boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgropolíticaProductores

COAG aplaude" la ola de informes" del Parlamento Europeo contra el Acuerdo con Marruecos

Andrés Góngora pide a los eurodiputados que sean tan beligerantes contra este acuerdo "como lo son con los Acuerdos con Mercosur"

El Pleno de la Eurocámara critica duramente el proceso negociador del acuerdo UE-Marruecos e insta a las autoridades comunitarias a mejorar los controles en frontera para evitar las habituales irregularidades en las importaciones de tomates marroquíes. Además, COAG ha tenido acceso al proyecto de opinión de la Comisión de Agricultura del PE sobre la renovación del Acuerdo.

10-03-2011 por COAG

Contenidos de la entrada

 

El tomate es el principal afectado por los acuerdos comerciales entre la Unión Europea y Marruecos, aunque no el único

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) aplaude la ola de informes emitidos durante esta semana por el Parlamento Europeo en los que se exige a la Comisión Europea que deje de hacer concesiones que puedan repercutir negativamente sobre la agricultura comunitaria al negociar acuerdos comerciales internacionales. En este sentido, Andrés Góngora, responsable del sector de frutas y hortalizas de COAG, ha exhortado a los Europarlamentarios a que sean tan beligerantes con los Acuerdos Euromediterráneos como los son con los Acuerdos con Mercosur. "El Parlamento Europeo tiene una oportunidad de oro para rechazar la renovación del Acuerdo UE-Marruecos y demostrar así coherencia con el informe aprobado respecto a las relaciones comerciales de la UE en el capítulo agrario", ha puntualizado.

El pasado martes, el Pleno de la Eurocámara aprobó un informe presentado por el diputado Georgios Papastamkos (PPE, Grecia) que critica fuertemente el proceso negociador en relación a la renovación del Acuerdo UE-Marruecos, y lamenta que las negociaciones del capítulo agrícola no hayan venido acompañadas de ninguna garantía para el respeto tanto de los contingentes preferenciales como de los precios de entrada aplicados a las exportaciones marroquíes.

En este sentido, el informe pide a la Comisión Europea que vele por que los acuerdos comerciales no afecten al sistema de precios de entrada para las frutas y hortalizas, manteniendo los actuales calendarios de importación, e insta a la Comisión a introducir lo antes posible las modificaciones necesarias para mejorar el funcionamiento del sistema. Además, destaca la necesidad de mejorar dicho régimen para evitar las habituales irregularidades en las importaciones de tomates procedentes de Marruecos. Por ejemplo, tal y como hemos conocido esta semana, en diciembre de 2010 las exportaciones de tomate de Marruecos a la UE alcanzaron 70.479 toneladas, más del doble del contingente establecido para ese mes, incumpliendo lo acordado tanto en volúmenes como en precios. Finalmente, el Parlamento Europeo reconoce que mientras que los mercados europeos se han abierto casi por completo a las importaciones de Marruecos no hay reciprocidad completa para las exportaciones comunitarias.

Además, ayer COAG tuvo acceso al proyecto de opinión de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo sobre la renovación del Acuerdo entre la UE y Marruecos en el que se propone que la Eurocámara rechace la ratificación del mismo. El texto destaca como preocupante la capacidad del sistema comunitario para supervisar y hacer cumplir los calendarios y contingentes arancelarios a las importaciones de Marruecos, así como la falta de reciprocidad entre los productos europeos y marroquíes en materia de exigencias fitosanitarias para los agricultores, protección del medio ambiente, condiciones de los trabajadores, protección sindical, legislación antidumping y seguridad alimentaria. Asimismo, se hace eco de la falta de transparencia del Acuerdo respecto a los territorios del Sahara Occidental, cuestión que actualmente está en proceso de revisión por parte de las instancias comunitarias.

El borrador, propuesto por el eurodiputado italiano Lorenzo Fontana, ha de ser aprobado por la Comisión de Agricultura y, posteriormente, servirá de apoyo al informe del ponente principal José Bové de la Comisión de Comercio Internacional, responsable del dossier.