boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadMedio Ambiente

La Guardia Civil interviene en Barcelona una piel de oso polar disecado

Un grupo ecologista comunicó al SEPRONA la existencia de estas piezas expuestas en un restaurante de Barcelona

02-03-2012 por Guardia Civil - Seprona El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Barcelona ha intervenido en un restaurante de esta capital diecisiete partes de animales disecados, entre los que se encuentran una piel y un cráneo de oso polar y otro de oso Grizzly. Otras piezas intervenidas son cornamentas de las especies de Impala, Gran Kudú, Elan y colmillos de jabalí verrugoso, entre otros animales.

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

El SEPRONA fue informado a principios de mes por un grupo ecologista, sobre la existencia de animales exóticos disecados que eran exhibidos en un establecimiento de la Ciudad Condal.

Los agentes de la Guardia Civil realizaron una inspección comprobando que, efectivamente, en el local se exponían diecisiete piezas, catorce de las cuales eran cabezas con cornamentas de cérvidos africanos de las especies de Impala, Gran Kudú, Elan y colmillos de jabalí verrugoso, entre otros animales, cazados en Sudáfrica.

Ninguna de estas catorce partes de animales sudafricanos se hallaba correctamente documentada. Todas ellas proceden de fuera de la Comunidad Europea y carecen de documentos aduaneros que acrediten su lícita importación, circunstancia que los convierte en género de contrabando.

 
Imagen de las piezas confisadas por el SEPRONA de Barcelona
• 02-03-2012   Guardia Civil  

Oso polar y Grizzly

También se observó en el establecimiento la exposición de un cráneo de oso Grizzly y otro de oso polar, visibles tras la barra del restaurante, además de una piel de oso polar con garras y cabeza que se hallaba fijada en la pared del lavabo de señoras simulando una actitud agresiva.

El oso Grizzly había sido abatido en Canadá y el polar en Alaska, de manera lícita, de acuerdo a la legislación y autorizaciones de esos dos países y se hallan protegidos por el Convenio Internacional CITES y por el Reglamento CE 338/97, que establece en Europa una protección adicional para los que se hallen amenazados de extinción, sin embargo la documentación que amparaba a estas partes de los osos, no permite su exhibición pública, motivo por el que también fueron intervenidos.

Más información en la página de la Guardia Civil.