boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

Agropolítica

La Unió critica duramente el borrador de ayudas del Gobierno para pérdidas por sequía y heladas

También consideran el presupuesto asignado totalmente insuficiente: Ramón Mampel indica que "es una burla para el campo valenciano y espera que se rectifique"

La Unió de Llauradors señala que el borrador de ayudas del Gobierno para paliar los daños de heladas y sequía "sólo contempla nuevos préstamos o ampliación de los anteriores". Una línea con un presupuesto de 7,7 millones, según la Unió, "cuando Agroseguro habla de 145 millones en pérdidas sólo por heladas de la producción asegurada, 60 de ellos en la Comunitat Valenciana".

24-04-2012 por La Unió de Llauradors

Contenidos de la entrada

LA UNIÓ de Llauradors denuncia que la Orden de ayudas que prevé el Gobierno para paliar los daños que han causado la sequía y las heladas únicamente contempla medidas de apoyo a la financiación y por tanto suponen un incremento del endeudamiento para los afectados. Se centran casi exclusivamente en la sequía y los ganaderos, olvidándose de las heladas en cultivos como los cítricos, hortalizas y frutales o en los cereales y otros cultivos de secano en la sequía.

 
Naranjos dañados por las heladas en Alberic

La cantidad que va a aportar el Gobierno para sequía y heladas es de 7,7 millones de euros cuando hay entidades como Agroseguro que valora ya sólo los efectos de la helada sobre la producción asegurada en 145 millones de euros para todo el Estado, 60 de ellos en la Comunitat Valenciana. Aparte, están las pérdidas sobre la producción no asegurada y sobre todo la pérdida de producción potencial por efectos del daño en el arbolado. LA UNIÓ considera las pérdidas sólo por las heladas en la Comunitat Valenciana en más de 200 millones de euros.

A juicio de LA UNIÓ el Gobierno ha "ninguneado" a la Comunitat Valenciana pese a tener Gobiernos del mismo signo político y no parece haber servido de nada la reunión mantenida recientemente por la consellera de Agricultura, Maritina Hernández, con el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete.

Para los agricultores de la Comunitat Valenciana afectados por las heladas sólo hay una medida que es la de un año de carencia para los que tengan préstamos concedidos de primera instalación y planes de mejora. El resto, que son la inmensa mayoría, no tienen ningún tipo de apoyo en la normativa que prepara el Gobierno.

El Gobierno establecerá sólo tres líneas de apoyo a los afectados que giran alrededor de la financiación. Se trata de subvenciones para la financiación de la carencia para los titulares de préstamos subscritos al amparo de los planes de primera instalación y de los planes de mejora y modernización de las explotaciones agrarias. También se bonificará el coste de los avales a nuevos préstamos para los ganaderos de sectores extensivos: ovino, caprino, vacuno de leche, apicultura, equino extensivo para carne y porcino extensivo (sin implantación en la Comunitat Valenciana). Se prevé así mismo una subvención por ampliación del periodo de amortización de los préstamos subscritos al amparo de la Orden ARM/572/2010, de 10 de marzo. Los beneficiarios serán los mismos que en el punto anterior.

LA UNIÓ ha reclamado medidas que realmente palien los daños y aminoren las pérdidas de los agricultores y ganaderos afectados. Entre ellas demanda un sistema de ayudas similar al del año 2005 por el que se adoptaron medidas urgentes, cofinanciadas entre el Gobierno y la Generalitat, para los daños ocasionados en el sector agrario por las heladas; una reducción de los módulos fiscales, una exención del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza rústica, la condonación del pago de diez cuotas de la Seguridad Social de los trabajadores autónomos afectados del sector agrario o créditos bonificados al 100% para todos los agricultores y ganaderos que se hayan visto afectados por esta coyuntura adversa.

Por tanto las medidas del Gobierno no compensan por lo que se refiere a las heladas los elevados daños que han afectado incluso a la madera, situación que provocará una disminución de la producción potencial cuando no la muerte y el arranque posterior del arbolado; siendo así mismo insuficientes para la sequía.

Ramón Mampel, secretario general de LA UNIÓ, indica que "el borrador de ayudas previsto por el Gobierno es una burla para los agricultores afectados por heladas y la sequía y confía en que haya una rectificación que permita compensar adecuadamente las graves pérdidas, pues de lo contrario habrá que responder en la calle ante una nueva afrenta al campo valenciano".