boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

Avances I+D

Una investigadora colombiana descubre una bacteria capaz de controlar la Rizoctoniasis de la papa

La bacteria, nombrada como IBUN 4P-03, segrega una sustancia que presenta efectos fungicidas contra el hongo causante de esta enfermedad

22-05-2013 por Boletín Agrario Diana Blanco, del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional de Colombia, ha descubierto la capacidad fungicida de una bacteria contra el hongo causante de la Rizoctoniasis, enfermedad que afecta a los cultivos de papas conocida también como costra negra o cancro del tallo. Su estudio presenta potencial para desarrollar un nuevo controlador biológico de forma comercial

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

La investigadora del Instituto de Biotecnología de la UN colombiana (IBUN), Diana Blanco, ha descubierto la acción fungicida de una bacteria contra el hongo causante de la Rizoctoniasis, enfermedad también conocida como «costra negra» por la presencia de esclerocios en la superficie de los tubérculos afectados,  además de «cancro del tallo» por las lesiones necróticas que presentan estas partes de la planta. Según indica la propia IBUN, se trata de una enfermedad «que reduce la producción de papa entre el 10% y el 26%».

 
Papas criollas afectadas por la Rizoctoniasis
• UBAN / Corpoica  

También destacan que la bacteria analizada, llamada IBUN 4P-03, «tiene el potencial para desarrollar un producto comercial que controle efectivamente la patología». Desde la Universidad Nacional recuerdan la importancia de este hecho, especialmente teniendo en cuenta que los mecanismos químicos que se utilizan en la actualidad cada vez son menos efectivos, demandan altos costos y producen problemas medioambientales. 

La acción fungicida de esta bacteria se produce al finalizar su etapa de crecimiento,  cuando secreta una sustancia capaz de actuar contra Rhizoctonia solani, el hongo causante de la enfermedad. Diana Blanco explica  que estas sustancias, conocidas como metabolitos secundarios, están compuestas de una parte de grasa y otra de proteína. Esta característica las vuelve muy resistentes a altas temperaturas, lo cual «las hace muy atractivas para el control de la enfermedad». Dicha sustancia penetra en el hongo, afectando a sus tejidos hasta matarlo.

Según explica la UN, la investigadora tomó una muestra inicial de 64 microorganismos, que fue reduciendo mediante pruebas de campo y en laboratorio, hasta quedarse definitivamente con la bacteria que presentó un mejor comportamiento: «Particularmente, encontramos tres bacterias que fueron muy eficientes porque se comportaron mejor que el control químico. Entonces, lo que hicimos fue escoger la mejor, la IBUN 4P-03, que en otros trabajos se ha descrito como un buen biocontrolador de otros hongos en otros cultivos».  

Sobre la enfermedad

Aunque la literatura científica recoja las discrepancias exstentes sobre si esta enfermedad afecta a los rendimientos o no (Castro, 1989), lo cierto es que la Rizoctoniasis perjudica de forma importante a la calidad de la patata y a su valor, pudiendo llegar a arruinar la renta anual del agricultor. El patógeno causante de este mal puede atacar a tejidos jóvenes de brotes, tallos y estolones, además de afectar a las raíces. 

En la superficie de los tubérculos afectados se observa la presencia de costras negras, que son las estructuras de conservación del hongo llamadas esclerocios. Estas feas manchas deprecian la valoración del producto en el mercado. La existencia de estos esclerocios indica que además se trata de una enfermedad persistente, capaz de sobrevivir hasta la siguiente cosecha entre los rastrojos, tanto como esclerocios como en forma de micelios.

La prácticas tradicionales para combatir este mal de los cultivos de papas pasan por el uso de semillas sanas, la rotación de cultivos y la eliminación o quema de rastrojos. En cuanto al control biológico, es conocida la eficiencia de Trichoderma harzianum, Rhizoctonia binucleada o Verticillium bigutatum. Respecto al control químico de la enfermedad, la investigadora colombiana responsable del estudio con la nueva bacteria es clara: «Los químicos se están convirtiendo en un problema porque los hongos se vuelven resistentes. Además, aquí no hay cultura de un buen uso de fungicidas».

Los resultados de su investigación pueden dar a los productores de papa de todo el mundo un nuevo medio de control biológico para prevenir y mitigar los efectos de la Rizoctoniasis.

Novedades en boletinagrario.com

Lo más leído en Avances I+D

Observatorio de Precios