boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadMedio Ambiente

WWF pide la prohibición del comercio internacional de atún rojo

Capaña para pedir al Presidente del Gobierno que apoye la propuesta de proteger al atún rojo

17-02-2010 por WWF WWF lanza hoy una campaña pública para pedirle al Presidente del Gobierno que secunde la propuesta de incluir al atún rojo en el Apéndice I de la Convención CITES, en la próxima reunión que se celebrará en Doha (Qatar) del 13 al 25 de marzo.

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

A partir de hoy, miles de ciudadanos podrán participar en una nueva ciberacción de WWF para salvar al atún rojo. La organización ha lanzado hoy en su página web esta iniciativa instando a la población a enviar una carta al Presidente del Gobierno pidiéndole que se comprometa con la conservación de la especie y que apoye la prohibición definitiva de su comercio internacional.

En menos de una década, la pesca ilegal y el exceso de capturas han llevado al atún rojo al borde del colapso, quedando apenas un 15 por ciento de la población original. WWF recuerda que estos problemas son consecuencia de una presión excesiva de la demanda, principalmente, en el mercado japonés, dispuesto a pagar un precio muy elevado por cada ejemplar.

Sin embargo, marzo es un mes decisivo para el futuro de la especie. De hecho, del 13 al 25 de este mes se celebra en Doha (Qatar) la reunión de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre, CITES. Allí se darán cita las 175 naciones que la integran para debatir casi medio centenar de propuestas de conservación.

La situación del atún rojo se discutirá en este foro a escala mundial y uno de los aspectos más importantes que se abordarán será si la especie se incluye o no en el Apéndice I de la Convención. Un paso que supondría prohibir su comercio internacional, siendo la primera vez que ocurre con una especie pesquera de la importancia del atún rojo.

Sus poblaciones se han reducido en un 85 por ciento y, de continuar así, su extinción comercial podría tener lugar en el año 2012.

A pesar de que los gobiernos de los principales países implicados en su pesca, como Francia e Italia, ya han decidido apoyar esta medida, España sigue sin aclarar cuál es su posición ante este problema y se ha quedado sola en la UE. De hecho, el Parlamento europeo también se ha pronunciado claramente a favor de esta iniciativa.

"CITES es una oportunidad, no una amenaza. La auténtica amenaza es el comercio internacional, alimentado por la pesca ilegal que se ha practicado hasta ahora".

Asimismo, la organización recuerda que del atún dependen miles de puestos de trabajo en sectores artesanales, como las almadrabas andaluzas, los arrantxales vascos o la línea de mano del Estrecho.

Según Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España, "Es el momento de que se oiga la voz de los ciudadanos preocupados por el futuro del atún rojo. El Presidente del Gobierno debe comprender que salvar esta especie es preservar miles de empleos y la única solución es su inclusión en el Apéndice I". Y concluye, "CITES es una oportunidad, no una amenaza. La auténtica amenaza es el comercio internacional, alimentado por la pesca ilegal que se ha practicado hasta ahora".