boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgroalimentaciónAgricultura

Se estima un descenso de más del 30% en la producción de la remolacha

Las lluvias e inundaciones han provocado que la cifra de la contratación inicial descienda

Tras la OCM del Azúcar, el sector se ha visto profundamente afectado por lo que UPA-Andalucía insta a la administración competente a luchar por la viabilidad del cultivo, del que dependen unos 1.800 puestos de trabajo.

16-06-2010 por UPA-Andalucía

Contenidos de la entrada

 

UPA-Andalucía ha estimado un descenso en la producción remolachera de más del 30% en la presente campaña, caída motivada por las lluvias e
inundaciones que han azotado a nuestra región durante el pasado invierno.

La campaña de la remolacha en Andalucía comenzará el próximo martes 22 de junio, con la apertura de la Azucarera El Portal, única abierta tras la reestructuración del sector. UPA-Andalucía ha estimado una producción total de 400.000 toneladas, un descenso importante con respecto a la primera contratación de 600.000 toneladas (-33%), propiciado por las intensas lluvias e inundaciones que ha sufrido el cultivo durante el invierno.

Desde la aprobación de la OCM del azúcar, el sector ha sufrido importantes consecuencias por la fuerte reestructuración a lo que ahora se suma un nuevo descenso en la producción debido a las inclemencias meteorológicas.

Según los datos de UPA-Andalucía, la superficie de remolacha en Andalucía es de 10.200 hectáreas, de las que solo se cultivarán 8.000 hectáreas por las pérdidas provocada por las intensas lluvias. Además, UPA-Andalucía calcula una producción total de 400.000 toneladas, de las que 300.000 se cultivarán en Sevilla y unas 100.000 en Cádiz, principales provincias productoras.

La campaña durará alrededor de 50 días.

De este modo, para esta campaña el total de ingresos se situará en 42 euros por tonelada de remolacha, con todas las ayudas incluidas. De todos modos no ha que olvidar que la nueva OCM del Azúcar ha llevado a un importante descenso en el precio puesto que antes de la misma, los remolacheros cobraban 48 euros –sin contabilizar lo percibidopor las ayudas-.

Asimismo, tras la reestructuración del sector también se ha producido una importante pérdida en la superficie dedicada a este producto en nuestra región, al pasar de las 32.000 hectáreas en la campaña 2005-2006 a las 8.000 actuales.

Asimismo, el precio pagado del cultivo se ha visto reducido de una manera importante por lo que Juan Sánchez, responsable de la sectorial de remolacha de UPA-Andalucía, insta a la administración competente a que adquiere un compromiso con el sector para que "la producción no siga descendiendo y que se mantenga la viabilidad de las explotaciones con unos márgenes de rentabilidad adecuados para los agricultores".

"Hay que luchar para garantizar el futuro de este cultivo ya que son muchas las familias del Bajo Guadalquivir que viven de él y muchos los puestos de trabajo". De este modo, Juan Sánchez ha querido recordar que de este sector dependen unos 1.800 puestos de trabajo y genera más de 150.000 jornales.