boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadMedio Ambiente

Los recortes a la energía solar ponen en riesgo los intereses de muchos agricultores

La aprobación del decreto 14/2010 pondrá al borde de la quiebra a 50.000 agricultores, afirma COAG

Más de 50.000 agricultores al borde de la quiebra, asegura COAG, afirmando que la mayoría son profesionales agrarios de mediana edad que financiaron sus inversiones a través de préstamos a 10-15 años, pensando en su jubilación. Los nuevos recortes a la energía solar fotovoltaica anunciados desde el Ministerio de Industria dejarán sin liquidez a muchos para afrontar estos préstamo, mantienen.

14-01-2011 por Boletín Agrario

Contenidos de la entrada

"Señor Diputado:

En el año XXXX invertí mis ahorros en un huerto de energía solar fotovoltaica. Se trató de una inversión a largo plazo con una rentabilidad esperada que me pareció aceptable habida cuenta de que como promotor de la misma no había un asesor financiero, ni siquiera un gran banco, sino el propio Estado en forma de un Real Decreto que aseguraba el pago de la energía generada a un precio prefijado durante toda la vida útil de la planta..."

Así es como empieza la carta que los miles de productores afectados por el Real Decreto Ley 14/2010 pueden encontrar en la página de ANPER , y suscribirla para su envío a los representantes del Congreso de los Diputados. Desde la Asociación Nacional de Productores e Inversores de Energías Renovables han lanzado esta campaña en contra de la aprobación del nuevo texto, que prevé "recortes retroactivos", según ANPER, en el ámbito de la energía solar fotovoltaica.

El Real Decreto Ley, con fecha del pasado 23 de diciembre y desarrollado desde el Ministerio de Industria de Miguel Sebastián establece que "teniendo en cuenta el ritmo de crecimiento de las instalaciones fotovoltaicas, y salvaguardando el principio de suficiencia de su retribución , por la especial incidencia que los desvíos en las previsiones de generación de esta fuente energética producen en el déficit tarifario, se establece con carácter general la posibilidad de limitar las horas equivalentes de funcionamiento con derecho al régimen económico primado que tengan reconocido". En otras palabras, limita las horas de funcionamiento de los huertos solares con derecho a tarifa.

50.000 agricultores al borde de la quiebra, denuncia COAG

 
Huerto solar de 2MW
• 14-01-2011   SEREL  

Instalación fotovoltaca de 2MW en Campos del Río, Murcia. Más información en www.serel96.net

"El Gobierno deja al borde de la quiebra a 50.000 agricultores que invirtieron en pequeñas huertos solares para conseguir una jubilación digna", titula COAG en un comunicado de prensa emitido hoy en relación a este asunto.

Calculan que esto provocará una pérdida del 30% en las retribuciones económicas a la energía fotovoltaica. Algo que producirá un grave perjuicio a decenas de miles de agricultores que en su día invirtieron en pequeños huertos solares, pensando la mayoría de las veces en su futura jubilación, como explican. Y es que estos recortes afectan de un modo muy especial a las pequeñas explotaciones solares que se montaron gracias a planes de inversión de 10 a 15 años. Como dice la carta de ANPER, lo hacían confiando plenamente en la entidad promotora, que no era un banco ni un asesor financiero, sino el propio Gobierno de España.

COAG alerta del grave peligro que corren esas inversiones, ya que el recorte previsto puede dejar sin liquidez suficiente para afrontar los pagos de los préstamos a buena parte de ellos. Esta organización calcula en 50.000 el número de agricultores que se verán gravemente afectados por los recortes a las explotaciones solares .

"Las consecuencias no las puede pagar el pequeño productor que ha invertido en un negocio regulado, a largo plazo, con unos márgenes muy ajustados, confiando en la seguridad que ofrecía el Estado y con la esperanza de tener una jubilación digna", ha apuntado Miguel Padilla, miembro de la Comisión Ejecutiva de La Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas. Unos beneficios marcados por esos "mágenes ajustados" que además, como nos recuerdan, son compartidos con Hacienda. También con los bancos.

De todas las críticas a este marcado cambio de rumbo en las políticas energéticas de nuestro país se extrae una idea esencial, que está detrás de todos los reproches. Cuando los inversores decidieron apostar por un sector tan ignoto para ellos como eran "la energías limpias", lo hicieron sobre todo porque la garantía de solidez que parecía haber tras la operación no les daba resquicio a dudas. Nada menos que el propio Gobierno de España. Muchos confiaron tanto que decidieron así hacerse "agricultores solares", apostando por el futuro y embargando su jubilación, como nos recuerda COAG.

"Apenas cuatro años después y con un Gobierno que tiene al frente al mismo Presidente, asisto con asombro e indignación a la sucesiva promulgación de dos decretos que convierten en papel mojado lo establecido en 2007. Se van a aplicar, con carácter retroactivo, unos recortes significativos que transformarán en humo lo establecido por la ley que amparaba mi inversión", se recoge en el modelo de carta al Congreso de ANPER. El otro Decreto al que hace referencia la carta es el 1565/2010, con fecha de 19 de noviembre del pasado año y por el que se regulan y modfican "determinados aspectos relativos a la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial", tal como recoge su propio encabezado y que pretende, entre otras cosas, reajustar el mercado ante la cada vez mayor profusión de agrupaciones de pequeños inversores en los que se conoce como huertos solares.

El déficit tarifario

Esta iniciativa se establece, según recoge el mismo Decreto, con el objeto de "abordar con carácter urgente la corrección del déficit tarifario del sector eléctrico", el mismo sobre el que afirma que la energía solar fotovoltaica tiene "una especial incidencia" en su "desvío". Por otra parte, el reciente "tarifazo" de principios de año también se apoya en este concepto. Por tanto nos encontramos ante una idea con hondo calado en nuestras vidas, aunque su significado se nos presente opaco. Aunque el sector eléctrico en nuestro país se liberalizó hace años, aun sigue bajo un régimen de regulación especial que, entre otras cosas, otorga al Gobierno el poder y la obligación de establecer el precio de la energía. Este es el valor que se emplea para cuantificar el coste de nuestra factura de la luz. Un cálculo que es inferior al que realizan las propias compañías eléctricas, que muestra un coste por la electricidad superior al que están cobrando.

Esta diferencia entre el precio "de facto" y el "real" que calculan las eléctricas es lo que se conoce como el Déficit Tarifario.

La validez de este supuesto precio real que estiman las compañías eléctricas es puesta en duda por un gran número de agentes, valga el caso de ASAJA Sevilla, que anunciaba su intención de denunciar a estas empresas ante los tribunales de la libre competencia por actuar en presunta situación de monopolio. En resumen, que las eléctricas se reúnen y pactan ese "coste real de la luz".

Como cualquier otro fruto del arbitrio humano, el déficit tarifario de la electricidad tuvo sus momentos en los que no pasaba de ser un mero concepto sin trascendencia, al menos más allá de las "amargas" quejas de las compañías eléctricas. Precisamente ahí se encuentra el cambio de rumbo que antes decíamos de este Gobierno. Llegó el momento en que esta reclamación pasó a tener condición de imperativo categórico, todo sin necesidad de que se produjera un relevo en la Moncloa. Como dice el humorista, "ahora sí, ahora no". Si el momento de este cambio ha sido el más idóneo lo veremos en los datos de la economía, escrita con minúsculas. La "real", no a la "de facto".

Desde ANPER, los "agricultores" solares se quejan también de la mala imagen que de las energías renovables que se está trasladando al conjunto de la ciudadanía. Una campaña de desprestigio perfectamente articulada y orquestada, que ha calado hondamente incluso en el propio Gobierno.

 
./galeria/imagenes/4/817.jpg: Archivo fuente desaparecido
• 21-01-2006   Boletín Agrario  

Imagen de la campaña CAM Energía, dedicada a la divulgación de las renovables entre el público general. En conjunto eran tres exposiciones itinerantes de grandes dimensiones que recorrieron durante varios años buena parte de la geografía española, con cientos de miles de visitas.

El modelo de carta de ANPER afirma que, a lo largo del 2010, hemos podido atender a "cómo el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha demonizado esta tecnología y ha arrojado sobre los inversores que apostamos por ella acusaciones de fraude –desmentidas luego oficialmente por la Comisión Nacional de Energía– y de haber protagonizado una conducta especulativa, cuando no, como ha dicho algún periódico, delictiva".

Mea culpa

Resulta "curioso", perdón por la expresión, atender a estos nuevos horizontes desde nuestra publicación. Hace apenas un lustro, la base del equipo que hace posible Boletín Agrario trabajaba profusamente en el desarrollo de campañas divulgativas que favorecieran el impulso de las renovables.

Con la aprobación de este nuevo decreto, cosas que en su día escribimos, fotografiamos, filmamos, diseñamos, dibujamos, e incluso ideas que programamos, resultarán ser, en su fondo, falsas. Como mínimo, malintencionadamente erróneas. En el caso de esta noticia, algunos de aquellos "textos" estaban dedicados a la inversión en huertos solares, usted mismo quizá se llevó uno a casa, bajo forma de folleto, merchandising o cualquier otro soporte.

La seguridad de invertir en un mercado auspiciado por la garantía del propio Gobierno no parecía que fuera a poner en riesgo nuestro código deontológico. De todas formas, pedimos disculpas por las responsabilidades. No es grato reconocer que bastantes de los 50.000 agricultores que, como afirma COAG, pueden irse a la quiebra por confiar en las renovables e invertir en ellas, en su día se vieron sugestionados por nuestro trabajo.