boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgropolíticaProductores

COAG pide en Bruselas más control y menos concesiones antes de ratificar el acuerdo con Marruecos

Los actos de movilizaciones con motivo de la Cumbre UE-Marruecos son en Granada el 7 de marzo

Los actos de movilización previstos con motivo de la Cumbre UE-Marruecos en Granada y las enmiendas introducidas en dos dictámenes del CESE, se enmarcan dentro de la ofensiva para mitigar los perniciosos efectos de la liberalización de los intercambios.

25-02-2010 por COAG

Contenidos de la entrada

 
Vista del edificio del Parlamento Europeo de Bruselas

Las demandas de COAG persiguen mejorar a su vez las condiciones de vida y trabajo en los países del Sur del Mediterráneo y garantizar la seguridad alimentaria de los consumidores europeos.

Durante la ronda de contactos que ha mantenido durante las últimas semanas con los diferentes grupos políticos con representación en Bruselas, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha reclamado enérgicamente que no se ratifique el acuerdo entre la UE-Marruecos hasta que no se garantice un riguroso control en frontera y más derechos laborales y menos agresiones contra el medio ambiente en las explotaciones marroquíes.

Los actos de movilización previstos con motivo de la Cumbre UE-Marruecos en Granada del 7 de marzo y las enmiendas introducidas en dos dictámenes del Consejo Económico y Social Europeo (CESE), se enmarcan también dentro de esta ofensiva para mitigar los perniciosos efectos de la liberalización de los intercambios con el país alauita.

A propuesta de Javier Sánchez, representante de COAG en el CESE, tanto en el dictamen sobre las relaciones entre la UE y Marruecos como en el concerniente a la agricultura en EUROMED, se solicita condicionar la apertura del mercado comunitario a las importaciones de Marruecos al cumplimiento de unos estándares mínimos en materia sociolaboral, ambiental y sanitaria: ""que se produzcan avances en materia de respeto al medioambiente, en los derechos laborales y "sobre todo- en el desarrollo económico y social de la población local y por tanto, no sólo de las grandes corporaciones locales o extranjeras"", recoge literalmente.

Asimismo, los dictámenes recogen la enmienda de COAG para que se establezcan mecanismos de control real de las importaciones y que se mejoren los existentes, "desde el punto de vista del respeto a las cuantías aduaneras establecidas y al cumplimiento de los contingentes", y la necesidad de establecer "a corto y medio plazo compensaciones reales, a través de líneas de apoyo suplementario, para aquellos productores de la UE de los sectores más afectados por la liberalización comercial".

En palabras de Javier Sánchez, estas demandas "no sólo persiguen mitigar los negativos efectos del Acuerdo UE-Marruecos en nuestras explotaciones sino también mejorar de las condiciones de vida y trabajo en los países del Sur del Mediterráneo y garantizar la seguridad de la seguridad alimentaria de los consumidores europeos".