boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

Avances I+D

La Junta de Andalucía informa al sector de las medidas preventivas contra la West Nile

Hasta el momento, sólo se han dado cuatro casos de West Nile en caballos en Andalucía

Desde la Consejería de Agricultura se ha insistido en la efectividad de los controles periódicos, métodos de prevención centrados en el manejo de la explotación, y medidas de refuerzo que llevan a cabo los servicios sanitarios de cada explotación para detectar y controlar esta enfermedad.

16-09-2010 por Junta de Andalucía

Contenidos de la entrada

 

La directora general de Producción Agrícola y Ganadera, Judit Anda, ha mantenido una reunión con veterinarios y asociaciones de criadores de caballos para coordinar las acciones preventivas encaminadas a reforzar la vigilancia y control de la cabaña equina y también para informarles sobre las protocolos sanitarios puestos en marcha por la Consejería de Agricultura tras la detección en Andalucía del virus de la Encefalitis del Oeste del Nilo (West Nile).

Hasta el momento, sólo se han dado cuatro casos de West Nile en caballos en Andalucía. Tres de los caballos afectados (dos en Jerez y uno en Chiclana) se recuperan favorablemente, mientras que un cuarto animal localizado en una explotación jerezana ha muerto a consecuencia del virus.

Desde la Consejería de Agricultura se ha insistido en la efectividad de los controles periódicos, métodos de prevención centrados en el manejo de la explotación, y medidas de refuerzo que llevan a cabo los servicios sanitarios de cada explotación para detectar y controlar esta enfermedad.

Además, se recomienda a los ganaderos una constante vigilancia y observación de sus animales, especialmente de los síntomas que puedan hacer pensar en la presencia del mencionado virus y de esa forma identificarlo precozmente.

La encefalitis del Oeste del Nilo, producida por el virus West Nile, es una enfermedad infecciosa no contagiosa que se transmite por la picadura de un mosquito y que afecta principalmente a aves migratorias, que son el principal reservorio epidemiológico para su difusión. Este virus no se transmite de caballo a caballo ni a través de la ingesta de alimentos.