boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadMedio Ambiente

Arias Cañete presenta las líneas de la reforma de la Ley de Costas

Uno de los objetivos prioritarios: "Compatibilizar la protección del espacio natural con actividades económicas que creen empleo y riqueza"

10-02-2012 por Boletín Agrario Durante la sesión de control parlamentario de este 9 de febrero el ministro avanzó algunos de los contenidos de su reforma de la Ley de Costas de España. Durante el debate denunció la existencia de 24.500 expedientes de reconocimiento de derechos sin resolver y calificó su anterior aplicación como "errática, arbitraria y deficiente". Leire Pajín preguntó por "el auténtico fondo de la cuestión"

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

Durante la sesión de control al Gobierno celebrada ayer en el Congreso de los Diputados, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente avanzó algunos de los ejes que marcarán la próxima reforma de la Ley de Costas, intención legislativa que el titular del MAAM hizo pública este pasado uno de febrero, cuando presentaba ante la misma Cámara su programa de trabajo en forma de batería de 66 medidas.

 
Arias Cañete presenta las 66 medidas de su Ministerio para esta legislatura
• 01-02-2012   Congreso de España  

Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, durante su primera comparecencia ante la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso de los Diputados, en la que presentó el programa de su Ministerio para la presente Legislatura. Un total de 66 medidas sobre Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente, Clima y Agua

Miguel Arias Cañete adelantaba ayer que la reforma de la Ley de Costas se va a centrar en dos objetivos fundamentales: "mejorar la seguridad jurídica de los titulares de derechos en la costa y compatibilizar la protección del espacio natural con actividades económicas".

En la nota de prensa posterior del MAAM también destacan como una de las prioridades fundamentales de la reforma el mejorar la seguridad jurídica de los titulares de derechos en la costa. Arias denunciaba ayer que se han encontrado 24.500 expedientes de reconocimiento de derechos sin resolver, herencia del anterior gobierno y uno de "los tres parámetros que hay que resolver y terminar" estabecidos por Cañete al final de su comparecencia.

Ejes de la reforma

Como medidas concretas, Arias Cañete avanzó que se está estudiando la posibilidad de aumentar el plazo de las concesiones "aproximando en este ámbito la legislación de costas a las normas que regulan las concesiones de otros bienes de dominio público". Con esto se pretende, según defendía ayer el ministro, "resolver la inquietud en los propietarios de viviendas y de los que poseen pequeñas parcelas en la costa, sin impacto negativo sobre el medio ambiente costero", recordando además que los actuales plazos de concesión establecidos por 30 años empezarán a expirar a partir del año 2018. El ministro también adelantó que se está "analizando la posibilidad" de permitir la transmisión de los derechos de ocupación de dichas concesiones. Sin dejar recordar cómo esta polémica sobre la inseguridad jurídica de los concesionarios ha llevado al Parlamento Europeo a pedir en el informe AUKEN que se modifique la actual Ley de Costas.

También dejaba abierta la posibilidad a los cambios en la actual normativa urbanística que rige las zonas costeras de España: "se van a analizar los requisitos para la realización de determinadas obras, necesarias para dotar de sentido y utilidad las ocupaciones, y para el mantenimiento y conservación del buen estado del litoral". Así entre las conclusiones finales, además de los 24.500 expedientes sin resolver, Arias destacaba la necesidad de ofrecer soluciones a los "cambios de criterio sobre la ocupación de las playas que han creado inseguridad en el sector hostelero".

El ministro anuncia que se abordará "la introducción de un procedimiento de desafectación más ágil"

En tercer lugar el ministro también marcó como "parámetro a resolver" el deslinde administrativo del dominio público marítimo-terrestre, añadiendo que el actual marco legislativo "es incompleto y, muchas veces, acusado de caprichoso y arbitrario". Sobre este asunto el ministro garantizaba ayer que "se estudiará, con el máximo rigor, los criterios técnicos y jurídicos con arreglo a los cuales se resuelve la inclusión de un bien en el dominio público marítimo terrestre".

El ministro ha anunciado que se abordará "la introducción de un procedimiento de desafectación más ágil y se introducirán mecanismos de coordinación entre las distintas Administraciones públicas para garantizar, de modo sostenible, la actividad turística en el litoral".

Intercambio de impresiones en el Congreso

"Vamos a poner sentido común en las costas españolas", dijo ayer el Ministro. Unas críticas directas a la gestión del anterior gobierno que fueron subiendo de tono a medida que se caldeaba el intercambio de impresiones que protagonizaron ayer el ministro y la diputada socialista Leire Pajín. Ésta le preguntó por el verdadero fondo de las medidas anunciadas, acusando a Cañete de querer volver "al espíritu de la Ley del Suelo", medida aprobada por el gobierno Aznar y que según la exministra benidormense "trajo a España la especulación inmobiliaria que hoy está costando al país el modelo económico de pies de barro".

 
El polémico hotel El Algarrobico, en Carboneras (Almería)

Cañete respondía sacando a relucir el tristemente famoso caso del hotel El Algarrobico, construido en pleno Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar y aprobado por ayuntamientos del PSOE y "bendecido" por comunidades autónomas del mismo partido: "Lo preocupante es la aplicación errática, arbitraria y deficiente que de la Ley de Costas ha hecho el gobierno socialista. Lo preocupante son casos como el Algarrobico". El titular del MAAM añadía además: "Lo preocupante es que ustedes crean que las leyes no hay que modificarlas nunca porque las hicieron los socialistas".

La medida 48

La reforma de la Ley de Costas estaba agrupada en la docena de medidas sobre Medio Ambiente que el ministro presentara la pasada semana, hay que decir que de una forma bastante poco usual y casi sin tomar aliento. Concretamente era la número 48 del total de 66 medidas sobre agricultura, ganadería, pesca, medio abiente, clima y agua recogidas en este "auténtico programa de trabajo", en palabras del MAAM.

Para ubicar el verdadero alcance de este anuncio hay que tener muy presente que la actual Ley 22/1988 de 28 de julio lleva vigente en España casi un cuarto de siglo y que a su vez venía a derogar una Ley de Costas nada menos que de 1969. Una normativa vigente que es considerada como "garantista" en materia de conservación medioambiental del litoral costero español, algo que destacaba ayer la diputada Leire Pajín. Ý no ha sido necesario esperar más allá de la primera sesión de control parlamentario a la que se ha sometido el gobierno Rajoy para que esta cuestión haya ocupado lugar destacado en el debate, pese al histórico momento de reformas que estamos vivendo en España durante estos días.

Las críticas a esta medida 48 de reforma de la Ley de Costas también destacaron en la dura respuesta que recibieron por parte de Greenpeace las medidas anunciadas por Arias Cañete en materia de Medio Ambiente. La organización conservacionista llegó a calificar lo anunciado como "el inició la demolición del núcleo duro de la legislación ambiental española que tantos años y esfuerzos ha costado conseguir", destacando que la reforma de la Ley de Costas abrirá nuevos usos en el litoral virgen "que caerá sepultado una vez más bajo el cemento". Así destacaban que la simplificación de la normativa sobre evaluación de impacto ambiental la convertirá "en un coladero de proyectos que son un homenaje al despropósito".

Mientras tanto las directrices adelantadas ayer por el ministro Arias Cañete no cobren mayor consistencia no se conocerá el auténtico alcance de la medida 48 que tiene en mente el Ejecutivo español.