boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadForestal

España defiende en Oslo el papel clave de los bosques para reducir las emisiones de CO2

Reunión Internacional sobre colaboración en Deforestación y Degradación Forestal (REDD +)

Teresa Ribera ha recordado el compromiso de España en la financiación temprana con la aportación de 375 millones para el periodo 2010-12, de los que el 20% serán destinados a las iniciativas REDD.

27-05-2010 por MARM

Contenidos de la entrada

 

España ha defendido el papel clave de los bosques para reducir las emisiones de CO2 en la Conferencia Internacional sobre el Clima y Bosques que ha reunido en Oslo (Noruega) a representantes de 50 países para impulsar la colaboración mundial en la reducción de la deforestación y la degradación forestal en los países en desarrollo.

La conferencia de Oslo, en la que España ha estado representada por la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, han participado también ocho primeros ministros, el príncipe Charles de Inglaterra y la premio Nobel de Paz, Wangari Maathai, entre otras figuras relevantes.

Las emisiones causadas por la deforestación, sobre todo en bosques tropicales, son del orden del 20% de las emisiones antropogénicas globales del planeta. La reducción de emisiones por la deforestación y la degradación de bosques (REDD+) en países en desarrollo tiene un papel clave en la consecución del objetivo final de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), porque contribuiría a mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados sobre los niveles preindustriales.

España siempre ha apoyado la inclusión de acciones de REDD-+ en la lucha contra el cambio climático ya que permitirá que muchos países, cuyas emisiones son poco importantes en otros sectores económicos, participen en la mitigación del cambio climático de manera activa.

La Secretaria de Estado en su intervención ha señalado que España considera que es necesario acordar una financiación en el corto plazo y comprometerse a explorar mecanismos de financiación a largo plazo.

En este sentido, Teresa Ribera ha recordado el compromiso de España con la financiación temprana con la aportación de 375 millones para el periodo 2010-12, de los que el 20% serán destinados a las iniciativas REDD.

Para el año 2010 España tiene previsto destinar 25 millones al programa UN-REDD (Programa Colaborativo de Naciones Unidas para reducir emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de bosques en países en desarrollo), el Fondo de Medioambiente Mundial (GEF en sus siglas en inglés) y también al proyecto ecuatoriano del parque ITT Yasuní.

Teresa Ribera ha destacado que los resultados del encuentro de Oslo, ya marcados en el Acuerdo de Copenhague, muestran que la acción concreta en la lucha contra el cambio climático es posible, "el ejemplo de los compromisos alcanzados en REDD hoy es un aliciente para hacer posibles otras experiencias similares en adaptación, mitigación y generación de energía más limpias de emisiones a escala global".

Además España ya participa iniciativas en REDD a través del Organismo Autónomo de Parques Nacionales y la AECID para apoyar la gestión de los parques nacionales y las reservas de la biosfera en un escenario de desarrollo sostenible en Senegal, Guinea Bissau, República Democrática del Congo e Indonesia o en el Fondo del Partenariado Forestal de Carbono del Banco Mundial, entre otros fondos internacionales.