boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgroalimentaciónBiblioteca agrariaTecnología y Maquinaria AgrícolaMaquinaria AgrícolaFertilización

Abonadoras para abonos orgánicos líquidos

Características de las máquinas empleadas para nutrir la tierra agrícola por medio de abonos orgánicos líquidos

En función de la clase de abonos para las que han sido diseñadas, la máquinas abonadoras se pueden dividir en cuadro grandes tipos. En el presente artículo se presentan las principales características de las abonadoras destinadas a distribuir en los suelos de uso agrícola los abonos orgánicos líquidos, como los purnesl. Describe las principales partes de este tipo de maquinaria agrícola

por UCLM

Estas máquinas realizan la carga, el transporte y el reparto sobre el terreno del abono en forma líquida. Están provistas de un chasis con ruedas que puede ser construido para ser arrastrado o semisuspendido a un tractor. 

Se componen esencialmente de los siguientes órganos:

  1. Cuba.
  2. Bomba.
  3. Sistema de distribución.
  4. Accesorios diversos tales como válvulas, manómetros, visor, ..

La cuba, construida de material resistente a la corrosión o con revestimiento anticorrosivo, tiene una capacidad que según marcas y modelos varía desde 1000 a 6000 litros.

 

La pared trasera es frecuentemente de apertura fácil y cómoda, para permitir la limpieza interior. Hay modelos en los que la limpieza se realiza por un agujero, que permite el paso de un hombre, practicado en la parte superior de la cuba.

Son las bombas los elementos que permiten diferenciar los distintos tipos de repartidores de abonos líquidos, ya que los hay que utilizan bombas de vacío, bombas volumétricas, y bombas peristálticas y otros que no las utilizan y hacen el reparto por caída libre.

La bomba de vacío no es más que un compresor de aire, accionado por la toma de fuerza del tractor, que realiza la compresión o depresión en el interior de la cuba según se modifique la posición de una válvula distribuidora. Los distribuidores con bomba de vacío, sólo tienen una boca, por la que se realiza alternativamente el llenado de la cuba y la distribución del abono. Una válvula limitadora de presión o de seguridad, limita la presión de funcionamiento del compresor, y otra válvula cierra herméticamente la aspiración, cuando se alcanza el máximo de nivel de llenado, para que nunca entre líquido en la bomba.

La bomba volumétrica, normalmente del tipo de espiral, aunque también hay máquinas que usan del tipo centrífugo, accionada por la t. de f. del tractor, impulsa el líquido mediante un distribuidor, bien hacia el dispositivo de carga de la cuba, bien hacia la salida de reparto en el terreno, sin generar ni compresión ni depresión del aire en el interior de la cuba.

La bomba peristáltica que, por su forma de trabajo, permite impulsar líquidos cargados de diversas sustancias, que atacarían a otros modelos con principios diferentes. Funciona como se presenta en la figura siguiente, apretando un tubo de caucho con rodillos que giran en varios soportes colocados sobre un eje motor. 

Las abonadoras que no utilizan bomba para la impulsión del líquido, llevan a la salida de líquido un árbol con paletas que, gracias a su elevada velocidad de giro, lo impulsan lanzándolo sobre una gran anchura de terreno.

La regulación de la descarga se realiza haciendo que la altura de presión del líquido sea constante y para ello se utilizan dos métodos. 

Los sistemas de distribución están constituidos por deflectores de formas muy variadas en los que incide el chorro de líquido a presión y se expande alcanzando una anchura variable según las características del fluido, la presión de trabajo y la posición del deflector. 

Dentro de este tipo de abonadoras existen modelos que permiten la localización de abonos líquidos, con las cuales se consigue reducir la pérdida de principios nutritivos y la contaminación ambiental.  

Fuente:

Universidad de Castilla -La Mancha

Enlace a recurso externo
Compartir en Google +