boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgroalimentaciónAgricultura

El viento minimiza los efectos de las últimas heladas en el campo de la Comunitat Valenciana

Se ven daños en la floración de almendros, melocotoneros y nísperos de algunas zonas

06-02-2012 por La Unió de Llauradors LA UNIÓ de Llauradors informa que la ola de frío siberiano de las últimas horas ha afectado en menor medida de lo esperado al campo valenciano gracias a que el viento en muchas zonas ha minimizado los efectos de las heladas. Las hortalizas son el cultivo más sensible y dañado por tanto, mientras que las afecciones en los cítricos son principalmente a causa del rameado del viento.

Contenidos de la entrada

 

Los efectos de las heladas sobre la agricultura depende del tipo de cultivos y zonas, pero en todo caso el daño que se esperaba no ha sido tan grave debido a los efectos amortiguadores del viento. Esa es la principal conclusión de las bajas temperaturas para el conjunto de la Comunitat Valenciana, aunque en aquellos lugares donde no hubo apenas viento se observa un mayor grado de afección en los cultivos.

Los principales daños se centrarán en los cultivos de hortalizas, más sensibles en esta época a los efectos del frío, sobre todo en las comarcas del Camp de Túria, l’Horta y la Ribera. La alcachofa es la producción más afectada -junto a habas, coles, lechugas, etc-; debido a su importancia y la helada provoca su manchado y posterior deterioro comercial, aunque puede ir destinada a industria pero con el consiguiente descenso de precio. Una segunda oleada de heladas podría ser letal para este cultivo. A destacar que en la zona de la DO Alcachofa de Benicarló no se observan daños afortunadamente por el viento.

En el cultivo de los cítricos se ven algunos campos situados en partidas muy profundas con daños por heladas y también en determinadas zonas donde el cultivo de los mismos no era habitual (zonas altas del Camp de Túria, Los Serranos, la Vall d’Albaida y la Costera), pero en conjunto los daños han sido mínimos y los que hay son por rameado de la fruta debido al viento, lo que podría provocar una depreciación comercial. En la Vall d’Albaida y la Costera prácticamente se puede dar por perdida la cosecha en las variedades pendientes de recolectar como Nadorcott, Lane-late, Valencia Late y Ortanique

También se observan daños en los campos de almendros cuya floración estaba en fase más avanzada o en las variedades extratempranas de melocotones o nectarinas con la flor ya muy abierta. Destacar por ejemplo que en la zona productora de la Ribera Alta los daños en esas variedades podrían ser cercanos al 100% en algunas zonas.

Por lo que se refiere al cultivo del níspero en la zona principal de producción, como es la comprendida en la DO Callosa d’Ensarrià, las temperaturas llegaron a alcanzar los -2º y han tocado los nísperos aunque en el caso de haber bajado aún más se hubiera visto afectada la mayor parte de la producción. Es muy pronto no obstante para evaluar los posibles daños en todos estos cultivos hasta ver la evolución que nos indicará el grado de afección.

Un dato que refleja las extremas temperaturas que ha habido es que en algunas zonas de la Vall d’Albaida se han visto afectados algunos contadores de agua al quedar reventados por la congelación. En las explotaciones ganaderas situadas en zonas de interior la nieve y el hielo dificulta el acceso a las mismas y provoca un encarecimiento de los costes de producción. Se produce así mismo un aumento del coste de combustible para calefacción y se encarece la alimentación del ganado porque la falta de pastos naturales obliga a gastar más en pienso y forrajes.

Observatorio de Precios

Lo último en Agricultura

Lo más leído en Agricultura