boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadMedio Ambiente

La Comunitat Valenciana sufre los peores incendios de las últimas décadas

Los dos focos iniciados a finales de la pasada semana han devastado ya alrededor de 50.000 hectáreas de terreno

02-07-2012 por Boletín Agrario La Comunitat Valenciana está sufriendo un desastre natural sin precedentes a causa de los dos terribles incendios declarados a finales de la pasada semana en la provincia de Valencia. Los focos, localizados inicialmente en Cortes de Pallás y Andilla, han arrasado ya más de 50.000 hectáreas de bosque, provocando la evacuación de al menos 20 municipios en esta provincia y en Castellón

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

El fuego incontrolado está provocando lo que muchos consideran como el peor desastre natural que sufre la Comunitat Valenciana desde hace décadas. Sus consecuencias están siendo devastadoras, tanto para el medio ambiente como para las decenas de poblaciones y núcleos rurales que se están viendo afectados.

 
Atardecer en Cofrentes
• 25-09-2005  

El pasado jueves 28 de junio se originó el primer foco de incendio localizado en la zona de Cortes de Pallás-Dos Aguas, que ha arrasado hasta ahora al menos unas 30.000 hectáreas de este increíble entorno natural, y que se extiende por al menos doce términos municipales. Es importantísimo destacar que en la comarca del Valle de Ayora se concentran las principales infraestructuras energéticas del Levante español, destacando las centrales hidroeléctricas de la propia Cortes y, cómo no, la central nuclear de Cofrentes. En este segundo caso, por fortuna el incendio se ha extendido hacia el este, es decir, en dirección opuesta a la nuclear. Este primer incendio ya es por sí solo el peor que sufre la Comunitat Valenciana desde el año 1994, cuando se arrasaron unas 25.000 hectáreas de terreno en una zona cercana y murieron seis brigadistas.

Pero el de Cortes no es el único incendio a combatir. El viernes se inició otro importante foco, esta vez en el término municipal de Andilla (comarca de los Serranos). Según confirmaban diversas fuentes, este incendio ya ha alcanzado a la vecina provincia de Castellón, centrándose los esfuerzos en evitar que se extienda al parque natural de la Sierra Calderona y en frenar su avance en Higueruelas.

 
Imagen satelital del levante peninsular
• 29-06-2012   NASA (satélite TERRA)  

Imagen tomada por el satélite Terra de la NASA (escala 250 metros por píxel), donde se puede apreciar con claridad el foco del incendio de Cortes de Pallás, así como la imponente cola de humo. Un poco más arriba se aprecian los primeros momentos del incendio paralelo desatado en la comaca de Els Serrans.

Todavía es demasiado pronto para hacer valoraciones, máxime si tenemos en cuenta que los incendios siguen incontrolados. Los últimos datos que se conocen arrojan un panorama dantesco: alrededor de 50.000 hectáreas (* ver actualización abajo) de terreno devastadas por las llamas, unas 14 carreteras cortadas, unos 20 pueblos y núcleos rurales afectados, así como más de 3.000 personas evacuadas: El rostro humano de un drama que va de la impotente frustración a la rabia.

Ni tan siquiera el importante despliegue de medios y efectivos que en estos momentos siguen combatiendo a las llamas puede frenar su temibe poder devastador. Los constantes cambios en la dirección del viento están complicando enormemente las tareas de extinción, con el consecuente peligro que esto conlleva para los grupos de brigadistas y voluntarios, a los que incluso se han sumado los efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (alrededor de 900 soldados, 50 autobombas y 250 vehículos). Debido a la abrupta orografía de las zonas afectadas, los contingentes aéreos se presentan fundamentales en esta titánica tarea de extinción. Pero es tal la magnitud de lo que está ocurriendo en el interior valenciano que cualquier medio movilizado parece insuficiente para combatirlo.

Como hemos dicho anteriormente, aún no es momento para hacer valoraciones, aunque no podemos dejar de recordar las múltiples advertencias que se han producido a lo largo de los meses precedentes por parte de los sindicatos CCOO y UGT: ya este invierno nos advertían de la explosiva mezcla que suponían los recortes en recursos de prevención, precisamente en el año de peor sequía de los últimos tiempos. Porque las llamas son muy difíciles de combatir, hay que prevenirlas. Respecto a las causas de los incendios, en especial los provocados intencionadamente, que todo esto sirva para que algunas élites políticas se pregunten si realmente saben lo que hacen cuando, por ejemplo, favorecen los intereses de auténticos criminales al pretender cambiar tan alegremente la legislación. Porque el incompetente desatino de unos pocos demuestra una vez más que puede ser tan devastador como las propias llamas.

Actualización (19:48)

Un piloto ha fallecido al estrellarse su helicóptero durante las tareas de extinción en el foco de Cortes de Pallás, poco después de las 5 de la tarde. Media hora después se producía otro accidente de helicóptero, en esta ocasión afortunadamente sin víctimas.

Los primeros datos oficiales confirman que de momento se han quemado unas 48.583 hectáreas: 28.643 hectáreas en Cortes de Pallás (23.602 de matorral y 5.041 de arbolado) y 19.940 hectáreas en el incendio de Andilla (13.293 de arbolado y 6.647 de matorral).