boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

Avances I+D

La Generalitat considera fundamental apoyar la labor investigadora contra el picudo rojo

Estos estudios trabajan en el control del insecto mediante ensayos de tipo biológico

Agricultura centra su estrategia contra el insecto en la prevención y en la investigación, en colaboración con todos los sectores afectados. La Consellera destaca que las palmáceas son, además de su valor patrimonial, un bien de interés económico en nuestro sistema agrario.

08-02-2011 por Generalitat Valenciana

Contenidos de la entrada

 
El Picudo Rojo (Rhynchophorus ferrugineus)
• Archivo  

El picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus) es una especie de coleóptero curculionoideo de la familia Dryophthoridae originario del Asia tropical. Es un gorgojo de gran tamaño, entre dos y cinco centímetros, y color rojizo ferruginoso lo hacen inconfundible. La larva perfora galerías de más de un metro de longitud en los troncos.

La consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación Maritina Hernández, ha destacado que "la Generalitat considera fundamental apoyar la labor investigadora como medio de obtención de una solución eficaz que permita controlar y erradicar la plaga del picudo rojo".

Durante la inauguración del 2º Encuentro Internacional Phytoma-España que se celebra entre hoy y mañana en Valencia, Maritina Hernández ha asegurado que "este congreso va a permitir avanzar en la eficacia de las estrategias y los tratamientos que se puedan aplicar en el futuro contra este insecto".

Maritina Hernández ha subrayado el interés del Consell por mantener "un patrimonio como es el de las palmáceas que forma parte de nuestra imagen y nuestra historia, pero también porque son un bien de interés económico en nuestro sistema agrario. De ahí nuestro esfuerzo por salvar una actividad que está mostrando un crecimiento importante, con unos excelentes índices de exportación y que está manteniendo el dinamismo en muchas de nuestras comarcas".

De este modo, ha insistido en que la lucha contra esta plaga debe sustentarse en una combinación de diferentes soluciones científico-técnicas, pero también ha recalcado que la cooperación que existe entre los ayuntamientos y la Generalitat, en el marco de la estrategia de control diseñada por el Consell, es fundamental ya que permite optimizar todos los recursos existentes.

Así, ha recordado la importancia de mantener estrechos lazos de colaboración entre los diferentes agentes implicados, "ya que resulta primordial tanto para las tareas de investigación como para la transferencia de conocimientos y resultados a todos los profesionales, empresas y propietarios afectados por esta plaga".

En este sentido, la Consellera ha explicado que su departamento ha trasladado al Gobierno un plan coordinado para la defensa sanitaria de las producciones que incluye actuaciones específicas para el control del picudo.

Medidas contra el picudo rojo

La titular de Agricultura ha señalado que el Consell ha establecido una estrategia de control con cuatro niveles de actuación: por una parte los palmerales históricos, por otra parte lo referido al cultivo de palmáceas con interés económico, las palmeras urbanas que dependen de los ayuntamientos y requieren también actuaciones concretas, y también sobre los particulares.

Esta planificación tiene su base en los equipos de investigación de la Universidad Politécnica de Valencia, la Universidad de Alicante y la Universidad Miguel Hernández, que junto al Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) colaboran con la Conselleria en distintos proyectos. La estrategia centra la lucha contra la plaga del picudo rojo en la prevención e investigación, con el objetivo de disminuir las consecuencias de la presencia de esta plaga sobre las palmáceas de nuestro territorio y de forma paralela avanzar en el desarrollo de un sistema de control eficaz de la plaga.

Estos estudios trabajan en el control del insecto mediante ensayos de tipo biológico, con hongos o feromonas, o químico, con productos fitosanitarios.

Asimismo, la Generalitat ha puesto en marcha un conjunto de medidas como la entrega de producto fitosanitario, un plan de arranque de palmeras afectadas o ayudas a la retirada de las plantas arrancadas, entre otras, dirigidas a prevenir la difusión de este insecto en las palmeras de la Comunitat Valenciana de forma coordinada con viveristas, agricultores, ayuntamientos y empresas de jardinería, así como particulares.