boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgroalimentaciónAgricultura

Plan estratégico para el sector de la patata

Castilla y León es la principal productora nacional de patata

La Comunidad Autónoma lidera un Plan para el sector de la patata con el objetivo de conseguir mayor precio de la producción y con medidas para la regulación del mercado, mejora de la calidad y promoción de la venta de patata de Castilla y León.

15-06-2010 por Consejería Castilla y León

Contenidos de la entrada

 

La Consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha presentado durante la celebración del Consejo Regional Agrario el Plan Estratégico de este tubérculo, del que Castilla y León es líder en producción en España, con más de 5.200 productores y más de 21.000 hectáreas sembradas. En el marco de este Plan, la Mesa de la Patata de Castilla y León aprobó el contrato tipo para patata en fresco el pasado mes de abril.

Este Plan, que se publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León, contempla un marco de actuaciones que permitirán estructurar el sector de la patata en Castilla y León para dar estabilidad y mejorar la competitividad del mismo a corto y medio plazo. Un plan necesario tras la situación de crisis generalizada en el sector agrario y por la difícil campaña 2009 que en Castilla y León se caracterizó por una mayor superficie de siembra y una mayor productividad por hectárea, lo que supuso la existencia de una mayor oferta que demanda.

Hay varios motivos por los que Castilla y León necesitaba un plan de estas características:

Importancia de la producción. Castilla y León destaca por aportar al total nacional un tercio de la producción global de patata, y en el caso de la patata de media estación y tardía, supone dos tercios de la producción nacional. Además, este tubérculo es uno de los principales cultivos en valor de producción en el regadío de la región después del maíz y el cuarto del conjunto total (secano más regadío).

Sector altamente profesionalizado. Los productores de patata son históricos, llevan varios años cultivando y conocen el cultivo. Los rendimientos obtenidos últimamente en la Comunidad son superiores a la media nacional y cercanos a los más altos de los principales países productores de la UE. Además, Castilla y León ha tenido un aumento importante de esos rendimientos, 20% más por hectárea, debido a la mejora de las variedades y los métodos de cultivo, en los últimos 4 años.

La producción y superficie de cultivo de patata en España desciende en el último decenio. Un descenso, menor en la Comunidad, motivado por la falta de estructuración del sector en el ámbito nacional, pues no hay organización de la oferta ni adaptación a la demanda del mercado.

Mayores posibilidades de producción. Según el calendario de producción y comercialización, la región es la Comunidad que más meses al año tiene posibilidad de comercializar este producto. Además, existe superficie agraria disponible para aumentar esa producción con el fin de incrementar la cuota de mercado tanto a nivel de España como de otros países.

Elaboración y objetivos del Plan estratégico de la patata

La elaboración del Plan se ha realizado a través de las distintas reuniones de la Mesa de la Patata y de las mesas técnicas creadas en su seno y compuestas por especialistas y profesionales del sector.

Todos los agentes implicados en la cadena de valor, incluida la distribución, han formado parte estas mesas, habiendo realizado aportaciones que han permitido elaborar y enriquecer el texto que hoy se presenta como documento consensuado con todo el sector.

Este plan tiene los siguientes objetivos y dentro de los mismos, las siguientes acciones:

Fomentar la coordinación entre la producción agraria, los almacenistas, la industria de transformación y la distribución. Para ello, se establecía la creación de esta Mesa, reunida ahora, y la próxima creación de una organización interprofesional para el sector de la patata.

Coordinar las actuaciones administrativas en el sector de la patata. Se pretende mejorar la información estadística y documental del sector de la patata. Se crearán un equipo de trabajo que atenderá todas las cuestiones que plantee el sector con el objetivo de su profesionalización. Y se prevé la edición de boletines informativos en el momento adecuado de la siembra, cultivo, recolección, almacenaje. Este año ya se ha editado un boletín sobre la necesidad de producir patata de calidad y sobre las ventajas de contratar la producción. Está previsto enviar otro boletín en este mes de julio sobre las variedades de cultivo y condiciones del arranque y otro boletín en el mes de octubre sobre la conservación.
Además, se intensificarán los controles de calidad por parte de la administración para evitar fraudes en el etiquetado.

Mejorar las estructuras de las explotaciones agrarias, y fomentar su modernización. Entre las medidas destacan un programa de formación para los productores de patata, la creación de una herramienta informática de gestión para el sector productor, la puesta en marcha de ayudas a la mejora tecnológica de las explotaciones, y de un Fondo de Compensación que permita garantizar las rentas de los productores.

Certificar las producciones. Un objetivo para cuyo cumplimiento se pondrán en marcha dos líneas de actuación:

o Apoyo a la implantación de sistemas de certificación para la producción.

o Ayuda agroambiental a la producción integrada de patata en Castilla y León.

Mejorar la competitividad de la patata de siembra en Castilla y León. Para alcanzarlo se realizarán:

o Mayores controles sanitarios sobre las importaciones de patata de siembra penalizando el uso de aquella que no sea certificada.

o Modificación del reglamento técnico de producción de patata de siembra orientando a una mejora de la calidad.

o Realización de estudios en campos de ensayo que permitan conocer la mejor adaptación de variedades a tipo de suelo para conseguir los resultados más óptimos de producción.

o Realización de estudios en campos de ensayo de post-control que permita comparar la calidad y sanidad de la semilla regional frente a la importada.

Controlar la producción. Se vigilará el cumplimiento de la trazabilidad en las explotaciones, que se desarrollan buenas prácticas agrarias compatibles con el medio ambiente y que se dan las condiciones adecuadas de arranque.

Aumentar y mejorar la capacidad de conservación de la patata en la Comunidad. Si se considera el precio pagado en origen más los costes logísticos de la patata francesa, que es la que se importa a España de manera mayoritaria, las producciones de Castilla y León son competitivas. Lo necesario es producir el mismo tipo de producto que el importado de Francia y tener capacidad de suministrarlo a lo largo de toda la campaña.
Por tanto, el almacenamiento es beneficioso para el productor y para el operador, siempre que se almacene patata de calidad en infraestructuras adecuadas y con pautas de almacenamiento que garanticen una óptima conservación. Para ello, están previstas:

o Ayudas a la inversión productiva en Industrias Agrarias, incrementando el porcentaje de ayuda en función del nivel de contratos tipo homologados suscritos.

o Un programa de divulgación de las técnicas más modernas en almacenamiento y conservación de patata.

o Actuaciones para fomentar la construcción de infraestructuras de almacenamiento. Lograr que el sector productor y transformador obtengan un precio acorde a los costes de producción.

Se impulsarán dos medidas:

o Aprobar e impulsar el contrato tipo homologado para la patata en fresco en el seno de la Mesa Regional de la Patata de Castilla y León, puesto que ya existe un contrato tipo para patata de uso industrial.

o Promover los contratos entre los distintos operadores de la cadena de suministro del sector. Aumentar el valor añadido de las producciones mediante la promoción de la patata de calidad bajo el amparo de la marca Tierra de Sabor. Para conseguir que el consumidor identifique la patata de Castilla y León se realizarán campañas de promoción específicas para la patata de la Comunidad y se potenciará la adhesión de operadores a la marca de calidad de los productos agroalimentarios de la región, Tierra de Sabor.

Lograr una eficaz orientación al mercado en la gestión de las empresas. Se elaborará y divulgará un estudio de mercado para evaluar el posicionamiento de la patata de Castilla y León en nuevos mercados y en otros usos, y se dará apoyo al sector para mejorar la comercialización y marketing de la patata. Aumentar el consumo de patata en diferentes estratos de población.

Para ello, está prevista la puesta en marcha de campañas de comunicación específicas a los diferentes estratos de consumidores, divulgando las cualidades nutricionales de la patata y diferenciando las cualidades de la patata de Castilla y León frente las de otros países. Coordinar las acciones de I+D+I entre todos los agentes del sector con el objeto de adecuar la investigación a las necesidades. Se financiarán proyectos de investigación en los que participen diferentes agentes del sector. Fomentar la divulgación y transferencia de los resultados de la investigación. Dando a conocer esos proyectos de investigación tanto vía web como por otros canales. Incrementar y formar personal cualificado para realizar proyectos de innovación. Se ofrecerá formación específica al sector. El seguimiento de estos objetivos y estas acciones del Plan se realizará en el seno de la Mesa de la Patata creada por Decreto del Consejo de Gobierno el pasado 18 de febrero, en la búsqueda de dotar al sector de una mayor competitividad.

Uno de los objetivos claves para impulsar la competitividad del sector de la patata en nuestra región es el establecimiento de relaciones contractuales sólidas entre todos los agentes implicados en la cadena de valor de este tubérculo. En este sentido el pasado día 20 de abril de 2010 se aprobó en el seno de la Mesa de la Patata de Castilla y León el texto definitivo del contrato tipo para patata en fresco y su envío al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino para su homologación. Con lo que el 70% de la producción, la dedicada a consumo en fresco, se podrá comercializar bajo este contrato.

Esta herramienta complementará a la ya existente para la patata dedicada a la industria para regular la producción y los precios y garantizar el suministro a las industrias.

En el marco del Plan de Promoción y Comercialización de la Industria Agroalimentaria que se está desarrollando para el periodo 2008-2011 se van a desarrollar acciones específicas durante el 3º trimestre de 2010 para promocionar las frutas, verduras y hortalizas acogidas a la marca de garantía Tierra de Sabor.

En este sentido 492 empresas para más de 3.000 productos ya han solicitado su adhesión a la marca de las que 59 son de frutas, verduras y hortalizas para 330 productos.