boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadForestal

FITAG-UGT acusa a los gobiernos regionales de ser responsables subsidiarios de los incendios

"La realidad tristemente una vez más ha venido a darnos la razón"

La Federación de Industria y Trabajadores Agrarios del sindicato UGT considera que los gobiernos regionales de la Comunidad Valenciana, Castilla La Mancha y Murcia son responsables subsidiarios de los incendios producidos en sus Comunidades Autónomas. Denuncian la que consideran una "política indiscriminada de recortes" en materia de prevención y extinción de los incendios

04-07-2012 por FITAG-UGT

Contenidos de la entrada

Desde FITAG-UGT venimos denunciando desde hace tiempo la falta de recursos tanto materiales como humanos en los dispositivos forestales que acarrea la política de recortes que indiscriminadamente vienen aplicando las Administraciones de las Comunidades Autónomas. La realidad tristemente una vez más ha venido a darnos la razón y en los últimos días nos ha brindado otros dos ejemplos de mala gestión en las labores de prevención y extinción de incendios. El más grave en la Comunidad Valenciana, el incendio que aparte de haberse cobrado una víctima y dos heridos y más de 50.000 hectáreas, ha alcanzado la mayor magnitud desde hace más de una década. El otro ejemplo de mala gestión nos lo han ofrecido las Comunidades de Castilla La Mancha y Murcia.

 

Estos dos ejemplos ponen en relieve una vez más que el recorte presupuestario en las tareas de extinción y prevención de incendios es una política errónea que sólo produce resultados erróneos.

El incendio de Hellín no se hubiese propagado tanto si los servicios dedicados a estos menesteres hubieran dispuesto desde el principio los medios suficientes para hacer frente al incendio. La rápida actuación de las brigadas con todos los medios disponibles una vez que se detecta el fuego es la diferencia entre un incendio y un gran incendio. Sin embargo la reducción en mas de 300 personas en los dispositivos y la retirada de los helicópteros fueron una de las causas de que el fuego se extendiera de la forma en que lo hizo. Los retenes contaron con menos personas de las necesarias para realizar su labor, aparte de que se enviaron refuerzos para sofocar los incendios de Valencia. Todo ello tuvo un coste en la efectividad de su trabajo. La falta de recursos tanto materiales como humanos se ha reflejado fehacientemente en el número de hectáreas quemadas. Las cifras oficiales hablan de 7.000 hectáreas, aunque el Secretario del Sector Forestal de FITAG-UGT, Antonio Gómez, que estuvo presente en la zona de Hellín prácticamente durante toda la duración del dispositivo, tras recorrer el perímetro eleva esa cifra a 10.000 o 15.000 hectáreas.

En cuanto a los incendios de Valencia, lamentar profundamente la pérdida del veterano conductor del helicóptero, José Agustín N.G, y de los otros dos heridos graves, víctimas colaterales de la mala gestión del Gobierno Valenciano en materia de prevención. Las dimensiones alcanzadas por este incendio jamás hubieran llegado a esos niveles si desde la Administración regional se hubiese llevado un plan de prevención de incendios, limpiando las zonas con brigadas permanentes dedicadas a estos menesteres a lo largo de todo el año.

Ahora ha llegado el momento de las visitas de los políticos de esos gobiernos a las zonas afectadas lamentándose y tratando de justificar lo injustificable. Desde FITAG-UGT les proponemos una política de ahorro de visitas sobre los hechos tristemente consumados (que en definitiva no apagan incendios), y más inversión en prevención y extinción de incendios.

Desde FITAG-UGT señalamos expresamente a las Administraciones del País Valenciano, Castilla La Mancha y Murcia como responsables subsidiarios de los incendios ocurridos en sus comunidades por recortar en los medios tanto humanos como materiales en materia de prevención y extinción de incendios y llevar a cabo una mala gestión al respecto.¿Acaso no es materia de delito la gestión irresponsable de una riqueza medioambiental que en definitiva es patrimonio de todos los ciudadanos? Además les acusamos de poner en peligro las vidas del los integrantes de los retenes, al recortar el número de ellos y obligarles a exponerse a una riesgo aun mayor del que requiere su trabajo, o destinar a trabajadores que no están formados para estos menesteres a completar los retenes poniendo con ello en riesgo su vida.

Al igual que exigimos mano dura con los que provocan los incendios, desde UGT exigimos también responsabilidades a las Administraciones por su negligencia en la lucha contra los mismos. Por sus nulas políticas de prevención, que cada año se cobran un innecesario número de hectáreas quemadas, y por su nula planificación de las labores de extinción, que con los recortes de personal ponen en peligro la integridad de las personas que se dedican a estos menesteres. Para UGT las Administraciones son las responsables de las desgracias que pueda ocurrir fruto de su política de recortes.

Desde UGT pedimos que se abra urgentemente una investigación para aclarar los hechos de los incendios ocurridos para dilucidar sus causas que los han provocado, y hacemos un llamamiento a las Administraciones para que reconsideren la política de recortes en los dispositivos forestales de cara a la prestación de un servicio eficaz para la defensa del medio ambiente.

Un comunicado de FITAG-UGT