boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgroalimentaciónGanadería

"El sector lácteo también somos los ganaderos de leche"

Flepac Galicia sostiene que el contrato lácteo homologado puede beneficiar a todos menos al ganadero

Desde Flepac Galicia cuestionan la representatividad de organizaciones o colectivos, argumentando que "no podemos admitir que alguna persona, aunque sea a título de un colectivo o de una organización, hable por todo el sector lácteo, cuando sólo es una parte del mismo y, desde luego, a las empresas ganaderas no nos representa tal respetado señor ni su organización"

23-06-2011 por Flepac Galicia

Contenidos de la entrada

Desde la asociación Firmes Empresarios Productores Lácteos (FEPLAC), no podemos admitir que alguna persona, aunque sea a título de un colectivo o de una organización, hable por todo el sector lácteo, cuando sólo es una parte del mismo y, desde luego, a las empresas ganaderas no nos representa tal respetado señor ni su organización.

Por nosotros hablamos nosotros mismos, no necesitamos portavoces ajenos a los
intereses del sector ganadero, aunque puede ser beneficioso para la industria láctea, a la cual respetamos y necesitamos para transformar nuestra leche.

El llamado contrato homologado nada va resolver al ganadero productor en el tema de los precios del mercado, aunque sí puede resolver algo para la industria, INLAC y organizaciones sindicales, incluso a las Administraciones, pero justamente a la empresa ganadera no porque es justo lo contrario de lo que necesitan los ganaderos. Por ello, se está dando una imagen de cara a la sociedad y el sector que no es real, aunque entendemos perfectamente el interés de estas partes del sector por el mismo, lo cual iremos explicando poco a poco de ahora en adelante. Pero eso no da potestad para ignorar y marginar a la parte más importante del sector, autoatribuyéndose su voz.

Ya existe una importante cantidad de leche en el campo con contratos lácteos, y desde entonces se paga cada día menos al ganadero, incluso una Industria láctea que presume de tener el 100 por 100 de recogida de la leche bajo contrato, fue la única industria que bajó tres céntimos el pago de la leche en el mes de abril pasado, sin causa justificada alguna ni previo aviso, obligando a varios ganaderos a buscar otro comprador este mes. Y no pasa nada… justamente no pasa nada porque tiene contrato, y no es la primera vez que hace esto la misma industria. Otras industrias recogen sin contratos porque las empresas ganaderas se negaron a firmarlos por proponer un contrato que no cubría los costes de producción. Por lo tanto, sabemos la leche que da la vaca y el contrato, ya que todo esto no ocurre por casualidad.

FEPLAC apuesta por contratos, pero comerciales o mercantiles, valen los mismos que en cualquier otro sector. Se ha trabajado con ellos en el pasado con buenos resultados y, en caso de incumplimiento, se someten a los tribunales correspondientes, cosa que, en el llamado contrato Homologado, le quieren negar esta defensa al ganadero, en favor de un invento de una comisión pactada bajo sospecha para la empresa ganadera, ya que en la misma pactaron algunos excluir a las empresas productoras, ¿por qué se pasa tanto trabajo en discurrir lo que no demandamos?.

Desde FEPLAC también queremos defender la alta calidad de la leche española y gallega en origen, ya que nunca los ganaderos han sido tan profesionales y nunca tanto se les ha exigido en cuanto a control y calidad.

Aunque es urgente proceder a un cambio en la directiva del LIGAL (Laboratorio Interprofesional de Análisis de la Leche), ya que el nivel de sospecha que ofrece al sector, por negar reiteradamente la entrada en el mismo a los representantes de las empresas ganaderas, es muy alto. El LIGAL es dirigido por las industrias lácteas y los sindicatos agrarios, lo que parece una auténtica dictadura bajo el silencio de la Administración, por lo que consideramos que supone al año unas pérdidas a los productores que sobrepasan los 12 millones de euros sólo en diferencias de calidades, ya que las muestras de calidad en granja no las toman los inspectores del laboratorio, sino la industria.

Las industrias lácteas acaparan el 50% de la directiva del laboratorio, lo que les pertenece; ellas no llevaron a la dirección de sus intereses a ningún sindicalista. El otro 50% pertenece a los ganaderos, pero vetaron la entrada de la empresa ganadera y pactaron con unos sindicalistas que sólo se representan a sí mismos. Por todo ello, el LIGAL se está desprestigiando sólo para beneficio de una parte, sin que le controle la otra. La sociedad no lo entenderá, nosotros tampoco.

Gabinete de prensa de FEPLAC.

Lo último en Ganadería

Observatorio de Precios

Lo más leído en Ganadería