boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgroalimentaciónAgricultura

Las lluvias siguen provocando daños a la cosecha de aceituna en Cataluña

Pese a las pérdidas actuales, las lluvias beneficiarán el cultivo de cara a la cosecha del próximo año

Esta organización advierte de que las últimas lluvias caídas en gran parte de Cataluña la última semana han agravado aún más la escasa cosecha de aceitunas prevista para esta campaña, ya que como consecuencia de los aguaceros, han caído muchas aceitunas en el suelo. En muchas plantaciones no vale la pena recoger las pocas aceitunas que quedan en los árboles

11-11-2011 por Unió de Pagesos

Contenidos de la entrada

 
Cosecha de aceitunas malograda por las lluvias en Les Garrigues
• Unió de Pagesos  

Las lluvias beneficiarán el cultivo de cara a la cosecha del próximo año pero, en cuanto a esta campaña, han provocado que en muchas plantaciones no valga la pena recoger las pocas aceitunas que quedan en los árboles, ya que la mayoría de la producción ha caído al suelo.

El sindicato ha pedido a los jefes de las oficinas comarcales y a la Dirección General de Desarrollo Rural del departamento de Agricultura de la Generalitat que recorran el territorio para realizar una valoración de los daños que han sufrido los olivicultores catalanes como consecuencia de la sequía y los últimos aguaceros . Unió de Pagesos calcula que las pérdidas del sector afectarán a más del 70% de la producción y serán superiores a los 27 millones de euros.

En este sentido, el sindicato celebra que el consejero de Agricultura, Josep Maria Pelegrí, se haya comprometido con Unió de Pagesos en el marco de la Mesa de Concertación Agraria del pasado día 4 a articular algún tipo de ayuda directa para aquellos productores afectados de manera más grave por la sequía, con el objetivo de que ningún agricultor profesional tenga que abandonar su actividad.

Unió de Pagesos reconoce el compromiso del consejero con el sector pero quiere recordar que el problema de la sequía en los olivos es incuestionable, y aún más tras las últimas lluvias, y que el campesinado profesional que vive de este cultivo o de la fruta seca de explotaciones de secano, es el sector que más sufrirá.

El sindicato coincide con Pelegrí sobre la necesidad de modificar los seguros y asegurar el riego de cara al futuro, aunque considera que el primer paso que hay que dar es conseguir que los seguros sean útiles y cubran los rendimientos reales de las plantaciones, así como que los regadíos sean asumibles económicamente para el campesinado.