boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

ServiciosGlosario

hachís

Definición de hachís

Etimología de hachís: Del árabe clásico حشيش (ḥašīš), hierba.

Etimología de quif: Del árabe marroquí kif, cáñamo indio, este del árabe kayf, [buen] humor, y este del árabe clásico kayfa, cómo.

1. m. Estupefaciente obtenido de la resina del cáñamo índico, previamente desecado.

RAE.

1. El hachís es una droga psicoactiva derivada del cannabis. Se extrae al desprender de las flores del cannabis los tricomas que la cubren. De aspecto sólido, se hace maleable al calentarlo. Es de color marrón con reflejos rojizos, negros, verdosos y dorados. Se suele fumar en pipa, mezclado con brotes de cannabis.

Los efectos del hachís son semejantes a los de la marihuana, aunque hay que tener en cuenta que el hachís que se compra en el mercado negro suele estar adulterado, así que puede ser nocivo. El hachís se produce principalmente en el valle del Rif (Marruecos), en Afganistán, en el Líbano, en Nepal, Cachemira y en la India.

Wikipedia.

Traducciones para hachís

inglés

hashish ; hash

francés

haschich

alemán

haschisch ; Hasch

italiano

haschich

portugués

haxixe

holandés

Hasjiesj ; hasj

ruso

Гашиш

Definición de hachís

Los "fumadores de hachís" y la palabra asesino.

Existe una hipótesis acerca de la etimología de la palabra "asesino", aunque no aceptada por buena parte de los lingüistas, sí que es bastante conocida, quizá por su enorme atractivo. Esta palabra provendría del persa hashishiyyin, lo que significa "fumadores de hachís". Este era el término por el que sus enemigos, presentados como temerosas víctimas, conocían a los nizaríes, una reducida secta religiosa medieval perteneciente al ismailismo chií. Tras siglos de sufrir persecuciones y razzias, este pequeño grupo bajo el mando del carismático Hasan-i Sabbah, más conocido por su apelativo de "El Viejo de la Montaña", logró apoderarse de la fortaleza de Alamut en el año 1092, al sur del mar Caspio. Desde tan excepcional baluarte, Hasan convirtió a sus seguidores en especialistas del crimen, al menos según nos ha llegado de sus enemigos, los mismos que les empezaron a llamar los "fumadores de hachís", los asesinos.

Boletín Agrario.

Compartir en Google +