boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadForestal

FITAG-UGT lamenta la tragedia que está provocando el grave incendio de Girona

Hacen una llamada de atención a las administraciones que han recortado presupuestos dedicados al sector forestal

23-07-2012 por FITAG-UGT La Federación de Industria y Trabajadores Agrarios del sindicato UGT lamenta la tragedia que está provocando el incedio declarado este domingo 22 de julio en la comarca gerundense del Alt Empordá, que ya a costado la vida a cuatro personas y ha arrasado unas 13.000 hectáreas de monte. El viento dificulta enormemente las tareas de extinción, amenazando con extender aún más el incendio

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

La Federación de Industria y Trabajadores Agrarios lamenta la tragedia que está causando el fuego en Gerona, provocando la muerte de cuatro personas y hasta ahora 24 heridos.

 

Esperamos que la extinción del incendio sea lo más rápida posible y no provoque más daños ni personales, ni materiales. FITAG UGT hace una llamada de atención a las Administraciones que han recortado presupuestos dedicados al sector forestal, y que han prescindido de personal forestal altamente cualificado que manteniendo los bosques en las condiciones adecuadas, habría facilitado la extinción de incendios durante este verano.

El fuego sigue activo en el Alt Empordá, Gerona, y lejos de estar controlado, se teme que el viento lo extienda aún más hacia la zona occidental. El fuego, que ocupa ya un perímetro de más de 63 Km, y que ha destruido 13.000 hectáreas de monte, ha dejado ya 4 víctimas mortales y 24 heridos. FITAG UGT lamenta lo sucedido, y manda todo su apoyo a los familiares de las víctimas, esperando que en las próximas horas no aumenten las personas afectadas por el fuego.

Desde la Federación hemos estado denunciando durante mucho tiempo que este año es un año de riesgo máximo de incendios dada la sequía que hemos pasado en los últimos meses. 2012 en la comarca gerundense está siendo el año más seco de las últimas décadas. A eso hay que sumarle los recortes que se han hecho desde la Administración sobre los fondos destinados a la prevención y extinción de incendios. Al disminuir los recursos humanos y materiales, no se ha podido hacer una limpieza de los montes adecuada, lo que vamos a acabar pagando con tragedias como esta. En este momento los montes no están preparados, por lo que se duplican las dificultades para acabar con un incendio de estas dimensiones. Ya nos lamentamos por lo ocurrido en Gerona, Valencia, y Tenerife, pero esto puede ser sólo el comienzo si el Estado sigue subestimando la importancia del cuidado forestal.

Hacemos desde aquí una llamada de atención tanto al Gobierno central como a las Administraciones territoriales, y exigimos que se responsabilicen de sus decisiones, ya que lo que ocurre ahora son las consecuencias de el tiempo, el dinero y el trabajo invertidos en las acciones sobre el medio ambiente y el sector forestal. Ya llevamos más de 120.000 hectáreas de montes quemados en lo que llevamos de año, y seguramente estas cifras crezcan, pero la única manera de apagar estos incendios estivales es hacer una buena prevención durante el invierno.