boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

OpinionesArtículos de opinión

El Milagro

La profunda reforma del sector remolachero en Europa ha provocado el cierre de 76 azucareras y la pérdida de 16.500 empleos directos

28-03-2012 por Juan Antonio Rodríguez Ferrero "No es que la cercanía de la Semana Santa me haya provocado un fervor religioso renovado, pero desde luego algunas cosas que vemos y oímos están más cerca del conocido milagro de los peces y los panes que de la pura realidad". Así arranca este interesante artículo de opinión escrito por el responsable del sector de la remolacha de la Unión de Campesinos, Juan Antonio Rodríguez Ferrero.

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

No es que la cercanía de la Semana Santa me haya provocado un fervor religioso renovado, pero desde luego algunas cosas que vemos y oímos están más cerca del conocido milagro de los peces y los panes que de la pura realidad.

 

Según distintas fuentes la producción de azúcar en la Unión Europea en la campaña 2011 / 2012 ha llegado a los 18,4 millones de toneladas. Visto así no parece ni mucho ni poco sino todo lo contrario. En 2005 ese mismo dato se situaba en aproximadamente 20 millones. Hombre, la diferencia no parece tan importante como para dedicarle un artículo, pero claro si analizamos esa cifra teniendo en cuenta la tremenda reforma que ha tenido que soportar el sector remolachero / azucarero desde 2006 la verdad es que no deja de sorprender.

Sólo unos datos para que el lector tenga conciencia del "horror" que ha dejado tras de si los cambios normativos: 76 azucareras se han cerrado en Europa, dos en Castilla y León, han desaparecido, 16.500 empleos directos se han perdido, unos mil en nuestra región, 140.000 agricultores han dejado este cultivo en la UE, unos 5.000 en la comunidad autónoma que pisamos…

Estos números darían para pensar que los consumidores europeos estaríamos al borde de no poder satisfacer nuestras 20 millones de toneladas de necesidades de azúcar…pero, salvo casos muy puntuales, nada de nada…tenemos a "tuti plen" este oro blanco, más caro que nunca eso si 1,1 euros, en las estanterías de los supermercados. Pero la explicación no es un milagro, aunque casi podemos calificar como tal que este año haya más de cinco millones de toneladas de azúcar excedentaria cuando la producción europea se suponía reducida gracias a la reforma reducida en 6 millones, es mucho más terrenal, nuestras azucareras han pasado a ser refinerías a tiempo parcial, de momento, pues como cierta empresa siga así cualquier día nos obligan a no sembrar remolacha y se limitan a traer azúcar bruta para llenar los sobrecillos para el café.

Algunos me recuerdan un frase que siempre se ha dicho en nuestro sector, el negocio no es la remolacha es el azúcar y es la pura verdad. Directivos de la multinacional inglesa se vanaglorian ante sus empleados de los éxitos de la campaña pasada, pero claro los beneficios de poder vender su producción a unos precios "alucinantes" se los quedan simple y llanamente ellos, siendo incapaces de repercutirlos en el valor de la remolacha como se está haciendo en el resto de los países de la UE, en Holanda han llegado a cobrar 55 euros por tonelada frente a los 26 de aquí, o sin ir más lejos en su competencia regional. Su mirarse al ombligo no les permite ver que esa pequeña compensación por el trabajo bien hecho de los cultivadores castellanoleoneses, los que tienen los rendimientos más altos de Europa, sería una forma de asegurarse el futuro de sus azucareras y también de su gran negocio.

Así que están las cosas en un sector en el que las ganancias de algunos no paran de crecer mientras otros sólo tienen quebraderos de cabeza y mal humor cuando ven lo que era y lo que es nuestra remolacha. Estoy seguro que esta historia les suena…

Juan Antonio Rodríguez Ferrero

Responsable de remolacha

Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL)

Lo último en Artículos de opinión

Nutrición y Gastronomía

TopCulinario.com

Nutrición y gastronomía. La importancia está en los ingredientes

Compartir en ...