boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgroalimentaciónBiblioteca agrariaAgriculturaAgroecologíaCompostaje

Manual práctico de técnicas de compostaje

Útil guía publicada por Abarrataldea. Muy práctica para cualquier público

Guía eminentemente práctica publicada por Abarrataldea, el Grupo de Trabajo Técnico Especializado en Aprovechamiento Integra de Restos Orgánicos de Álava. Dirigido tanto a particulares como a profesionales del agro, tal y como dicen sus autores "que nadie pretenda hacerse un especialista en compostajes asimilando sus contenidos". Lectura muy recomendada, especialmente para huertos y jardines.

26-05-2010 por Grupo Abarrataldea

I QUÉ ES EL COMPOSTAJE

Es una técnica que imita a la naturaleza para trasformar -de forma más acelerada- todo tipo de restos orgánicos, en lo que se denomina compost o mantillo, que tras su aplicación en la superficie de nuestra tierra se ira asociando al humus, que es la esencia del buen vivir de un suelo saludable, fértil y equilibrado en la naturaleza.

Esta técnica se basa en un proceso biológico (lleno de vida), que se realiza en condiciones de fermentación aerobia (con aire), con suficiente humedad y que asegura una transformación higiénica de los restos orgánicos en un alimento homogéneo y altamente asimilable por nuestros suelos. En este proceso biológico intervienen la población microbiana como son las Bacterias, Actomicetos, y Hongos que son los responsables del 95% de la actividad del compostaje y también las algas, protozoos y cianofíceas. Además en la fase final de este proceso intervienen también macroorganismos como colémbolos, ácaros, lombrices y otros de otras muchas especies.

El compostaje se ha efectuado desde tiempos remotos y se conoce con diferentes nombres. Hay muchas formas de desarrollarlo. Aún podemos recordar la "basura", ongarria, el ciemo, el cuchu, de las cuadras de nuestro entorno. En la actualidad existen grandes plantas industriales de compostaje que se nutren de los residuos de ciudades o zonas altamente pobladas donde se comienza a organizar la recogida selectiva de basuras. En estas grandes plantas de compostaje industrial se utilizan tanto los residuos orgánicos de alimentos, agrícolas, ganaderos, forestales y lodos extraídos de las depuradoras de aguas residuales. Pero también se está extendiendo en zonas rurales el compostaje doméstico y el colectivo.

En nuestras zonas rurales (provincia de Álava, nota de BA), a pesar del retroceso de la ganadería, de la agricultura y de la selvicultura, se está produciendo una gran expansión de zonas urbanizadas de viviendas unifamiliares con jardines y huertos. En ellas se generan importantes cantidades de variados restos vegetales que junto a los restos orgánicos de alimentos o de cría de animales son un gran recurso que podríamos aprovechar tanto en cada vivienda como colectivamente con las técnicas de compostaje.

II LAS VENTAJAS DEL COMPOSTAJE

Ahorraremos en abonos. Haciendo compost con nuestros restos no necesitaremos comprar abonos ni sustratos, ya que los tendremos en casa gratis y de gran calidad.

Ahorraremos en recogida de basuras. Se estima que entre el 40 y el 50% de una bolsa de basura doméstica está formada por desechos orgánicos. Es un gasto absurdo pagar porque se recojan, trasladen y amontonen para que se pudran o ardan estos restos y los de las podas y siegas del césped -muchas veces a decenas de kilómetros- pudiéndolos transformar en un rico abono en nuestra propia casa o entorno inmediato con el consiguiente ahorro.

Contribuiremos a reducir la contaminación. Cuanto más cerca aprovechemos los restos orgánicos más se reducirá el consumo de combustibles para el transporte, habrá menos acumulación de desechos en vertederos y contribuiremos a una notable reducción de sustancias tóxicas y gases nocivos en los mismos, puesto que en los vertederos los restos orgánicos se pudren (sistema anaerobio), envueltos con todo tipo de materiales inorgánicos. Por supuesto que también evitaremos la contaminación producida al quemarlos.

Mejoraremos la salud de la tierra y de las plantas. El compost obtenido de nuestros desechos orgánicos se pude emplear para mejorar y fortalecer el suelo del césped, de los arbustos, de los árboles y del huerto, con una calidad de asimilación incomparablemente superior a la de sustancias químicas o sustratos de origen desconocido que compramos, ya que el compost vigoriza la tierra y favorece la actividad de la vida microbiana, evita la erosión y el lixiliviado de los nutrientes y en general potencia y favorece toda la actividad biológica de los suelos, que es la mejor garantía para prevenir plagas y enfermedades en los vegetales.

III QUE RESTOS ORGANICOS PODEMOS COMPOSTAR

Todo lo que empleemos influirá de una u otra forma a lo largo de todos los procesos que se irán produciendo. Poe eso hemos de adoptar la precaución de no incluir nunca en el compostaje elementos tóxicos o nocivos. El siguiente listado facilitará la selección.

Materiales orgánicos compostables sin problemas

  • Plantas del huerto o jardín
  • Hierbas adventicias o mal llamadas "malas hierbas", (mejor antes de que hagan semillas)
  • Estiércol y camas de corral
  • Ramas trituradas o troceadas procedentes de podas (hasta unos 3 centímetros de grosor)
  • Matas y matorrales
  • Plantas medicinales
  • Hojas caídas de árboles y arbustos (evitando las de nogal y laurel real)
  • Heno y hierba segada
  • Césped (en capas muy finas y previamente desecado)
  • Mondas y restos de frutas y hortalizas
  • Restos orgánicos de comida en general
  • Alimentos estropeados o caducados
  • Cáscaras de huevo (mejor trituradas)
  • Posos de café (se pueden incluir los filtros de papel)
  • Restos de infusiones (las que va en sobre si él)
  • Servilletas y pañuelos de papel (no impresos ni coloreados); mejor reciclarlos
  • Cortes de pelo (no teñido)
  • Lana en bruto o de viejos colchones (en pequeñas capas y mezclado)
  • Restos de vino, vinagre, cerveza o licores
  • Aceites y grasas comestibles (muy esparcidos y en pequeña cantidad)
  • Cáscaras de frutos secos
  • Materiales compostables con reservas o limitaciones
  • Pieles de naranja, cítricos o piña (pocos y troceados)
  • Restos de carnes, pescados, mariscos, sus estructuras óseas y caparazones
  • Patatas estropeadas, podridas o germinadas
  • Cenizas (espolvoreadas y prehumedecidas)
  • Virutas de serrín (en capas finas)
  • Papel y cartón (sin impresión de tintas en colores); mejor reciclarlos
  • Trapos y tejidos de fibra natural (sin mezclar ni tintes acrílicos)
  • Ramas y hojas de tuya y ciprés (muy pocas, troceadas y prehumedecidas)

No añadir NUNCA al compost

  • Materiales químicos-sintéticos
  • Materiales no degradables (vidrio, metales, plásticos)
  • Aglomerados o contrachapados de madera (ni sus virutas o serrín)
  • Tabaco (cigarros, puros, picadura), ya que contiene un biocida potente como la nicotina y diversos tóxicos
  • Detergentes, productos clorados, antibióticos

Para quienes se interesen por un compostaje ecológico además deberán evitar materiales que puedan contener fungicidas, herbicidas y cualquier tipo de pesticidas porque siempre dejan algún rastro.

[para seguir leyendo descárgate el manual completo]

Más información sobre compostaje en http://www.abarrataldea.org

Descargar el archivo
Descargar el archivo

Fichero: 139.zip Peso: 3.61 Mbytes

Nombre original: compostabarrataldea.pdf

Compartir en Google +
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, así como para ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.