boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

SostenibilidadMedio Ambiente

El compostaje se presenta como la alternativa más adecuada a la incineración de resíduos orgánicos

Comunicado de Amigos de la Tierra con motivo de la celebración del Día Mundial contra la Incineración

29-09-2011 por Amigos de la Tierra Coincidiendo con la celebración del Día Global de Acción contra la Incineración, establecido por GAIA y todas las entidades pertenecientes a esta coalición para el 30 de septiembre de cada año, la organización Amigos de la Tierra inicia el "curso" de los proyectos de compostaje, recordando que esta práctica es la mejor alternativa a la incineración de resíduos orgánicos

Compartir en Google +

Contenidos de la entrada

 
Era de compostaje
• Junta de Andalucía  

Ilustración perteneciente al Manual de Compostaje para Agricultura Ecológica, realizado por José María Álvarez de la Puente y editado por la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía. Este manual se encuentra disponible en nuestras Bibliotecas de recursos.

El 30 de Septiembre es el día de acción global contra la incineración, establecido por GAIA y todas las entidades pertenecientes a esta coalición. Amigos de la Tierra plantea el compostaje como la opción más viable para la correcta gestión de los residuos orgánicos.

En España se incineran más de dos millones de toneladas de residuos al año. La energía calorífica la proporcionan los plásticos y el papel presentes en la basura, sin embargo éstos deberían estar destinados a la reutilización y al reciclaje al existir los canales adecuados.

El resto de los residuos que llegan a las plantas incineradoras son en su mayoría residuos orgánicos, con muy bajo poder energético, gran cantidad de humedad, que reduce la efectividad de la quema, y con un alto porcentaje de productos hidrocarbonados. Los restos orgánicos incinerados producen dioxinas y furanos, unas de las sustancias más tóxicas presentes en nuestro entorno.

La asociación, con una larga trayectoria en el compostaje, considera esta alternativa como el tratamiento más adecuado para la gestión de los residuos orgánicos, evitando la incineración y desaprovechamiento de los mismos. El compostaje es un proceso aerobio sencillo y sostenible, en el que los residuos orgánicos se transforman mediante la acción de los organismos descomponedores presentes en la naturaleza en un abono de excelente calidad conocido como compost.

Por esta razón, Amigos de la Tierra lleva más de doce años promoviendo la práctica del compostaje y vermicompostaje doméstico y comunitario como herramienta de gestión de residuos a pequeña escala. Gracias a este ejemplo cotidiano se demuestra la viabilidad de la disminución en origen de la fracción orgánica residual. Este modelo de compostaje se realiza en hogares, centros educativos, asociaciones, etc., siendo, a su vez, una excelente herramienta de educación ambiental.

Según Diana Osuna, responsable de la campaña de compostaje de Amigos de la Tierra: "Los residuos orgánicos que no llegan a la incineradora o al vertedero contribuirán a la reducción de gran número de estos lugares y reducirán, en extensión, los problemas ambientales y sanitarios derivados de su funcionamiento. Todas estas ventajas se añaden al valor personal que tiene producir un compost de calidad".

A lo largo de más de una década se han realizado proyectos en más de 30 municipios de Andalucía, Baleares, Galicia, Madrid y Navarra, con más de 40.000 personas participando en ellos.

El "curso del compostaje", que comienza ahora, incorpora nuevos participantes en los proyectos en los municipios de Arzúa, O Grove Leganés, Sant Josep de sa Talaia, Santa Eulària des Riu, San Sebastián de los Reyes y Sevilla que se unen a todas las personas que ya estaban involucradas. Así, colaboran en la recuperación de un recurso natural tan valioso como es la materia orgánica.

Amigos de la Tierra solicita la eliminación de la incineración en los tratamientos de gestión de residuos, último eslabón en la cadena de gestión de residuos establecida por la UE tras la reducción, reutilización, reciclaje y vertido. En su lugar, propone el empleo de prácticas más sencillas, al alcance de toda la ciudadanía y con muchos menos impactos ambientales, como es el compostaje, centralizado y doméstico.