ser lo primero. La ONG destaca como «clave» el hecho de que estas inversiones tengan un impacto positivo en las poblaciones locales: «Con ello se contribuye a crear crecimiento económico sostenible,  a reducir la pobreza y  a respetar los derechos humanos». 

 

El documento, que analiza las actuaciones del sector privado español en el extranjero, principalmente del sector agroalimentario, resalta que las empresas «han de regirse por principios responsables, salvaguardando las comunidades allí en donde operan». 

En cuanto al papel del Gobierno español, Intermón considera que ha de ser «sólido garante» de que las empresas españolas no vulneran los derechos humanos y la ciudadanía debe movilizarse y pedir cambios en prácticas y políticas al sector privado, optando también por otras formas de consumo como el comercio justo.  «En un contexto de crisis, es comprensible que se impulse la salida de las compañías a terceros países, pero esta internacionalización no debe hacerse a cualquier precio: no en perjuicio de las personas,  de las comunidades y de la vulneración de sus derechos. Con una inversión responsable ganamos todos: la empresa será mejor valorada y con ello aumentarán sus ventas; el Gobierno obtendrá la mejor carta de presentación de España ante el exterior», explica el director del departamento de Campañas y Ciudadanía de la ONG, Jaime Atienza. Es decir, internacionalización sí, pero no a cualquier precio.

Aunque también recogen prácticas positivas, como es el caso de la campaña de inversión responsable en Kenia llevada a cabo por Vodafone, la investigación detalla distintos estudios de caso en las que las prácticas empresariales «han de mejorar». 

 

Este es el caso de la multinacional pesquera Pescanova, tan en boca de todos durante los últimos meses, que ha sido denunciada en numerosas ocasiones por prácticas laborales abusivas: Según el Tribunal Permanente de los Pueblos en Nicaragua, los trabajadores de la filial del gigante conservero en el país centroamericano «están obligados a cumplir jornadas de 12 horas sin descanso semanal, las condiciones de salubridad son malas y la empresa ha limitado el derecho de los trabajadores a sindicarse».  

Centrándonos en el sector agroalimentario, el informe de Intermón Oxfam también recoge el caso de la multinacional arrocera Ebro Foods y sus inversiones en Marruecos: «En lugar de ser un motor económico, las comunidades se quejan  de que  ha sido una fuente de problemas. Ebro Foods se ha beneficiado de  mano de obra barata, tierras y agua, sin que a cambio haya capacitado a los agricultores ni haya invertido en sus instalaciones. Además, el alto uso de fertilizantes ha contaminado las aguas». Sin salir del sector arrocero, el estudio también recoge el caso de Agrogeba que, desde que llegaron a Guinea-Bisau en el año 2010 y según denuncia Oxfam, «más de 600 personas fueron expulsadas de sus tierras, sin recibir compensación alguna, teniendo que huir y buscar nuevas tierras donde vivir». 

La lectura del informe completo es altamente recomendable, especialmente para los productores agrícolas españoles, quienes muchos de ellos se preguntan acertadamente hasta qué punto los planes de internacionalización de las empresas españolas beneficiarán realmente a la valorización de sus producciones. 

En una primera visión la correlación parece evidente: A mayor exportación más valdrán sus productos. Pero sucede que la internacionalización no tiene porqué estar asociada a las exportaciones, sino que hay casos en los que sucede todo lo contrario, valgan los ejemplos que denuncia Intermón Oxfam. La cada vez mayor deslocalización de las producciones agrarias puede acabar arruinando a los agricultores locales, un término usualmente relacionado con la industria pero que también tiene una importante incidencia en los sectores primarios. 

Aunque también es cierto que, como destaca la ONG, la futura  Directiva sobre Reportes no Financieros de la Unión Europea «brinda una oportunidad única a empresas y Gobierno para que la inversión privada en el exterior sea responsable». Algo que, como bien saben nuestros lectores, también beneficiaría a los productores locales españoles.

Fuente

  Nota de prensa de Intermón Oxfam y acceso al informe completo