boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

Avances I+D

El consumo de cítricos ejerce una actividad antimicrobiana natural en el ganado

Un estudio demuestra los beneficios de los aceites esenciales de los cítricos en la dieta de vacas y ovejas

16-11-2011 por Boletín Agrario Un equipo de investigadores estadounidenses ha comprobado los beneficios del aporte de subproductos de los cítricos en la alimentación del ganado destinado al consumo de carne. Además del aporte de fibra y vitaminas, los aceites esenciales que contienen la cáscara y pulpa de las naranjas actúa en los animales como antibiótico natural, reduciendo los niveles de bacterias como E. coli y Salmonella

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

 
Naranjas a las vacas "para limpiarlas por dentro"
• ARS / USDA  

El microbiólogo estadounidense Todd R. Callaway, miembro del ARS, ha descubierto que alimentar al ganado bovino con la corteza y la pulpa de naranja puede reducir los niveles de las bacterias E. coli y Salmonella en los intestinos de los animales.

El estudio, que ha sido realizado con la colaboración de científicos de diversos centros de los Estados Unidos, pretendía investigar métodos para reducir los patógenos que se encuentran en los intestinos de los animales destinados al consumo de carne, sin la necesidad de recurrir al empleo de antibióticos.

Estudios previos apuntaban a que los cítricos aportan al ganado fibra y vitaminas, así como sus aceites esenciales provocan en los animales un efecto antibiótico natural.

El microbiólogo Todd R. Callaway, de la la Unidad de Investigación de la Seguridad de Alimentos y Pienso, en College Station, Texas, comprobó la viabilidad de utilizar la pulpa de las naranjas como una fuente de alimento: con esto se estimula la actividad antimicrobiana en los intestinos de los animales. Sus análisis también demostraron que el consumo de productos cítricos (las cortezas y la pulpa de la naranja) es compatible con las prácticas actuales de producción, y que los subproductos cítricos son aceptables para el ganado.

En este sentido, el propio Callaway reconocía que la corteza de naranja puede ser pesada y costosa de transportar, por lo que en sus últimos estudios se ha investigado con el uso de cortezas de naranja procesadas en forma de bolitas.

El microbiólogo también ha buscado formas de explotar los aceites esenciales, auténticas sustancias antimicrobianas naturales. Gracias a la colaboración mantenida con Steven Ricke y Philip Crandall, investigadores de la Universidad de Arkansas en Fayetteville, el estudio ha logrado identificar aceites específicos que matan a las bacterias patógenas.

En sus estudios, el grupo alimentó durante ocho días a ganado ovino con las bolitas a base de de subproductos de naranja. El consumo de cítricos redujo a una décima parte la población de la bacteria Salmonella en los contenidos intestinales de los animales. El estudio con las ovejas sirvió como modelo para el ganado bovino.

El líder del proyecto ha sido Jeffrey Carroll, de la Unidad de Investigación del Bienestar del Ganado en Lubbock, Texas. También ha formado parte John Arthington, de la Universidad de la Florida en Ona. Callaway recibió una subvención por parte de la Asociación Nacional de Ganaderos de Carne de Res (NCBA por sus siglas en inglés) para ayudar a patrocinar el estudio.

Los resultados de este estudio en el 2011 fueron publicados en "Foodborne Pathogens and Disease" (Patógenos Alimentarios y Enfermedades).

Novedades en boletinagrario.com

Lo más leído en Avances I+D

Observatorio de Precios