boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

Agropolítica

La actual OCM del vino

Conoce la actual normativa que rige la Organización Común del Mercado vitivinícola

por MARM

Potencial productivo

Plantaciones de viñedo

- Prohibición de plantaciones

Se mantiene la prohibición de realizar plantaciones de viñedo, salvo que se disponga de un derecho de plantación, hasta el 31 de diciembre de 2015. Los Estados miembros pueden mantener la prohibición hasta el 31 de diciembre de 2018.

- Plantaciones ilegales

Se mantiene la obligación de arrancar las plantaciones ilegales de viñedo plantadas después del 31 de agosto de 1998.

- Regularización obligatoria de plantaciones de viñedo

Las plantaciones de viñedo realizadas sin el correspondiente derecho de plantación antes del 1 de septiembre de 1998 deberán regularizarse antes del 31 de diciembre de 2009.

Para la regularización de estas superficies de viñedo se deberá pagar como mínimo el doble del valor de los derechos de plantación de la región correspondiente.

Las superficies de viñedo no regularizadas antes del 1 de enero de 2010, deberán ser arrancadas.

Régimen de arranque de viñas

 

Se concederá una prima por el arranque de viñedo durante tres campañas para una superficie de 175.000 hectáreas y con un presupuesto total de 1.074 millones de euros.

El importe de la prima se calculará en función del rendimiento de la parcela y será decreciente a lo largo de estas tres campañas.

La superficie de viñedo a arrancar deberá cumplir los siguientes requisitos:

  • No haber recibido ayudas a la reestructuración y reconversión de viñedos en las últimas diez campañas.
  • No haber recibido ayudas comunitarias de otra OCM en las cinco últimas campañas.
  • Estar cuidadas.
  • La superficie a arrancar tiene que ser superior a 0,1 hectáreas.
  • Cumplir con la normativa de potencial vitícola.

Tendrán prioridad las solicitudes de viticultores que arranquen la totalidad del viñedo de su explotación y tengan más de 55 años.

A los beneficiarios del régimen de arranque de viñedo se les asignarán derechos de pago único con un valor igual al de la media regional, que en ningún caso será superior a 350 euros por hectárea.