boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgroalimentaciónAgricultura

AVA-ASAJA denuncia la pasividad de las administraciones ante la amanaza de varias plagas

Pasividad administrativa ante la amenaza de la Mancha negra y el Greening

04-01-2010 por AVA-ASAJA El alto número de rechazos, los informes científicos de la AESA o del IVIA confirman el grave peligro de que puedan asentarse. Otra destructiva plaga, la Cryptophlebia, ni siquiera es vigilada.

Contenidos de la entrada

 
Síntomas del greening en las hojas
• 07-01-2010   Base de Medias  

El Citrus Greening está provocado por una bacteria que puede afectar a cualquier variedad de especies cítricolas. El agente causante de la propagación de esta enfermedad es un insecto llamado Citrus Psyllid. Esta enfermedad puede llegar a provocar la muerte de la planta afectada en apenas unos años. Uno desus síntomás más evidentes es la decoloración de las hojas, o las temidas zonas amarillas.

AVA-ASAJA lamenta la pasividad tanto de la Comi­sión Europea (CE) como del propio Gobierno español ante la amenaza de que la "Man­cha ne­­­gra" o el "Greening", dos de las más peligrosas enfermedades del mundo, puedan asen­tar­se en la ci­­­­tri­cul­tu­ra española. La organización agraria se pronuncia así tras co­no­cer los preo­­­cu­pantes datos registrados en la UE sobre rechazos fitosanitarios de partidas de cí­tricos im­portados, que en 2009 sumaron más de 94 intercepciones, 71 de ellas a causa del primer patógeno citado. Sobre la segunda enfermedad, pese a poner contra las cuerdas a casi toda América incluidas zonas pro­ductoras de vanguardia como las de California o Flo­ri­da y pese a haberse detectado ya en las Canarias el insecto vector que la transmite, aún no se dis­po­ne de protocolo de actuación en caso de que la bacteria llegase al Me­­­diterrá­neo.

"Desde ha­­ce años que denunciamos que se está jugando con fuego. En ene­ro fueron los cien­tí­fi­­cos de la AESA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) los que nos dieron la ra­zón y confirmaron que la ame­naza era cierta, que los controles fallan y que la Mancha ne­gra se puede aclimatar perfectamente a nuestras tierras y aho­ra es la propia estadística eu­ro­pea la que también obliga a tomar medidas, pero aquí nadie se da por alu­dido", advierte el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Agua­do, quien alerta de que si el citado hongo o la bac­­teria (del Greening) se asentasen "nuestra citricultura desaparecería en sólo unos años"Así lo atestigua de hecho un informe sobre el Huanglongbing (HLB, la otra de­no­mi­na­ción del Greening) elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Agra­rias (IVIA), que con­firma que la introducción de esta bacteria provocaría "daños incal­cu­la­bles". El citado art­ículo, ade­más, advierte del riesgo potencial de que la enfermedad extendida ya por África, Asia, Ocea­nía y América pueda instalarse en el Mediterráneo a través de Turquía, potencia citrí­co­­la vecina de Irán, país donde está confirmada la existencia tanto de la bacteria como del vector que la transmite.

 
Limón afectado por el Greening
• 07-01-2010   Base de Medios  

El citrus Greening puede llegar a ser difícil de detectar, ya que sus síntomas pueden ser confundidos con unproblema de deficiencia nutricional. Además los árboles normalmente no muestran ningún síntoma de enfermedad hasta pasados ocho meses tras la infección. En esta imagen vemos el terrible daño que provoca en el producto. Prácticamente "lo mata de hambre"

Por otra parte, los datos oficiales sobre rechazos proporcionados recientemente a un representante de esta organi­za­­ción agraria por la Dirección General de Agricultura de la CE debieran encender las alar­mas por va­rios motivos. En primera instancia porque, con tratarse un número alto de in­ter­cep­­cio­­­nes portuarias, no refleja el alcance real del peligro fitosanitario que suponen estas im­­porta­cio­nes. Como es bien sabido, el celo y la cualificación profesional al­can­za­da por los ins­pec­tores que revisan la mercancía en los puertos es­pañoles está a años luz del de sus ho­mó­logos en el resto de Europa. Prueba de ello es el hecho de que Es­pa­ña, pese a no importar la mayo­ría de los cítricos que llegan al viejo continente, acumule más de la mi­tad de los rechazos de par­tidas registrados este año en toda la UE. El grado de exigencia fitosanitaria en otros puertos europeos es mu­cho menor por ra­zones evidentes, entre otras, porque se tratan de países sin una pro­duc­cción ame­nazada y que, además, en­cuentran en el su­mi­nis­tro citrícola de paí­ses terceros una fuente alter­na­tiva y más barata que la española. Sin embargo, mu­chas de esas naranjas, man­darinas o limones que entran por el Norte de Eu­ro­pa pese a estar infectadas por pa­tógenos no detectados suelen re­calar en nuestras tierras, con lo que el contagio a las zonas pro­duc­to­ras es más que pro­ba­ble.

Muestra de tal falta de sensibilidad es el hecho de que la CE aún no haya accedido a la declaración como enfermedad de cuarentena de otra peligrosa plaga, la Cryptophlebia leu­cotreta, un gusano que destroza el fruto por dentro y que este año –como en años an­teriores- ha vuelto a ser detectado en España hasta en 25 partidas, fundamentalmente pro­ce­­dentes de Sudáfrica.Por otra parte, los datos oficiales sobre rechazos proporcionados recientemente a un representante de esta organi­za­­ción agraria por la Dirección General de Agricultura de la CE debieran encender las alar­mas por va­rios motivos. En primera instancia porque, con tratarse un número alto de in­ter­cep­­cio­­­nes portuarias, no refleja el alcance real del peligro fitosanitario que suponen estas im­­porta­cio­nes. Como es bien sabido, el celo y la cualificación profesional al­can­za­da por los ins­pec­tores que revisan la mercancía en los puertos es­pañoles está a años luz del de sus ho­mó­logos en el resto de Europa. Prueba de ello es el hecho de que Es­pa­ña, pese a no importar la mayo­ría de los cítricos que llegan al viejo continente, acumule más de la mi­tad de los rechazos de par­tidas registrados este año en toda la UE. El grado de exigencia fitosanitaria en otros puertos europeos es mu­cho menor por ra­zones evidentes, entre otras, porque se tratan de países sin una pro­duc­cción ame­nazada y que, además, en­cuentran en el su­mi­nis­tro citrícola de paí­ses terceros una fuente alter­na­tiva y más barata que la española. Sin embargo, mu­chas de esas naranjas, man­darinas o limones que entran por el Norte de Eu­ro­pa pese a estar infectadas por pa­tógenos no detectados suelen re­calar en nuestras tierras, con lo que el contagio a las zonas pro­duc­to­ras es más que pro­ba­ble.

Muestra de tal falta de sensibilidad es el hecho de que la CE aún no haya accedido a la declaración como enfermedad de cuarentena de otra peligrosa plaga, la Cryptophlebia leu­cotreta, un gusano que destroza el fruto por dentro y que este año, como en años an­teriores, ha vuelto a ser detectado en España hasta en 25 partidas, fundamentalmente pro­ce­­dentes de Sudáfrica.

Observatorio de Precios

Lo último en Agricultura

Lo más leído en Agricultura