boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgropolíticaTrabajo

La EPA sitúa la tasa de desempleo en el umbral de los cinco millones de parados

El desempleo agrario crece en 17.200 personas. Análisis del informe trimestral de la Encuesta de Población Activa en España.

El número de desempleados ha crecido en 213.500 personas durante los primeros tres meses de 2011, situándose la cifra global en el umbral de los emblemáticos cinco millones de parados. En el sector agrario el aumento ha sido de 17.200 personas, elevando a 226.000 el número de desempleados. Son ya 1.386.000 los hogares españoles que tienen a todos sus miembros activos en situación de desempleo.

30-04-2011 por Boletín Agrario

Contenidos de la entrada

Los últimos datos sobre el empleo durante el primer trimestre de 2011 establecen em 18.151.700 el número de trabajadores ocupados, lo que supone una caída de 256.500 personas en relación a los datos anteriores de la EPA. Este descenso en el número de ocupados afecta a todos los sectores, destacando la Industria (-82.000), la Construcción (-78.500) y los Servicios (-74.600) y la Agricultura (-21.300).

Como explican desde el Instituto Nacional de Estadística, el incremento del paro es menor que la caída del empleo debido a la bajada de la población activa en este trimestre. La población activa experimenta un descenso de 42.900 personas en el primer trimestre de 2011, situándose en 23.061.800 el número total de trabajadores en activo. Esta tasa de actividad es ahora del 59,58%, 11 décimas por debajo del anterior trimestre. Por comunidades, esta tasa de actividad varía entre el 51,43% de Asturias y el 64,24% de la Comunidad de Madrid.

Así, crece el número de parados en 213.500 personas durante los tres primeros meses de 2011, situándose ya al borde de la cifra emblemática de los cinco millones: concretamente, el número oficial de parados en España es de 4.910.200 personas. La tasa de desempleo crece casi un punto y se sitúa en el 21,29%.

Sector Agrario

La Agricultura pierde 21.300 trabajadores en activo y se sitúa en 783.200 personas, un -2,65% respecto al trimestre anterior. En comparación con el mismo trimestre de 2010, el descenso es de 52.000 personas (-6,23%).

El incremento de 17.200 parados en la Agricultura eleva el nivel de desempleo en el sector agrario a 226.000 personas, lo que supone un 8.23% más que en el trimestre anterior. En relación al interanual trimestral respecto a 2010, la subida ha sido de 27.500 personas, lo que porcentualmente significa un crecimiento del 13,81%.

Comunidades Autónomas

Para analizar la situación del empleo España, especialmente su impacto real sobre los sectores agrarios, se hace imprescindible atender a las importantes variaciones que se producen entre las distintas comunidades autónomas. Porque nada tiene que ver el 11,61% de paro que se registra en Euskadi con el 29,68% de desempleo que sufre Andalucía. Respecto a la tasa de ocupación, el único incremento apreciable se produce este trimestre en Canarias, con 11.700 ocupados más. Los descensos más acusados se dan en la Comunitat Valenciana, con una importante caida de 50.500 ocupados, seguida por la Comunidad de Madrid, Andalucía y Cataluña, con bajadas de 36.800, 35.300 y 34.100 personas respectivamente.

En cuanto al paro, las comunidades que presentan los mayores aumentos trimestrales son nuevamente Andalucía con 60.200 parados más, Cataluña con 40.900, además de Comunitat Valenciana y Galicia, con más de 20.000 nuevos parados cada una. Algo que no hace más que empeorar, ya que ha sido en esta última donde más ha crecido el desempleo durante el primer trimestre del presente año, junto a Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia, todas ellas importantes regiones agropecuarias. En el otro extremo, el descenso más significativo se da en la Comunidad de Madrid, que presenta este trimestre 19.900 parados menos.

Andalucía, con un 29,68%, sigue siendo la Comunidad con mayor tasa de desempleo, seguida de cerca Canarias, con un 28.52%. Murcia, Ceuta, Baleares, Extremadura y Comunidad Valenciana están cerca del 25%. Puedes consultar todos los datos por Comunidades y provincias en la página del INE.

Calidad en el empleo

Los datos tampoco son muy alagüeños en relación a la calidad en el empleo, pese a la leve caída de la tasa de temporalidad, que se sitúa en el 24,77%. La mayoría de los 193.400 contratos que se han perdido durante el primer trimestre de 2011 eran de carácter indefinido, 139.000, mientras que en el caso de los contratos temporales su caída es de 54.300. Además, el empleo a tiempo parcial aumenta en 91.900 contratos, mientras que los ocupados a tiempo completo descienden en 348.400. El porcentaje de personas que trabaja a tiempo parcial se eleva a 14,14%, siete décimas más que en el cuarto trimestre de 2010.

"Un drama social"

 

La Federación Agroalimentaria de Comisiones Obreras califica como un verdadero "drama social" estas nuevas cifras de desempleo ofrecidas por la Encuesta de población Activa. Centran su atención en un importantísimo dato: el número de hogares con todos sus miembros activos en paro. Durante el primer trimestre de este año su número ha crecido en 58.000, lo que sitúa esta cifra en 1.386.000 hogares con todos sus miembros activos en situación de desempleo, lo que supone un 4,37% más que en trimestre anterior.

Según CCOO, este hecho "lleva el camino de convertirse en un problema de orden mayor y acabar siendo un grave problema de desvertebración social", añadiendo que deben ser prioridad absoluta e inmediata las personas, "reforzando todos los resortes públicos para evitar que se incremente la exclusión social ante el número altísimo de hogares con todos sus componentes en paro". Por último señalan "que se impone la conjunción de todas las administraciones públicas para activar todos los mecanismos públicos" con el fin de activar de inmediato los instrumentos necesarios que garanticen la cobertura mínima a las personas.

El desempleo se sitúa en todas las encuestas como el principal problema de los españoles. Las cifras de paro son cada vez más exageradamente elevadas, especialmente si las comparamos con otros países de la Unión Europea. El desgaste social que supone puede afectar a la cohesión social, con dimensiones imprevistas. En clave politica cabe preguntrarse por la eficacia de las reformas llevadas a cabo por el Gobierno en el último año, además de estos datos si tenemos en cuenta la constante merma de garantías laborales y confianza, una realidad difícilmente expresable con encuestas de población activa y similares operaciones estadísticas.

Conceptos como deslocalización, expediente de regulación de empleo, baja productividad, revisión, traslados forzados o flexibilidad, entre otras muchas, han entrado de lleno en el lenguaje cotidiano de los españoles, activos y pasivos. Nuevas tendencias como el contrato a terceros bajo forma de autónomos incluso para operar en cadenas de montaje, una idea que puja por hacerse sitio en nuestra industria agroalimentaria, subrepticiamente, llegando a las gerencias de las empresas como una maravillosa estrategia de mercadotecnia, ideal para reducir costes. Lástima que las consultoras no se comprometan con un seguro de responsabilidad civil y, especialmente, social.

Mientras tanto, los españoles que pueden siguen trabajando más que los alemanes y cobrando po ello mucho menos. Feliz 1º de Mayo.