boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgropolíticaProductores

Unión de Campesinos de Castilla y León hace balance del año 2011

El número de agricultores y ganaderos a Título Principal sigue reduciéndose en esta comunidad, pasando de 44.255 a 43.314

27-12-2011 por UCCL Para La Unión de Campesinos de Castilla y León el 2011 finaliza marcado por la reforma de la PAC, la crisis del sector, la reducción del presupuesto agrario regional y el retraso en el pago de determinadas ayudas gestionadas por la Consejería de Agricultura y Ganadería castellanoleonesa.

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

 

Ante la cercanía de su finalización, la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) considera que 2011 se recordará como el año en que se presentaron los textos jurídicos de la Reforma de la Política Agraria Comunitaria después de 2013 y por la crisis generalizada que ha soportado el sector agrario, particularmente el colectivo ganadero, por la reducción presupuestaria que ha sufrido la Consejería de Agricultura y Ganadería y por los retrasos de esta en el pago de determinadas ayudas que gestiona.

Sin lugar a dudas que la presentación el pasado 12 de octubre de 2011 de los textos legislativos de la Reforma de la Política Agraria Comunitaria de 2013 ha sido uno de los momentos que más se recordarán de este año que ahora finaliza. Desde la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) se considera que la propuesta de establecer una tarifa plana de pago único por hectárea no es equitativo para aquellos países que disponen de una gran variedad de sistemas productivos agrícolas y ganaderos (secano y regadío, cultivos anuales y permanentes o ganadería intensiva y extensiva...) con costes, producciones y amortizaciones de las inversiones muy diferentes. Con respecto a la definición de agricultor activo, esta Organización considera fundamental que se amplíe el porcentaje que se exige para que un profesional sea considerado como tal y siempre vinculándolo a la producción y comercialización de las producciones agrarias y a los vaivenes de los factores de producción y no a las ayudas que perciba

Desde UCCL se ha demandado el fortalecimiento de los mecanismos de gestión de mercados por entender que sólo el mantenimiento de unos precios dignos para las producciones agrarias asegura la rentabilidad y el futuro de miles de explotaciones. Además, esta Organización ha pedido la excepción agraria en las normas de competencia para incrementar el poder de negociación de la producción en la cadena alimentaria y medidas europeas para parar los abusos de la gran distribución por posición de dominio al mercado o venta a pérdidas.

 
Precios Justos al Ganadero
• 19-02-2011  

Pancartas de la manifestación protagonizada por los más de 4000 ganaderos Castellanoleoneses por las calles de Valladolid que reclamaban "precios justos al ganadero", además de una serie de ayudas y medidas fiscales. La marcha fue convocada por ASJA, COAG, UPA y UCCL, además de las Unión de Cooperativas de Castilla y León, Urcacyl.

Los sectores ganaderos han seguido arrastrando una profunda crisis como consecuencia, por un lado, del hundimiento de los precios en origen fruto de la actitud de la industria y a la que las distintas Administraciones Públicas no han sido capaces de dar respuesta y, por otro, de la continua subida del pienso que es el principal gasto al que hacen frente estas explotaciones.. El vacuno de leche sirve perfectamente para exponer una situación que ha provocado que entre octubre de 2010 y octubre de 2011 los ganaderos que se dedican a esta actividad hayan pasado de ser 2.061 a los 1.853.

Los ganaderos de Castilla y León, además, de la tremenda crisis de rentabilidad que soportan han tenido que hacer frente a una generalización de los ataques de lobo ante los que la Consejería de Medio Ambiente primero y, tras las elecciones autonómicas de mayo, la de Fomento y Medio Ambiente no ha sido capaz de dar respuesta pues se sigue apostando por un sistema de seguros que se ha demostrado completamente ineficaz e inútil.

Si el resto de los sectores agrícolas han ido capeando la crisis a pesar de las subidas de sus principales factores de producción como son la electricidad, el gasóleo agrícola o los fertilizantes, los productores de patata han soportando este año uno de los peores de su historia con unos precios en origen ruinosos que se pueden situar como media en los 0,06 euros por kilo y que contrastan con los costes de producción que pueden rondar los 0,12.

La situación de crisis económica general que vive el conjunto de la sociedad ha afectado también de un forma clara al presupuesto y a la forma de actuar de la Consejería de Agricultura y Ganadería que dirige Silvia Clemente que ha visto como los fondos totales con los que contaba para 2011 ha sufrido una reducción teórica del 7,99%, disminución que, en realidad, se transforma entre un 25% y un 30%, si se tiene en consideración determinadas partidas que, en lógica, deberían figurar y no se contemplan: la correspondiente a la Sociedad Patrimonial de Castilla y León para infraestructuras agrarias, fondos del Plan Plurianual de Convergencia Interior, modificación PDR, aportación al programa de Desarrollo Rural Sostenible. A lo anterior, hay que unir tanto la no publicación de determinadas líneas de ayudas como: APRIAS, programas de calidad de la leche mediante la adquisición de bienes de equipo… como ciertos retrasos en la publicación de las ordenes de convocatoria de ayudas como: apicultura, jubilación anticipada, inversiones en explotaciones agrarias, programas de calidad de la leche cruda de oveja, vaca y cabra, promoción de nuevas tecnologías, etc.

A esto hecho se suma que al parecer, tanto para cumplir la Comunidad Autónoma de Castilla y León, al final del año 2011, el déficit público, 1,3% del PIB, la directriz política es retrasar el abono de determinadas ayudas que habitualmente se realizaban en el año de convocatoria hasta el año 2012, como por los efectos de la crisis económica y financiera que se viene soportando en los últimos años, crisis que puede estar originando falta de liquidez y tesorería en las arcas regionales. La realidad es que los agricultores y ganaderos de Castilla y León, están comprobando como ayudas que en los años precedentes ya habían cobrado antes de la finalización del año de convocatoria, sin embargo, concluido el año 2011 no han recibido los importes, entre otras, de las siguientes ayudas: anticipo de la ayuda regional a los cultivadores de remolacha, correspondiente al 2011, respectivamente; parte de la ayuda a la mejora de la producción y comercialización de la miel; ayudas de las medidas agroambientales; la indemnización compensatoria por la ubicación de las explotaciones agrarias en zonas calificadas como de montaña o desfavorecida; ayudas por primera instalación de jóvenes al sector agrario; ayudas por inversiones agrarias mediante planes de mejora; parte de la bonificación de intereses por los préstamos ganaderos formalizados el año 2008 y que se acogieron al segundo período de carencia; pagos pendientes por la ejecución de la campaña oficial de sanidad animal; pagos pendientes por el apoyo a la suscripción de seguros agrario; paralización o no inicio de infraestructuras agrarias; ayudas por el bienestar animal; etc.

Baste un dato para denunciar el mal año que han vivido los Agricultores y Ganaderos a Título Principal de Castilla y León. Entre noviembre de 2010 y el mismo mes de 2011 los cotizantes de la Seguridad Social han pasado de 44.255 a los 43.314 que lo hacen en la actualidad, 941 profesionales que se han visto obligados a abandonar la actividad…

Lo último en Productores

Nutrición y Gastronomía

TopCulinario.com

Nutrición y gastronomía. La importancia está en los ingredientes

Compartir en ...