boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgropolíticaTrabajo

Comisiones Obreras considera alarmante el incremento interanual del Paro Agrario

Este sindicato exige al conjunto de las las administraciones públicas y a la patronal compromisos pa

La Federación Agroalimentaria de CCOO estima alarmante el crecimiento constante registrado , así la tasa interanual del paro en el sector agrario, que en el pasado mes de Julio ha crecido el 3,81 % en el segundo trimestre de este año, hasta situarse en 244.600 parados. Éstos son 9.000 más que en el mismo periodo del 2010 y 18.300 desempleados más (+8,1 %) en comparación con trimestre anterior

02-08-2011 por CCOO

Contenidos de la entrada

 

Para esta organización es especialmente sintomático el crecimiento constante del paro agrario durante todos los meses y en las tasas interanuales lo que pone de manifiesto que en el sector agrario se está convirtiendo en estructural y esta generando bolsas de marginalidad y exclusión en importantes zonas del país.

La ocupación en el sector agrario ha descendido el 4,74 % frente al año anterior y se ha situado en 741.200 ocupados, lo que, a su vez, ha supuesto una caída del 5,36 % en comparación con el anterior trimestre, para CCOO esta caída de la ocupación es un reflejo también de la prolongación de la falsa alarma de la crisis de la e.coli en los pepinos españoles que se ha prolongado en otras frutas de verano afectadas por la no recuperación total de la demanda de los mercados hortofrutícolas europeos.

CCOO quiere llamar la atención por este crecimiento del paro agrario que se da en una coyuntura donde se inician las contrataciones de los Planes de Fomento de Empleo Agrario en las Comunidades Autónomas donde tiene fuerte presencia el sector agrario y a pesar de ella sigue creciendo el desempleo agrario hasta llegar 244.600 parados, 9.000 más que en el mismo periodo del 2010.

Para esta organización la situación del paro en el sector agrario requiere un compromiso firme, que el gobierno actual ha desaprovechado, para fomentar la estabilidad en el empleo en el sector agrario impulsando la utilización del contrato fijo discontinuo como la figura contractual que genera flexibilidad para el empresario y estabilidad para el trabajador y que se adapta a las características cíclicas del trabajo agrario