boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadDesarrollo Sostenible

El acaparamiento de tierras en Uganda es financiado con dinero de bancos y fondos europeos

«Bancos europeos y fondos de pensiones financian el acaparamiento de tierras en Uganda», denuncia un nuevo estudio de Amigos de la Tierra Europa

21-05-2013 por Amigos de la Tierra Un nuevo informe de Friends of the Earth Europe desvela cómo los bancos y fondos de pensiones europeos financian las actividades de la multinacional del aceite de palma Wilmar. Según la nueva investigación de Amigos de la Tierra Europa las filiales de Wilmar en la Isla de Kalangal son responsables del acaparamiento de tierras en Uganda y la violación de dos leyes nacionales de carácter ambiental

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

Wilmar, la gran empresa internacional productora de aceite de palma, es responsable de deforestación y desplazamiento de comunidades

Amigos de la Tierra Europa publica una nueva investigación donde denuncia que Wilmar es financiada por Bancos europeos y fondos de pensiones[1]. Esta empresa es una de las principales productoras de aceite de palma a nivel internacional y es responsable de la deforestación y el desplazamiento de comunidades en Uganda [2]. 

Entre los bancos que aportan apoyo financiero a la actividad de Wilmar se encuentran las principales entidades europeas como HSBC, BNP Paribas, Deutsche Bank o Rabobank. 

Wilmar Internacional tiene su propio cultivo de palma aceitera y sus plantas refinadoras en Indonesia y Malasia [3]. Según la nueva investigación de Amigos de la Tierra Europa las filiales de Wilmar en la Isla de Kalangal son responsables del acaparamiento de tierras en Uganda y la violación de dos leyes nacionales de carácter ambiental [4].

Con su expansión en Uganda, la empresa aceitera ha llegado a deforestar 3.600 hectáreas en Kalangala, además de desplazar forzosamente a campesinos y campesinas de la zona, así como a sus familias. Estas comunidades se han visto privadas de sus medios de vida sin recibir ninguna indemnización o alternativa, mientras la empresa ha usurpado una gran cantidad de recursos locales necesarios para la producción agraria, la alimentación y la salud de la población.

 
Inversiones agrícolas "responsables" en las islas de Kalangala (lago Victoria)
• Amigos de la Tierra  

Un demoledor informe de Amigos de la Tierra Uganda desvela las graves cnsecuencias que acarrean las políticas de inversiones en tierra sobre las poblaciones locales, comunidades agrícolas que han vivido de estas tierras desde tiempo inmemorial. Las tierras que ahora les son expropiadas para fomentar grandes proyectos de monocultivos, financiados por los grandes gurupos inversores y organismos

Anne van Schaik de Amigos de la Tierra Europa afirmó que «los inversores tienen que presionar a Wilmar para que corrija su comportamiento empresarial e o si no, invertir en otro tipo de empresas. Wilmar y sus filiales están deforestando Uganda con dinero europeo».

La mayoría de inversores y financiadores cuentan con principios de sostenibilidad para orientar el destino de sus aportaciones económicas, hacia empresas que defienden estándares internacionales de sostenibilidad – los principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, directrices de la OCDE y la mesa redonda sobre Aceite de Palma sostenible (RSPO). Sin embargo, según informa Amigos de la Tierra Europa, Wilmar está violando estos criterios y los inversores no están haciendo nada para evitarlo.

Blanca Ruibal, responsable de agricultura y alimentación de Amigos de la Tierra agregó que «aunque las instituciones financieras siguen unos principios de sostenibilidad, no están actuando ante la falta de responsabilidad por parte de Wilmar. Esta situación no es nueva, Wilmar lleva muchos años implicada en conflictos por el derecho a la tierra y en violaciones de derechos medioambientales y, por tanto, sociales. Todos sus inversores y financiadores deberían regirse por los principios que declaran».

Amigos de la Tierra Europa hace un llamamiento para que los inversores y financiadores de Wilmar presionen a la compañía con el fin de aclarar sus operaciones o directamente dejar de invertir. Los bancos europeos y fondos de pensiones no deberían contribuir a la generación de conflictos por la tierra, poniendo en peligro a las comunidades locales, y fomentando la deforestación o la violación de las leyes nacionales. Wilmar debe poner fin al acaparamiento de tierras inmediatamente y garantizar una indemnización adecuada.

Cualquier proyecto futuro debe respetar la legislación y asegurar que cuenta con el consentimiento libre, previo e informado de las comunidades afectadas.

Notas: 

[1] Información sobre Wilmar y sus financiadores europeos. Puedes ver el informe completo aquí. En 2011 y 2012, Newsweek clasificó a Wilmar como la peor empresa del mundo en términos de actuación ambiental (la última de las 500 empresas que cotizan en bolsa más grandes del mundo).

[2] Amigos de la Tierra Europa estableció contacto con las principales entidades que financian a Wilmar International en Europa, mediante acciones o préstamos a Wilmar en los últimos tres años.

Estas entidades incluyen HSBC (921 millones de euros en préstamos), BNP Paribas (241 millones euros), Deutsche Bank (24 millones de euros) y Rabobank (222 millones de euros en créditos). También contactó a los fondos de pensiones holandeses ABP y Pensioenfonds Zorg en Welzijn que poseen acciones de Wilmar.Algunos de estos inversores han respondido diciendo que se han puesto en contacto Wilmar y están satisfechos con su respuesta.

[3] El aceite de palma se utiliza comúnmente en agrocombustibles, su producción supone una presión importante y creciente en nuestra tierra, los alimentos y los bosques. Los países europeos han establecido objetivos obligatorios y subvencionan los agrocombustibles, para cumplir los objetivos de la UE de energía renovable, pero estos objetivos han impulsado la expansión de las plantaciones en el extranjero. La legislación sobre los agrocombustibles se está debatiendo actualmente en el Parlamento Europeo y el Consejo: Amigos de la Tierra insta a que la UE limite el empleo de dichos combustibles que debe de tender hacía cero en el medio plazo, así como la introducción de la contabilidad del carbono total para evitar los agrocombustibles con altas emisiones de carbono comercializados en Europa, como el biodiesel de aceite de palma.

[4] Wilmar está acusada de violar La ley nacional del medio ambiente (1988), la Constitución de Uganda (1995), la Ley de adquisición de tierras (1965) y la Ley de Tierras (1998).