boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadDesarrollo Sostenible

El Instituto de Desarrollo Comunitario pide a Rajoy "demostrar sensibilidad" por el Segundo Pilar

"El primer pilar de la PAC es muy importante, pero es el segundo el que permite hacer política", ha declarado el presidente del IDC

La localidad segovana de Los Ángeles de San Rafael ha acogido la celebración de un seminario técnico organizado por Instituto de Desarrollo Comunitario (IDC). Su presidente, Felipe González de Canales, anima al nuevo Gobierno a "demostrar sensibilidad hacia las orientaciones sobre desarrollo rural adoptadas por la Comisión Europea en los últimos meses"

05-12-2011 por IDC

Contenidos de la entrada

 

El primer pilar de la Política Agraria Común, integrado por las ayudas directas a explotaciones, "es muy importante para el medio rural español" porque llega íntegramente desde las instancias europeas, pero es el segundo pilar (vinculado al desarrollo rural) el que permite "hacer política" a los responsables institucionales. El presidente del Instituto de Desarrollo Comunitario (IDC), Felipe González de Canales, ha pedido esta mañana al Gobierno que tomará posesión el 22 de diciembre "que demuestre sensibilidad" hacia las nuevas orientaciones sobre desarrollo rural puestas de manifiesto por la Comisión Europea.

Durante el seminario técnico que la entidad celebraba en la localidad segoviana de Los Ángeles de San Rafael, González de Canales ha recordado que la propuesta de reglamento FEADER llevada recientemente al Parlamento Europeo tiene entre sus objetivos un desarrollo territorial equilibrado, "lo que tiene mucho que ver con el punto de vista del IDC, que defiende desde hace dos décadas un planteamiento de desarrollo integral, intersectorial, sostenible y endógeno".

Esta novedad "es una buena noticia para el IDC, ya que para nosotros son positivas todas las medidas que se lleven a cabo en el conjunto del territorio", ha subrayado, por lo que "nos interesan del mismo modo la agricultura, el medio ambiente, el turismo, la artesanía y las pymes". "Todas las medidas desarrolladas para crear riqueza y empleo en esos campos son positivas, siempre que se lleven a cabo con el compromiso de los actores locales, que se sientan involucrados en el proceso", ha destacado.

Además, esa actuación "debe llevarse a cabo de forma conjunta con las administraciones", ya que la primera consecuencia de esa coordinación "es que las personas se sienten involucradas en el proyecto de territorio". En opinión de González de Canales, otra novedad relevante de la nueva reglamentación es que, por medio de los contratos de partenariado, "todos los fondos considerados hasta ahora estructurales pasan a actuar de forma coordinada en el territorio, lo que lleva, de algún modo, a que el enfoque Leader salga de la exclusividad del FEADER".

Por todo ello, el presiente del IDC ha hecho votos por "el entendimiento y la colaboración" con el nuevo Gobierno, ya que "el futuro de muchos pueblos depende de la aplicación del Feader y de fondos como el FSE, FEDER o el Fondo Europeo de Pesca.

Compromiso con el medio rural

El Instituto de Desarrollo Comunitario es una asociación sin ánimo de lucro con más de un cuarto de siglo de experiencia en el impulso del desarrollo rural en España. Se constituyó con el objetivo de promover el desarrollo local en los territorios rurales, sustentado en la promoción colectiva de los actores locales. Entre sus prioridades está la conformación de un tejido socioeconómico que permita mejorar las condiciones de vida, trabajo y participación de la sociedad rural, y tiene entre sus líneas maestras la de promover la diversificación económica de los territorios rurales hacia la pequeña empresa, la recuperación del patrimonio artístico, los productos ligados al territorio, la artesanía, el turismo rural o las nuevas tecnologías. Todo ello debe permitir la consolidación de unas señas de identidad y un tejido social dinámico y compacto en los territorios.

Otra de las líneas de trabajo del IDC hace referencia a la formación de los habitantes del medio rural, condición necesaria para materializar los proyectos de desarrollo. En la misma línea se inscribe la necesidad de impulsar programas de desarrollo local en colaboración con entidades públicas y privadas de los ámbitos local, regional, nacional e internacional. Siempre con la mirada puesta en actuaciones de desarrollo global, integrado y sostenible, articulados en procesos endógenos con vocación de continuidad.

Por todo ello, el instituto lidera acciones encaminadas a desarrollar una ordenación adecuada de los espacios rurales, garantizando el protagonismo de los habitantes del medio y optimizando sus esfuerzos. Estos espacios de actuación se dirigen a dinamizar la población y sus asociaciones reforzando el concepto de participación, así como a analizar los diferentes factores económicos, sociales y culturales que inciden en el desenvolvimiento de las zonas rurales.