boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadDesarrollo Sostenible

Eurovegas o la condena a la agricultura periurbana del Baix Llobregat

"El manifiesto pretende aportar elementos de reflexión y debate en torno a la fragilidad del espacio agrario catalán, y más concretamente del periurbano"

14-06-2012 por Fundació Agroterritori La Fundación Agroterritori, de la que forma parte la Unió de Pagesos, así como la Universidad y Cámara Agraria de Girona, ha presentado este jueves 14 de junio a través de una rueda de prensa un manifiesto en contra de la instalación del proyecto conocido como "Eurovegas" en tierras del Parque Agrario del Bajo Llobregat. Reproducimos aquí, traducido al castellano, el texto íntegro del manifiesto

Compartir en Google +

Parte I

EUROVEGAS: LA DESPROTECCIÓN DE NUESTRO ESPACIO AGRARIO

Una condena a la agricultura periurbana. Manifiesto de la Fundación Agroterritori

El espacio agrario del Baix Llobregat ha estado sujeto a continuas especulaciones desde hace décadas, pero sin duda es ahora cuando pasa por uno de los momentos más difíciles. El actual proyecto Eurovegas ha demostrado que este suelo agrario cercano a Barcelona sigue estando en serio peligro a pesar de su declaración oficial como suelo no urbanizable de valor agrario desde hace más de tres décadas por parte del Plan general metropolitano de 1976, condición reforzada por un instrumento urbanístico como es el Plan especial de protección y mejora del Parque Agrario del Baix Llobregat (aprobado por Comisión Territorial de Urbanismo de Barcelona en 2004) y posteriormente por un instrumento de planificación territorial como es el Plan territorial metropolitano de Barcelona (aprobado por el Gobierno de Cataluña en 2010). Significativamente, este último lo declara suelo de especial protección por sus valores ambientales y agrícolas.

 
Vista del litoral en el Baix llobregat
• GenCat  

El Consorcio del Parque Agrario del Baix Llobregat nació en el año 1998 gracias a la voluntad perseverante del campesinado (representado por Unió de Pagesos de Cataluña, en lucha constante por el mantenimiento de la agricultura periurbana desde la década de 1970), los 14 ayuntamientos involucrados, el Consejo Comarcal del Baix Llobregat, la Diputación de Barcelona y, desde 2006, la Generalitat de Cataluña. Esta figura ha sido capaz de dotar de un proyecto estratégico y viable de desarrollo agrario que atañe a 3.000 hectáreas de suelo agrario de gran calidad a orillas de Barcelona y de un tejido productivo agrario vivo, dinámico y competitivo. No hay que perder de vista que estas 3.000 hectáreas son el resultado de un acuerdo histórico, tras años de lucha del campesinado por la defensa de este espacio agrario, y resultan de un pacto que ya representa de por sí un retroceso ostensible respecto a la superficie de suelo agrario que el Plan general metropolitano de 1976 había protegido (bajo la clave 24). Superficie que, de hecho, era muy inferior a la que aún era agraria a mediados de la década de 1970.

El campesinado juega un papel fundamental en la preservación y gestión de los espacios agrarios de Cataluña, y apuesta por la preservación de la agricultura en general, y de la periurbana en particular, desde el convencimiento de que esta agricultura es estratégica para el abastecimiento de alimentos de proximidad y calidad, hecho fundamental para la mejora de la salud de la ciudadanía y para asegurar el derecho legítimo a la alimentación. Al mismo tiempo esta agricultura es generadora de una gran diversidad natural, de nichos de empleo y de un paisaje periurbano de calidad. Sin embargo, en muchos casos se puede ver amenazada por continuas presiones de las ciudades que relegan la actividad agraria a un espacio cada vez más limitado en torno a estas ciudades, espacio amortiguador de impactos urbanísticos, industriales y de infraestructuras ( ver la Carta de la Agricultura Periurbana, 2010).

 
Presentación del manifiesto contra el proyecto Eurovegas
• 14-06-2012  

De izquierda a derecha: Joan Caball, coordinador nacional de Unió de Pagesos, vicepresidente de la Fundación Agriterritori y presidente de la Cámara Agraria de Girona; Joaquim M. Puigvert, vicerector de Relaciones Institucionales, Sociedad y Cultura de la Universitat de Girona; y Josep Maria Coll, miembro de la Comisión Permanente de Unió de Pagesos y del Patronato de la Fundación Agroterritori

El seguimiento del proceso de negociación entre los promotores del proyecto Eurovegas y la Administración (departamentos de Presidencia, Territorio y Sostenibilidad, Economía y Conocimiento y Empresa y Empleo) está siendo posible únicamente a través de los medios de comunicación y las plataformas sociales en contra de la especulación del territorio (algunas ya existentes y otras de nueva creación). Se trata de una forma de actuar que no merece más que una crítica contundente, ya que no se respetan los procedimientos más elementales de transparencia y de buenas prácticas por parte de la administración pública y se contraviene claramente el Convenio de Aarhus, del que España es signatario, así como buena parte de la legislación en materia de urbanismo y medio ambiente en cuanto a la información pública.

Aún hoy en día todo son conjeturas en torno al proyecto, empezando por su ubicación y extensión final y terminando por su potencial impacto económico y como generador de empleo. Desde el principio ha sonado muy fuerte la alternativa de localizar a las tierras agrarias del Parc Agrari del Baix Llobregat, pero parece que también se han valorado otras alternativas que el gobierno de Cataluña aún no ha revelado. Por otro lado, la dimensión territorial del proyecto tampoco se ha aclarado, pero todo indica que la construcción se desarrollaría por fases, la primera de 200 hectáreas, y que podría llegar hasta un total de 800 hectáreas.

En el año 2010, en el debate del Parlamento de Cataluña sobre el sector agrario, el Sr. Mas (entonces jefe de la oposición y actualmente presidente de la Generalitat de Cataluña), en nombre del grupo parlamentario de Convergència i Unió, situaba al agrario como un sector estratégico para el país, en estos términos:

"El sector agrario es estratégico por diferentes motivos [...]: por la salud, y esto va a favor de los productos que se hacen en Cataluña [...]; por el mantenimiento y mejora del medio natural y de la protección del medio ambiente, y si cada vez hay menos campesinos y la tendencia es que haya menos en el futuro, nos los tendremos que inventar, tendremos que coger funcionarios para que vayan a proteger nuestro medio ambiente, es estratégico esto? [...], Porque atesora valores que forman parte de nuestra identidad, donde más que en el mundo agrario está el valor del esfuerzo y la superación individual [...]; podríamos no depender tanto de lo que son las producciones primarias, lo que son las producciones del campesinado. Aquí tenemos una oportunidad para no depender tanto de fuera, como europeos, aprovechamos, porque, si no, podemos llegar también en este sentido a tomar mal, ¿no? ".

Continuar leyendo...