boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgroalimentaciónBiblioteca agrariaGanaderíaOvino y CaprinoOvino y Caprino - Cría y Selección

Primera valoración genética para el carácter Prolificidad en la raza Merina (IIª Parte)

Documento divulgativo realizado por la Universidad de Córdoba en colaboración con la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Merino

La prolificidad es, junto a la fertilidad, uno de los principales parámetros reproductivos a tener en cuenta en la selección y cría del ganado. En el caso de las ovejas de raza merina la mejora de los caracteres reproductivos del ganado «tendrá una repercusión económica clara».2ª parte del documento divulgativo realizado por Antonio Molina Alcalá (UC) y Florencio Barajas Vázquez (Raza Merina)

28-05-2013 por Universidad de Córdoba / Criadores de Ganado Merino

Viene de la Iª Parte

Aunque la mejora de la supervivencia es básicamente ambiental (manejo de la alimentación y de las reproductoras), se puede, con metodología semejante a la descrita, hacer una valoración genética para determinar aquellos animales con un mejor comportaamiento en este sentido (principalmente por su mejor instinto maternal, aunque también por su mejor capacidad lechera). 

En un análisis preliminar en el que se han controlado un total de 65750 corderos desde el nacimiento hasta el final del cebo, se ha determinado una mortalidad global del 8,19 % distribuido según se muestra en la figura nº 3:   

 
Mortalidad de los corderos Merinos desde el nacimiento hasta el sacrificio

Primera valoración genética para el carácter Prolificidad en la raza Merina. Figura 3: Mortalidad de los corderos Merinos desde el nacimiento hasta el sacrificio

Si se realiza un análisis global en función de la prolificidad (Figura nº 4) se observa como al nacimiento no existen prácticamente diferencias en cuanto a la mortalidad de los corderos, pero en las dos primeras semanas de vida esta se incrementa hasta el 13,4 % en el caso del parto triple en relación al 8,8 % del parto doble y a sólo el 5,5% del parto simple (% acumulado). A partir de este momento estas diferencias se mantienen de forma que llegan al sacrificio después del cebo el 92,6% de los corderos de parto simple, un 89,2 % de los de parto doble, y un 85,9 para los de parto triple. Este análisis se podría completar analizando el crecimiento medio de cada uno de los corderos (21,0, 18,1 y 16,5 a los 75 días respectivamente para los corderos de parto simple, doble y triple respectivamente) y otros parámetros como el consumo de pienso o las características de la canal para determinar el rendimiento real comparativo de cada tipo de parto.

 
Evolución porcentaje de mortalidad acumulada corderos merinos (partos simples, dobles y triples)

Primera valoración genética para el carácter Prolificidad en la raza Merina. Figura 4: Evolución del porcentaje de mortalidad acumulada para los corderos merinos procedentes de parto simple, doble y triple

La complejidad de los modelos para realizar esta valoración (además de los factores ambientales principales hay que tener en cuenta la propia prolificidad y una estimación indirecta de la producción lechera mediante el crecimiento de los corderos) es muy elevada, por lo que aún estamos en fase de puesta a punto de los modelos de supervivencia (esperamos tenerlos operativos en unos meses). 

Estas metodologías dotan al esquema de unas herramientas muy potentes que darán una gran flexibilidad al técnico y al criador para determinar, para sus características de sus animales y de su explotación, si es posible (deseable) o no incrementar la prolificidad (una vez determinado el porcentaje de mortalidad asumible) y se enmarca en una filosofía de apertura del esquema de selección nacional de la raza Merina al sector más comercial de ganaderos que están explotando animales con una elevada base genética merina, a través de dos líneas estratégicas para la Asociación de Criadores:

A Por un lado la orientación de una parte de la población merina a cubrir las necesidades de los ganaderos que están explotando hembras con base genética de esta raza en cruce con otras razas de crecimiento precoz (la mayoría derivadas de la propia raza merina). Esta línea de actuación pretende conseguir a corto-medio plazo la CREACIÓN DE UNA LÍNEA GENÉTICA MERINA DE MORFOLOGÍA MEJORADA Y DE ALTO RENDIMIENTO REPRODUCTIVO ORIENTADA HACIA EL CRUCE INDUSTRIAL. Para ello, además de contar con un plantel de sementales mejorantes para la prolificidad y la supervivencia al nacimiento y al destete, es necesario homogeneizar y mejorar la morfología de esta población con base genética merina. 

A este respecto llevamos ya más de un año recogiendo información de campo para poner a punto un sistema de calificación lineal muy simplificado que pueda ser utilizado en condiciones rutinarias de campo. Destacar de la misma forma que desde hace varios años se está llevando a cabo un estudio de caracterización morfológica de las diferentes líneas y estirpes existentes en la raza Merina que pueden también contribuir a que el criador decida que tipo de animal puede ser más rentable para sus condiciones de explotación, ya que entre estas estirpes existen diferencias muy claras en cuanto a tamaño de las reproductoras, y crecimiento de sus corderos, pudiendo por lo tanto el criador decidir si le interesan ovejas con un menor tamaño (menores gastos de mantenimiento) aunque con menor crecimiento de sus corderos (que puede ser compensado si se utilizan machos de otras estirpes más grandes o incluso de otras razas de mayor crecimiento), o con mayor tamaño y crecimiento de sus corderos. 

B Pero también y no menos importante es el aprovechamiento de la información productiva de dichos ganaderos para mejor la fiabilidad de las valoraciones que se están llevando a cabo dentro del Esquema de Selección (ampliando la base de selección y ampliando las pruebas de descendencia a toda las condiciones comerciales de manejo), siguiendo para ello el modelo de la oveja Lacaune (un esquema plenamente desarrollado en la población en pureza con un control más simplificado en los estratos comerciales) que ha permitido un progreso genético enorme en relación a los esquemas clásicos de otras razas. 

 Autores:

Antonio Molina Alcalá (Universidad de Córdoba)

Florencio Barajas Vázquez (Asociación Nacional de Croadores de Ganado Merino)

Compartir en Google +
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, así como para ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.