boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgropolíticaProductores

El temporal provoca unas pérdidas de 86 millones de euros en el olivar manchego

Informe de Cooperativas Agroalimentarias Castilla -La mancha sobre pédidas en cosecha de aceitunas

La organización cooperativa demanda a la Consejería de Agricultura rapidez y medidas contundentes para paliar lo que será una campaña catastrófica con pérdidas de cosecha de entre el 40 y el 50%.

18-01-2010 por Cooperativas Agro-alimentarias C-LM

Contenidos de la entrada

 
Temporal de viento, lluvina, nieve y frío
• 10-01-2010   boletinagrario.com  

Aunque la calidad de esta imagen sea pobre desde un punto de vista técnico, su valor testimonial justifica su presencia en nuestras páginas. Las adversas condiciones climatológicas que han protagonizado el cambio de década han tenido consecuencias devastadoras para la agricultura. El olivar ha sido uno de los sectores más castigados, con pérdidas en algunas zonas superiores al 40%

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha calcula que las heladas, la nieve e insistentes lluvias y el fuerte viento de los últimos días y semanas han terminado con casi 40 de los 94 millones de Kg. de aceite previstos para esta campaña 2009/2010 en Castilla-La Mancha. La cuantificación económica de esta situación asciende a pérdidas de, aproximadamente, 86 millones de euros en la región, que pueden ser superiores si el tiempo continúa así, según un pormenorizado estudio llevado a cabo desde los servicios técnicos de Cooperativas Agro-alimentarias.

En el cómputo global de la región, y a día de hoy, las pérdidas de la cosecha de aceituna en Castilla-La Mancha son de, aproximadamente, el 40 y 50%.

Estas pérdidas no contemplan los posibles daños en los olivos que las heladas hayan podido provocar, y que pueden aparecer en las próximas semanas. Además esta situación se puede agravar, ya que las heladas han podido dejar dañado el árbol para próximas campañas.

En los meses de diciembre y enero se han registrado las temperaturas y condiciones climatológicas más adversas de los últimos años, según el histórico ofrecido por la Agencia Estatal de Meteorología, coincidiendo desafortunadamente con la época de recolección de la aceituna. La primera nevada se produjo el 13 de diciembre de 2009, seguida de varios días de heladas, que ya provocaron los primeros e importantes daños en la cosecha. A partir de dicha fecha comenzó a llover sin pausa, incluso con vientos fuertes, lo que provocó la imposibilidad de seguir cosechando y la paulatina caída de fruto al suelo. A esta situación se ha sumado el nuevo frente frío y las heladas del 7 al 11 de enero. En la actualidad se continúa cayendo la aceituna al suelo a causa de la lluvia y fuertes vientos.

Pérdidas por comarcas

La estimación por provincias es de una reducción de entre el 40 y el 50% en Ciudad Real. La comarca más afectada en esta provincia ha sido la de Campo de Montiel con pérdidas de casi un 50% y una recolección escasa de entre el 2 y el 5%. En la comarca de los Montes Norte de Ciudad Real, la caída de la aceituna al suelo puede haber llegado al 30%.

En Toledo las heladas han dañado seriamente la cosecha, más en el sur de la provincia, donde las pérdidas son cifradas por Cooperativas Agro-alimentarias entre el 40 y el 50%. En el norte de Toledo, la caída de la aceituna ha podido alcanzar el 30%.

La provincia de Cuenca presenta unos porcentajes de caída de la aceituna de entre el 30 y el 40% y una merma de cosecha cercana al 35%, por ahora. En Guadalajara la reducción de cosecha puede alcanzar el 40 ó 45%.

En Albacete se esperaba un importante incremento de producción en esta campaña, respecto a la campaña anterior, duplicando la misma en algunas importantes zonas productoras y, aunque se ha cosechado un 25%, las pérdidas por la caída de la aceituna pueden rondar el 50%.

Todo ello está configurando una situación dramática para la economía de los olivicultores y las cooperativas almazaras, ya que la cosecha acumula retrasos de hasta 4 ó 5 semanas, y en numerosas zonas ni siquiera se ha podido comenzar la cosecha o los porcentajes de recogida son muy bajos.

Tras un año de precios ruinosos, el sector tenía como objetivo recuperar pérdidas con una copiosa campaña de, aproximadamente, 94 millones de Kg., que puede reducirse a 54 millones de kilos. Ante esta situación el portavoz de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, Gregorio Gómez, demanda a la administración regional que lleve a cabo las actuaciones necesarias para concretar apoyos urgentes al sector, diseñando con las organizaciones agrarias y cooperativas los instrumentos precisos y útiles para paliar esta difícil situación.

Desde Cooperativas Agro-alimentarias, a su vez, se están analizando todas las posibilidades normativas que existen: la creación de normativa específica regional para este caso, o aprovechar la ampliación del Real Decreto Ley 12/2009, o ambas soluciones a la vez.

Castilla-La Mancha es la segunda región productora de aceite de oliva de España, con una superficie de olivar de aproximadamente 344.000 has. y una producción media en los últimos 10 años de 72.000 toneladas de aceite, por lo que las pérdidas calculadas pueden ser un varapalo importante para la economía regional en muchas zonas.