boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgroalimentaciónMaquinaria agrícola

LA UNIÓ denuncia retraso en la devolución de las ayudas del gasóleo agrícola de este año

Normalmente se pagaban en unos días, pero este ejercicio tarda ya varios meses

20-09-2010 por LA UNIÓ LA UNIÓ de Llauradors denuncia que este año, contrariamente a lo que sucedía, se detecta un considerable retraso en la devolución de las ayudas que el Gobierno concede para paliar los altos precios del gasóleo agrícola. La organización agraria levantina apuesta no obstante por un gasóleo profesional para los agricultores y ganaderos.

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

 

El periodo de presentación de las ayudas para optar a la devolución del Impuesto Especial de Hidrocarburos (IEH) se inició el pasado mes de mayo y normalmente en un plazo de unos quince días los agricultores y ganaderos recibían el ingreso de la cuantía económica que le corresponde. Sin embargo, en estas fechas del año tan sólo una pequeña parte de los solicitantes en la Comunitat Valenciana han recibido su ayuda.

LA UNIÓ señala que la devolución del impuesto que grava el gasóleo agrícola, ante el desmesurado incremento de los costes de producción y la tendencia a la baja de los precios en origen de la mayor parte de las producciones agrarias, es una buena medida para los maltrechos bolsillos de los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana.

Sin embargo, LA UNIÓ cree que es un parche temporal e insta al Gobierno a que cumpla ya con la promesa que realizó en su día sobre la instauración de un gasóleo profesional agrícola, prevista ya finalmente para el pasado año y que sigue sin cumplir. Da toda la impresión que no hay perspectiva de poner en marcha el gasóleo agrícola profesional porque la devolución del Impuesto Especial de Hidrocarburos se ha previsto ya para los próximos tres años.

Los agricultores y ganaderos perciben con la devolución del IEH la cantidad de 0,0787 euros por litro de gasóleo consumido o comprado para agricultura, ganadería y silvicultura, sin límite de volumen. La novedad más importante de las ayudas de este año es que permitían por primera vez; aparte del gasóleo para tractores, maquinaria agrícola o motores fijos, la de otros medios utilizados como puede ser la calefacción.