boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

Avances I+D

Un estudio en California apunta a zonas urbanas como principal origen de la E. coli en el agua

Detectan hasta 600 tipos diferentes de E. coli en la zona central de la cuenca del río Santa Ana, en California

05-12-2012 por Boletín Agrario Un estudio elaborado por científicos estadounidenses en el Estado de California ha determinado que la presencia de la bacteria E. coli en la cuenca hidrográfica del río Santa Ana no debe su origen a las explotaciones ganaderas, sino que el foco se sitúa en las propias zonas urbanas. El estudio también ha analizado la resistencia a los antibióticos de los 600 tipos de E. coli detectados

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

 
Prado Wetland, en la cuenca fluvial del río Santa Ana (California)
• ARS /USDA  

Vista de este humedal, que que forma parte de la vasta red de vías navegables de la Cuenca del Río Santa Ana, en California. El microbiólogo del ARS Mark Ibekwe y su equipo toman muestras de 20 sitios en toda la cuenca desde hace más de un año en un estudio para determinar el origen de las cepas de Escherichia coli.

El estudio, elaborado por científicos del Laboratorio Estadounidense de Salinidad en Riverside, California, ha analizado 450 muestras de agua y sedimento recogidas en 20 ubicaciones repartidas por la parte central de la cuenca hidrográfica del río Santa Ana. Estos puntos incluyeron áreas urbanas, áreas de alimentación del ganado, parques, bosques nacionales, y tres plantas de tratamiento de aguas residual, según indican desde el ARS.

El análisis muestra la presencia de hasta 600 tipos diferentes de Escherichia coli, que han sido agrupados por los investigadores en seis poblaciones clonales. El estudio determina que el origen de las principales cepas de E. coli se encuentra en zonas "dominadas por el desarrollo urbano o las actividades de los seres humanos" y no en las explotaciones ganaderas de bovino, como se suele creer.

Aunque la mayoría de cepas de E. coli son totalmente inocuas, algunas variantes pueden llegar a ser incluso mortales, como bien pudimos comprobar durante la mal llamada "crisis del pepino". La presencia de esta bacteria se considera como un inidcador para evaluar la calidad de las aguas.

El estudio liderado por el microbiólogo Mark Ibekwe también ha analizado la resistencia de las distintas bacterias a los antibióticos. Según los resultados obtenidos, entre el 88 y el 95% de las muestras presentaron resistencia a la rifampicina, mientras que aproximadamente el 75% lo hizo a la tetraciclina. Este último tipo de resistencia fue el más común en las muestras de E. coli recogidas cerca de plantas de tratamiento de aguas residuales. El estudio revela que el 24% de los 144 tipos de E. coli detectados en las muestras de sedimento asociadas a vertidos procedentes de áreas urbanas presentaron resistencia hasta a siete antibióticos distintos.

Los resultados de este estudio que sitúa a los vertidos procedentes de las zonas urbanas como la principal fuente de E. coli en el agua han sido publicados en la revista científica PLOS ONE.

Novedades en boletinagrario.com

Lo más leído en Avances I+D

Observatorio de Precios