boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgronegociosMercados alimentarios

Mínimas concesiones de Noruega a la UE

Comunicado de FEPEX sobrel acuerdo para la liberalización del comercio agrícola UE - Noruega

El acuerdo para la liberalización del comercio agrícola entre la UE y Noruega, que entrará en vigor el 1 de enero de 2011, contempla mínimas concesiones en frutas y hortalizas para los productores comunitarios.

13-03-2010 por FEPEX

Contenidos de la entrada

 

El acuerdo para la liberalización del comercio agrícola entre la UE y Noruega, que entrará en vigor el 1 de enero de 2011, contempla mínimas concesiones en frutas y hortalizas para los productores comunitarios. Noruega considera que las frutas y hortalizas son productos sensibles y las concesiones que ha realizado a la UE están sujetas a contingentes adicionales, muy reducidos en opinión de FEPEX. Los contingentes arancelarios adicionales para frutas y hortalizas que los productores europeos podrán exportar a la UE son de 300 toneladas para fresas, 400 toneladas para lechuga y 3.000 toneladas para la patata. Noruega también ha otorgado contingentes arancelarios adicionales para queso, cereales, productos cárnicos y zumos. El valor comercial de todos estos productos con contingentes arancelarios adicionales se estima en 50 millones de euros.

En el caso de flores y plantas ornamentales, Noruega ha otorgado reducciones arancelarias aplicables a begonias, rosas, tulipanes y lirios, cuyo valor comercial total es de 3,5 millones de euros.

En los productos agrarios no considerados sensibles por Noruega se eliminan las barreras arancelarias a la exportación de la UE.

Por su parte, la UE también ha hecho concesiones a Noruega. En frutas y hortalizas, la UE ha otorgado contingentes adicionales para las frambuesas frescas (400 toneladas) y patatas (200 toneladas) principalmente.
Para FEPEX, el acuerdo entre la UE y Noruega contempla unas concesiones muy limitadas a las frutas y hortalizas europeas sujetas a contingentes arancelarios adicionales, con lo cual las oportunidades de incrementar la exportación española y europea a este país son reducidas. El acuerdo, que aun esta pendiente de aprobación final por ambas partes y que está previsto entre en vigor el 1 de enero de 2011, pone en evidencia la defensa que muchos países extracomunitarios hacen de sus producciones y la escasa liberalización de los productos que consideran sensibles.