boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgroalimentaciónAgricultura

Ayuda por abandono de cuota de remolacha

COAG solicita al MARM que adelante a junio el pago del 100% de la ayuda

Tras la decisión de la Comisión Europea del pasado 19 de marzo, publicada ayer oficialmente, se permite el adelanto de la fecha para el abono del segundo pago a junio del presente año.

25-03-2010 por COAG

Contenidos de la entrada

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) solicita al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) que adelante a junio de 2010 el pago del 100% de la ayuda europea concedida a los agricultores por abandono de cuota.

El Reglamento comunitario al respecto determina que el abono de la ayuda de reestructuración a conceder a las renuncias de cuota correspondientes a la campaña de comercialización 2009/10 se hará efectivo en dos pagos: el 40% en junio de la campaña de comercialización 2009/10 y el 60% restante en febrero de la campaña de comercialización 2010/11. Sin embargo, tras la decisión de la Comisión Europea del pasado 19 de marzo, publicada ayer oficialmente, se permite el adelanto de la fecha para el abono del segundo pago a junio del presente año. En caso de que los Estados Miembros quieran hacer uso de esta posibilidad deberán notificarlo a la Comisión Europea antes del 31 de marzo de 2.010.

En la práctica esta normativa afecta en el Estado español a los contratantes de Ebro, si bien, en distinta medida, en todas las fábricas de la Zona Norte como consecuencia de la amortización de cuota derivada del cierre de la Azucarera de Peñafiel. Conviene recordar que ya en la campaña pasada se efectuó un adelanto del pago de la ayuda de reestructuración derivada del cierre de la factoría de ACOR en Valladolid y de las factorías de Ebro en Andalucía.

El adelanto supondría una importante inyección de liquidez para los remolacheros que en la campaña 2009/10 han tenido que hacer frente a unos elevados costes de los insumos, en especial fertilizantes, gasóleo y gasto de electricidad para el riego, a lo que se ha unido las dificultades en la recolección en la Zona Norte como consecuencia de las adversas condiciones climáticas. En estos momentos, más de 350.000 Tms de raíz están en riesgo de perderse por pudrición.