boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgroalimentaciónAgricultura

Suben los precios en origen de las hortalizas

Sube la cotización de la práctica totalidad de la oferta hortofrutícola almeriense

11-01-2010 por Almería

Contenidos de la entrada

El tomate ramo sí ha mejorado los precios con los que finalizó en 2009, logrando superar holgadamente la barrera de los setenta céntimos de euro el kilo, oscilando los precios de subasta entre los 90 y 60 céntimos. El tomate de segunda, en cambio, no logra alcanzar los 20 céntimos.

El producto que más ha subido ha sido el calabacín. La variedad normal llegó a comercializarse esta pasada semana con precios de subasta que oscilaron entre un euro inicial y 1,8 como últimos precios.

Por su parte, la berenjena también registró un incremento de valor aunque en menor medida que el calabacín. La berenjena larga se comercializa entre un euro el kilo y ochenta céntimos, con un valor medio de noventa céntimos de euro.

La judía emerite se comercializa a una media de dos euros con ochenta céntimos y la judía perona larga oscila entre los dos euros con cuarenta céntimos y un euro con noventa céntimos de euro el kilo. La judía strike tiene un corte medio de dos euros con ochenta céntimos.

En cuanto a los pepinos, el largo es el que mayor incremento de precio ha tenido en esta primera semana del año con primeros cortes de un euro con diez céntimos y remates de noventa céntimos de euro el kilo. El pepino corto negro oscila entre los sesenta y los cuarenta céntimos, y el pepino francés se comercializa entre los cincuenta y cinco céntimos y los cuarenta céntimos de euro el kilo.

La comercialización de pimiento se ha retomado con mayores cantidades tras las fiestas navideñas. El pimiento corto amarillo es el de menor precio con un corte medio de sesenta céntimos. Tanto el pimiento corto rojo como el verde han incrementado su valor con precios muy similares que oscilan entre los ochenta y cinco céntimos y los sesenta céntimos de euro el kilo en ambos productos. El pimiento italiano verde se vende en los mercados de origen a una media de noventa céntimos y el fruto de segunda se comercializa por debajo de los ochenta céntimos de euro con finales de cuarenta céntimos. El pimiento lamuyo verde oscila entre los setenta y los cincuenta y cinco céntimos y el pimiento lamuyo rojo tiene primeros precios de ochenta céntimos y remates de treinta céntimos. En este último producto los valores son muy irregulares ya que muchos frutos sufren daños a causa de las fuertes lluvias que han provocado un aumento de las podredumbres por la gran humedad que se registra en los invernaderos almerienses.