boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

OpinionesArtículos de opinión

El ternero Got, ¿clon o semental?

Esta semana nacía Got, el primer toro de lidia clonado en España

La gran mayoría de medios generalistas han hecho eco de esta noticia. El pasado martes nacía Got en una explotación de Melgar del Yuso, provincia de Palencia. Un ternero bastante especial pues, aunque salido del útero de una vaca frisona, es una réplica genética exacta de "Vasito", un semental perteneciente a una ganadería de reses bravas andaluza.

21-05-2010 por boletinagrario.com

Contenidos de la entrada

 
Got, el primer clon de toro bravo
• 19-05-2010   AP  

Got es el primer clon de toro bravo que se ha logrado conseguir. Sus genes son una réplica exacta de los de un viejo semental gaditano llamado Vasito, que murió varios meses antes de este alumbramiento. Para llegar a saber hasta qué punto este ternero ha heredado los atributos del original deberemos esperar algunos años, lo que nos contará cosas nuevas acerca de nosotros mismos y nuestros genes.

Got nacía este pasado martes en una explotación ganadera de Melgar del Yuso, en la provincia de Palencia. La "madre de alquiler", llamada Ángela, es un esplédido ejemplar de vaca frisona con 600 kilos. Mas tarde hemos sabido que el "gemelo" de Got, al que iban a llamar Glass, nacía muerto tras un largo y complicado parto. Este ternero tan especial es una réplica genética exacta de un semental bravo de la ganadería andaluza de Alfonso Guardiola llamado Vasito, que murió de viejo el pasado mes de marzo.

Como bien saben nuestros lectores catalanoparlantes Got significa vaso. Del tal palo tal ternero, dirían al bautizarlo. El porqué de este giro idiomático está en la procedencia del equipo de investigación que ha conseguido tal logro, perteneciente a la Fundación Valenciana de Investigación Veterinaria, dirigidos por su propio presidente, el doctor Vicente Torrent.

Ángela no ha sido la única vaca frisona inseminada con las réplicas de Vasito. También se espera el nacimiento de otro clon, esta vez en el útero de una res brava. Vasito fue escogido hace más de tres años por el equipo de investigación en la finca Los Caños del municipio gaditano de San José del Valle , seleccionado especialmente por una serie de características que lo hacían ejemplar: Gran bravura, una morfología insuperable y un acerbo genético seleccionado a lo largo de generaciones de cruces y crías.

Y precisamente aquí se encuentra el principal argumento de los detractores de esta línea de investigación. Sabemos que los genes de Got son una réplica exacta de los de Vasito pero, ¿se puede copiar también el carácter? Por otra parte, voces eminentes han expuesto el sinsentido que supone esta investigación. Javier Cañón, catedrático de Genética de la Universidad Complutense y asesor de muchas ganaderías, afirmaba que "si en 15 años no has conseguido mejorar al semental a base de cruzarlo con cientos de buenas vacas es que algo has hecho mal. Clonar un toro solo tiene un carácter sentimental" En otras palabras, poca cabida puede tener la clonación en un sector denominado como "cría y selección de reses bravas", subrayo lo de selección, en lo que a cruces y mejora constante se refiere.

Pese a no ser quizá de gran utilidad en este sector, el valor científico de la iniciativa resulta incuestionable por diversos motivos. La intervención directa en la genética animal no se presenta para la ganadería como una opción de futuro, más bien es la tinta con la que se escribirá el mañana. En estos momentos de desarrollo técnico es necesario que desde nuestro país se potencien las iniciativas encanminadas a dominar y estandarizar tales técnicas, lo que permitirá a nuestra ganadería estar a la altura de sus más directos competidores.

Aunque los genes de dos clones sean exactamente idénticos su actividad se puede especializar en diferente sentido, durante la ontogénesis. Un aspecto de interés que se deriva de esta investigación es la importancia del entorno materno durante el período de gestación. Ya hemos dicho que no sólo la frisona Ángela ha sido germinada con la herencia de Vasito. Los niveles hormonales del útero, la temperatura ambiental, la alimentación de la madre e incluso el estrés de la misma durante el embarazo, condicionan la definición de lo que llamamos "individuo". Para lograr una mejor definición de esta línea de investigación sería muy interesante que el futuro clon gestado en el vientre de una vaca brava siguiera los pasos de Got hacia la vida.

Unos pasos que lo conducirían a la finca utrerana de El Toruño, en la provincia de Sevilla, tierra matriz de la ganadería de la familia Guardiola. Aquí es donde parece que se criará Got, en un entorno similar a donde lo hizo Vasito. Algo que sí que definirá enormemente el carácter de este ejemplar, tal y como ocurrió con el original. Si Ángela, esa mansa vaca lechera que lo ha llevado en su vientre durante 10 meses, ha sido capaz de influir lo suficiente en la gestación de este clon como para amansar su carácter, es algo que sabremos dentro de unos años.

"La carrera" por clonar al primer toro bravo

Este saludable ternero de 25 kilos llamado Got es el resultado de más de tres años de investigación por parte del equipo de investigadores valencianos y la colaboración de la ganadería de Alfonso Guardiola. No era la primera vez que se intentaba realizar tal gesta, aunque sí han sido los ganadores en esta "carrera" por conseguir el pirmer clon de toro bravo.

En el año 1997 Intigen logró crear a Gene, la primera vaca clonada a partir de una célula fetal. Unos años más tarde se lograba con otro bóvido, el gaur asiático, lo que suponía la primera especie en peligro de extinción que lograba ser reproducida con esta técnica. En cuanto al toro bravo ibérico, todos los intentos anteriores se habían frustrado por un motivo u otro.

Un embrión de la ganadería de Victoriano del Río fecundado en Texas no pudo ser implantado en la vaca receptora por problemas burocráticos, lo que dio al traste con la iniciativa. Años atrás, Álvaro Domecq ya había experimentado con la implantación de óvulos en su ganadería de Torrestrella, llegando a lidiar algunos ejemplares de "toros probeta" en las plazas, aunque las posibilidades de clonación todavía quedaban demasiado lejos.

Resulta curioso que haya sido esta iniciativa la que por fin ha conseguido la clonación exitosa, pues originalmente el proyecto estaba encaminado a lograr un ejemplar de lince ibérico, como ejemplo de la viabilidad de crear un banco de tejidos en el que salvaguardar la diversidad genética de las principales especies amenazadas. Algo a todas luces necesario y posible a día de hoy. Ese tembloroso ternerillo es la mejor evidencia.

Un banco de tejidos para animales "de gran valor genético"

Esta iniciativa permitiría la preservación de animales "de gran valor genético", como indicaba el propio director de la investigación en la rueda de prensa, mediante la conservación de tejidos procedentes de sementales, a partir de las cuales se pueden clonar ejemplares mediante la obtención de células portadoras de la información genética.

Vicente Torrent explicaba así cómo el proceso de gestación de Got comenzó con la obtención de medio centímetro cuadrado de piel del semental Vasito y continuó con la introducción del núcleo de una de sus células en el interior de un ovario de vaca para consumo humano, que posteriormente se desarrolló hasta generar el embrión que se implantó en varias madres vacunas de alquiler. Tres de esos vientres admitieron la gestación: dos de ellas pertenecientes a vacas frisonas del ganadero Javier Azpeleta, y la restante es una vaca brava del propio Javier Guardiola.

Unos resultados que han tenido gran reprecusión, no sólo en los medios de comunicación. Tal y como afirmaba el propio Torrent a diversos medios valencianos, ya han sido varios los ganaderos que se han interesado en el proyecto. "Tenemos dos o tres hierros muy prestigiosos de este país que quieren preservar sus sementales". Torrent explicó que Got es fruto de "tres años de investigación de un grupo modesto que ha contado con apenas 28.000 euros de presupuesto financiados por la Diputació de Castelló".

En definitiva, un equipo compuesto por ocho veterinarios, una bióloga y otros ocho técnicos, todos ellos menores de 31 años, ha logrado un gran resultado pese a estar en competencia con grupos de EE UU con millones de dólares de presupuesto. Sin lugar a dudas, algo a tener muy en cuenta.

Por su parte, el ternerillo Got se aferra a la vida con bravura, nada le importan las críticas que pesan sobre su condición de duplicado, algunos añadirán que incluso antinatural. Sencillamente porque no llegan a aceptar que el semental Vasito, aquel que campeaba por las tierras de Cádiz, murió hace meses. Este individuo se llama Got y es tan original como sus propias ansias por vivir. A fin de cuentas, puede que su condición de clon no impida que un día se convierta en un excepcional ejemplar de toro bravo. Quizá, como se ve en la fotografía que acompaña a este artículo, Got le esté sacando la lengua a aquellos que le niegan a priori su derecho a existir, como semental o como lo que el destino le aguarde. Bravo por Got.

Un artículo de Alonso Aguilar para boletinagrario.com

Lo último en Artículos de opinión

Nutrición y Gastronomía

TopCulinario.com

Nutrición y gastronomía. La importancia está en los ingredientes

Observatorio de Precios