boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

Avances I+D

BCS incluye las semillas de cereal como cultivos clave en actividades de investigación y desarrollo

Bayer CropScience lidera el mercado mundial de productos fitosanitarios para cereal

El acuerdo incluye un ambicioso programa conjunto de investigación y desarrollo de CSIRO y Bayer CropScience cuyo objetivo es mejorar la productividad en el cultivo del trigo mediante la aplicación de métodos modernos, y al tiempo contribuir a la agricultura sostenible.

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

Bayer CropScience ha decidido ampliar sus actividades mundiales de investigación y desarrollo en el ámbito de las semillas y de los caracteres vegetales para incluir a los cereales. En este sentido, la empresa ha firmado un acuerdo a largo plazo con la Organización para la Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth (CSIRO), la agencia de investigación nacional australiana. CSIRO es una de las instituciones más avanzadas del mundo en el desarrollo de nuevas variedades de trigo.

El acuerdo incluye un ambicioso programa conjunto de investigación y desarrollo de CSIRO y Bayer CropScience cuyo objetivo es mejorar la productividad en el cultivo del trigo mediante la aplicación de métodos modernos, y al tiempo contribuir a la agricultura sostenible.El acuerdo incluye un ambicioso programa conjunto de investigación y desarrollo de CSIRO y Bayer CropScience cuyo objetivo es mejorar la productividad en el cultivo del trigo mediante la aplicación de métodos modernos, y al tiempo contribuir a la agricultura sostenible.

Este acuerdo de colaboración reforzará la intensa actividad de investigación y desarrollo de Bayer CropScience en el ámbito de las semillas y caracteres vegetales. Dicha actividad está actualmente centrada en el algodón, la colza, el arroz y los productos hortícolas. Además, la compañía ofrece soluciones innovadoras en caracteres vegetales para semillas de maíz y soja.

Bayer CropScience lidera el mercado mundial de productos fitosanitarios para cereal que actúan contra micosis, plagas y malezas, y regulan el crecimiento vegetal. Ahora, la compañía prevé completar su cartera con el desarrollo de caracteres vegetales mejorados para el trigo. El cultivo del trigo ocupa aproximadamente el 25 % de la superficie agrícola mundial, lo que lo convierte en el cereal más representativo con respecto a la superficie cultivada, y en uno de los alimentos básicos más importantes del mundo.

Los firmantes del acuerdo iniciarán una serie de proyectos de investigación y desarrollo en el ámbito de los caracteres vegetales y su aplicación como material para el mejoramiento genético, con el objeto de que las plantas de cultivo de alto rendimiento aprovechen los nutrientes de forma más eficiente y desarrollen una mayor capacidad de resistencia frente a condiciones ambientales adversas, como la sequía.

Uno de los primeros proyectos enmarcados en este acuerdo lo constituyen unas líneas de trigo con elevado potencial de rendimiento y con una acrecentada capacidad de resistencia. Otro de los proyectos se centra en una mejor absorción del fósforo. Con estos y otros proyectos de investigación se espera conseguir nuevas variedades que puedan estar a disposición de los agricultores a partir del año 2015.

No se han hecho públicos los detalles económicos del acuerdo.

El objetivo es desarrollar rápidamente soluciones bien pensadas para los cultivadores de trigo.

"Tanto Australia como el resto del mundo se enfrentan a múltiples desafíos en lo que respecta a la seguridad del abastecimiento de alimentos. Entre esos desafíos se cuentan el cambio climático, el declive en el suministro de minerales para fertilizantes o, a la vista del constante crecimiento de la población mundial, la necesidad de incrementar los rendimientos de las plantas de cultivo", manifestó Jeremy Burdon, responsable del ámbito de Industria Vegetal de la CSIRO. Burdon señaló además lo siguiente: "Nos concentraremos en los problemas específicos que hoy tienen los cultivadores de trigo para ofrecer soluciones apropiadas, ya que esa es la mejor manera de poner a su disposición nuevas opciones con la mayor rapidez posible".

"La expansión de nuestras actividades de investigación para incluir los caracteres vegetales del cereal es fiel reflejo de nuestro propósito de ofrecer nuevas soluciones para una agricultura sostenible y hacer frente al creciente problema de la seguridad alimentaria global. Por ello, el acuerdo de colaboración alcanzado con CSIRO en este ámbito constituye para nosotros una gran satisfacción. Vamos a constituir una de las plataformas de investigación y desarrollo para cereal más potentes del mundo", declaró el Dr. Joachim Schneider, responsable de la unidad de negocio BioScience de Bayer CropScience. "Apoyándonos en la importancia de nuestra investigación en carbohidratos y en nuestra actual cartera para el trigo, queremos lograr que Bayer CropScience se convierta en socio preferente de la industria de semillas y de procesamiento de trigo, y también ofrecer unas soluciones bien pensadas para incrementar la productividad de los cultivos de cereal".

Este nuevo programa se basa en una colaboración ya desarrollada por ambas organizaciones, que ha conducido a una serie de éxitos en investigación. Entre ellos se encuentran, por ejemplo, la mejora en la calidad de la fibra en algodón y el denominado silenciamiento del gen, la anulación específica de genes, obtenido mediante la tecnología desarrollada por CSIRO. El negocio de semillas y caracteres vegetales es de capital importancia para Bayer CropScience. La empresa tiene previsto invertir en torno a 750 millones de euros en el periodo comprendido entre los años 2008 y 2012 en la investigación y desarrollo de estas áreas.


Novedades en boletinagrario.com

Lo más leído en Avances I+D

Observatorio de Precios