boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadMedio Ambiente

Varias organizaciones muestran su decepción ante la reunión de la Comisión Ballenera Internacional

Hoy se ha clausurado el 62º congreso de la CBI, celebrado durante esta semana en Agadir

Los 88 gobiernos presentes en la reunión de la CBI en Agadir, Marruecos, han debatido durante estos días la aprobación de una propuesta que permitiría la caza comercial de ballenas en el Océano Antártico por primera vez en casi 25 años. Este nuevo acuerdo otorgaría, además, cuotas de captura para dos especies de ballenas catalogadas como ‘amenazadas’ en la Lista Roja de la UICN.

25-06-2010 por Varias ONG

Contenidos de la entrada

Nota de boletinagrario.com: Comunicados realizados por WWF y Greenpeace durante la celebración de la 62ª reunión de la FBI, clausurada hoy viernes día 25 de junio.

 
Activistas de Greenpeace protestan frente a la pesca de un rorcual
• 05-01-2006   Greenpeace / Jeremy Sutton-Hibbert  

Una neumática del MY Esperanza de Greenpeace muestra una pancarta con el nombre de Gorton′s, la firma que auspicia la caza de ballenas, frente a un rorcual aliblanco muerto que va a ser transbordado al buque japonés Kyo Maru

WWF califica la reunión de la CBI como "decepcionante" (WWF, 23 de Junio de 2010):

Los delegados de los gobiernos participantes en la Comisión Ballenera Internacional (CBI) informaron hoy del fracaso de las negociaciones en la reunión que mantienen desde el pasado lunes. WWF desconfía de que sea posible llegar a un acuerdo entre países a favor y en contra de la caza de ballenas, antes del término de la semana.

Los 88 gobiernos presentes en la reunión de la CBI en Marruecos debaten estos días la aprobación de una propuesta que permitiría la caza comercial de ballenas en el Océano Antártico por primera vez en casi 25 años. Este nuevo acuerdo otorgaría, además, cuotas de captura para dos especies de ballenas catalogadas como ‘amenazadas’ en la Lista Roja de la UICN: el rorcual común y la ballena de Sei.

Los delegados han declarado hoy que la propuesta ha llegado a un punto muerto y que es altamente improbable que se llegue a un acuerdo sobre el futuro de las ballenas durante esta reunión.

Más de 30.000 ballenas han muerto desde que se puso en marcha la prohibición de la caza de cetáceos en 1982.

En palabras de Wendy Elliot, reponsable del Programa de Especies de WWF Internacional: "WWF está muy decepcionado con el desarrollo de esta reunión. Una vez más los gobiernos han antepuesto la política a la ciencia, lo que compromete la credibilidad de la CBI y su capacidad para tomar decisiones importantes que beneficien la conservación de las ballenas".

Rusia antepone el petróleo a la conservación de las ballenas (WWF, 24 de Junio de 2010):

La noticia de que Rusia planea continuar con las exploraciones submarinas alrededor de la Isla de Shakalin constituye un escándalo para la conservación de cetáceos. La ballena gris occidental (Eschrichtius robustus) tan sólo cuenta con alrededor de 26 hembras reproductoras que, junto con sus crías, tratan de alimentarse en una pequeña zona en las aguas de la isla de Shakalin, en la costa nororiental rusa.

Hasta los años 80 la población de ballena gris del Pacífico Oeste se consideraba extinguida y, hoy en día, las aguas que rodean la isla son el escenario de una creciente explotación petrolífera. Las constantes explosiones submarinas constituyen una amenaza que pone en peligro el futuro de los pocos ejemplares que luchan por sobrevivir.

El Comité Científico de la CBI expresaba "serias preocupaciones sobre el impacto potencial en las ballenas grises" y recomendaba "de manera enérgica" que las exploraciones petrolíferas en la zona fueran suspendidas. Por su parte, países como EEUU, Reino Unido, México o Mónaco, apoyaron la propuesta de los expertos para paralizar los estudios sísmicos.

Según Wendy Elliott, responsable del Programa de Especies de WWF Internacional: "Las recomendaciones científicas y las declaraciones de varios gobiernos aquí en la CBI deberían haber servido de alarma para Rusia. Ignorarlo resulta escandaloso, el país debería reconsiderar su posición a la hora de proseguir los estudios este año". Y continúa "Esta población de ballenas está a punto de desaparecer, mientras que la exploración de gas y petróleo no deja de aumentar en la zona".

Además del asesoramiento científico de la CBI, otro plantel de expertos ruso ha elaborado un informe sobre las exploraciones petrolíferas de Rosneft, la empresa petrolera propiedad del gobierno ruso que está llevando a cabo las extracciones. Este informe será utilizado a la hora de establecer una reserva marina de ballenas, que está siendo considerada actualmente por el gobierno del país.

Más información en WWF

Greenpeace lamenta que la reunión de la CBI en Agadir no haya logrado un acuerdo para detener la caza de ballenas (Greenpeace, 24 de junio de 2010):

"Después de un año de discusiones en la CBI, el único resultado ha sido un año más de prórroga para alargar las negociaciones" ha declarado Junichi Sato director de Campañas de Greenpeace Japón, quién se enfrenta a 18 meses de cárcel por denunciar el tráfico ilegal de carne de ballenas en Japón (1). "Mientras tanto, la sangre de miles de ballenas se derrama debido a que Japón, Noruega e Islandia siguen cazando estos cetáceos para fines comerciales con total impunidad".

La asociación ecologista denuncia que los gobiernos que han participado en la CBI han mantenido las reuniones a puerta cerrada, ocultando así las negociaciones y dejando a las ballenas con un futuro incierto. Sin embargo, países como Japón aprovecharán este año para seguir realizando la supuesta caza "científica" en el Santuario de la Antártida.

El vicepresidente de la Comisión Ballenera Internacional, Anthony Liverpool, ha señalado que "las posiciones fundamentalistas se han mantuvieron aparte en las negociaciones". Sin embargo, Japón, que mata a la mayoría de las ballenas, insiste en que su caza es para la investigación científica. Greenpeace denunció hace dos años que la carne de ballena llega más a los restaurantes que a los laboratorios. Junichi Sato y Toru Suzuki, dos activistas de Greenpeace, se enfrentan a 18 meses de prisión por hacer públicos estos hechos. Durante más de treinta años, Greenpeace ha luchado para acabar con la caza comercial de ballenas y seguirá haciéndolo hasta que se prohíba (2).

"Ha llegado el momento que los gobiernos a favor de la conservación, como el español, vayan más allá de la retórica y arriesguen hacia una política más activa" ha declarado Celia Ojeda, responsable de Océanos de Greenpeace. "Es el momento de una acción política real que ponga fin a la caza científica de Japón en el Santuario de la Antártida y a la caza comercial de Noruega e Islandia. Hablar sin acción es sólo eso: hablar".

Además, esta reunión ha estado envuelta en una gran polémica por la posible condena de 18 meses de prisión de Junichi y Toru por demostrar las ilegalidades del Gobierno japonés y por las evidencias de que Japón está dispuesta a todo por mantener esta cacería sin sentido, insistiendo en que esto esta matanza es científica, pagando sobornos y votos en la CBI. Greenpeace demanda que se acabe con la caza en el Santuario Ballenero de la Antártida y que se prohíba el comercio internacional de carne de ballena y sus derivados.

Más información en greenpeace