boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadMedio Ambiente

Cambio Climático: "La ciencia habla y los políticos callan"

Organizaciones de la sociedad civil exigen medidas urgentes para afrontar el cambio climático ante la reunión del Panel Intergubernamental en Vigo

05-11-2012 por Amigos de la Tierra Bajo el lema "la ciencia habla, los políticos no escuchan", organizaciones de la sociedad civil denunciaron hoy en Vigo la inacción de los líderes mundiales ante el cambio climático. Los expertos de la ONU, que se reúnen en la ciudad gallega, señalan la actividad humana como la causa principal de los graves impactos del calentamiento global.

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

Entre los días 5 y 9 de noviembre, Vigo acoge la tercera reunión de expertos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC). Cerca de 300 científicos procedentes de todo el mundo evalúan en este encuentro las diferentes opciones de mitigación del cambio climático mediante la limitación de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

 
Deshielo en el Ártico a causa del cambio climático
• 31-01-2012   CSIC  

El Ártico muestra los primeros signos de un cambio climático peligroso. Esto es lo que reveló un estudio coordinado por investifadores del CSIC, quienes pidieron que se establezcan indicadores que alertende futuros cambios abruptos y se formulen políticas para evitarlos

Coalición Clima, Amigos da Terra, Verdegaia, ADEGA, Sociedad Galega de Historia Natural, CCOO, SEO, Greenpeace y Ecologistas en Acción han salido a la calle el primer día de reunión. "El huracán Sandy vuelve a demostrarnos que luchar por la justicia climática no es un lujo en tiempos de crisis sino una necesidad urgente", aseguró Tom Kucharz, miembro de la coalición.

Las organizaciones sociales exigen al Gobierno que escuche las recomendaciones científicas y tome medidas concretas que garanticen la reducción de emisiones y eviten las peores consecuencias del cambio climático. En el último informe, publicado en 2007, el IPCC señala que el cambio climático es inequívoco y alerta de que si no se avanza con urgencia en las políticas de reducción, las emisiones mundiales de GEI seguirán aumentando y agravando los efectos del cambio climático.

"El huracán Sandy vuelve a demostrarnos que luchar por la justicia climática no es un lujo en tiempos de crisis sino una necesidad urgente"

A nivel internacional los gobiernos de los países industrializados han desoído las advertencias de la ciencia, aplazando año tras año el acuerdo que permita reducir las emisiones y frenar así el cambio climático. El Gobierno de España además de no tomar medidas para avanzar hacia un futuro bajo en emisiones, está poniendo freno a las energías renovables, a la rehabilitación de edificios e incrementando la dependencia energética de los combustibles fósiles y los sectores industriales más contaminantes (y menos generadores de empleo), que no solo estancan la reducción de emisiones a nivel estatal, sino que las incrementan. España está lejos de cumplir el Protocolo de Kioto. A pesar de la reducción en la actividad económica y en el transporte debido a la crisis, las emisiones de CO2 se han incrementado un 0,1% respecto al año anterior.

En Galicia unas emisiones equivalentes a 10 toneladas de CO2 por habitante y la central térmica de carbón de ciclo combinado de ENDESA en As Pontes emitiendo por si sola 6,81 millones de toneladas anuales, obstaculiza la lucha contra el cambio climático. Los proyectos de bioenergía ignoran las recomendaciones del Comité Científico de la Agencia Europea de Medio Ambiente y la aplicación del Plan de Activación del Ahorro y la Eficiencia Energética 2008-2011 solo es testimonial.

"Aunque la ciencia cada vez sea más clara acerca de los nefastos efectos del cambio climático, los políticos siguen sin estar a la altura de las circunstancias, poniendo así en peligro la estabilidad climática y ecológica de nuestro planeta y produciendo dramáticas pérdidas humanas y económicas", subraya Kucharz.

El IPCC fue establecido en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente con el mandato de evaluar la información científica, técnica y socio-económica disponible sobre cambio climático sobre una base comprensible, objetiva y transparente. Uno de sus principales productos, los informes de evaluación, tienen una gran relevancia como el referente científico para la toma de decisiones en el proceso de negociación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y para la definición y aplicación de las políticas nacionales en este campo. Los informes del IPCC representan un equilibrio de los puntos de vista científicos y, aunque no son prescriptivos, sí son políticamente muy relevantes.