boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

OpinionesArtículos de opinión

La falsa sombra de una nueva crisis alimentaria global

¿Alarma tras la reciente ampliación del veto a las exportaciones de cereales por parte de Rusia?

El precio del trigo en los mercados internacionales ha subido un 47% desde el mes de julio. La FAO ha convocado una reunión para el próximo día 24 de septiembre, que se celebrará en Roma y en la que se intentarán controlar los precios de los alimentos básicos. En Mozambique ya han estallado los primeros focos de violencia por culpa de la abrupta carestía del pan, que ha subido un 30%.

04-09-2010 por Opinión - Alonso Aguilar

Contenidos de la entrada

Ayer viernes 3 de septiembre la Organización de la Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación anunciaba la convocatoria de una reunión que tendrá lugar el próximo día 24 en Roma. También informaban desde la FAO que "el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) ha fichado a 15 expertos de nivel mundial para constituir el Comité Directivo que encabezará su nuevo órgano asesor, el Grupo de Alto Nivel de Expertos en Seguridad Alimentaria y Nutrición (HLPE, por sus siglas en inglés). Esta iniciativa se engloba dentro de una reforma en marcha de la gobernanza internacional de la seguridad alimentaria y nutrición".

El porqué de estas iniciativas puede buscarse en los últimos datos aportados por el Índice de Precios de los Alimentos de la FAO (FFPI). Éste se situó el mes pasado en 176 puntos, lo que se traduce en un incremento cercano a los nueve puntos con respecto a julio. Durante el pasado mes de agosto la carestía aumentó en un 5%, siendo el mayor incremento mensual registrado desde noviembre de 2009. Este aumento del mes de agosto sitúa al FFPI en el nivel más alto desde septiembre de 2008, aunque aún lejos de lo ocurrido en junio de aquel mismo año (-38%).

Detrás de este incremento del 5% en los precios internacionales de los alimentos se encuentra la actual situación del mercado cerealístico mundial, tal y como afirman desde la propia FAO, aunque también apuntan al azúcar y las semillas oleaginosas.

 

Pero consideremos un dato. Tras su última actualización a la baja, la FAO prevé una cosecha de cereales de 2238 millones de toneladas, reduciendo en 41 millones las previsiones hechas en junio. Aun así, los resultados de este año se situarían por encima de la media del último lustro, siendo la tercera mayor cosecha de toda la historia. La propia FAO insiste en esta idea:

"Con la previsión actual, la utilización mundial de cereales se situaría ligeramente por encima de la producción en 2010/11. Esto provocaría una contracción del 2 por ciento en las reservas finales mundiales en relación a sus niveles de los últimos 8 años y una disminución del ratio entre reservas y utilización de los cereales a nivel mundial. Sin embargo, con un 23 por ciento, el ratio sigue situándose muy por encima del 19,5 por ciento registrado durante la crisis alimentaria de 2007/08."

Evidentemente, la pésima cosecha del cuarto productor de trigo a nivel mundial es algo muy preocupante. Ya sabemos que Rusia no exportará grano al menos hasta septiembre de 2011, la última revisión situaría en 41 millones de toneladas las previsiones de producción de trigo para este año. Los datos globales actualizados reflejan una cosecha de cereales de 60-65 millones de toneladas. Demasiado lejos de los 97 millones que se recolectaron durante la pasada campaña y mucho más de los 108 millones de 2008.

Que el gigante eurasiático haya suspendido sus exportaciones parece a todas luces algo normal, especialmente si tenemos en cuenta que Rusia ha tenido que importar grano de los Estados Unidos por primera vez en más de diez años. Como afirmaba su presidente Medvédev, "éste es un año muy complicado para Rusia".

Pero Mozambique no forma parte de la Federación Rusa, al menos que un humilde servidor sepa. Su capital, Maputo, se encuentra sitiada por los militares desde este pasado miércoles mientras la gente muere de hambre o a manos de sus fuerzas armadas, sin eufemismos. El precio del pan en el pais africano ha subido un 30%. Su gobierno celebró ayer una reunión de emergencia, tras la cual anunció que esta subida es "irreversible", según informan diversas agencias de noticias internacionales. También "pidió calma a los 23 millones de habitantes, dos tercios de los cuales viven con menos de un euro por persona y día. Además, les exigió que se abstengan de participar en actos de protesta, vandálicos o en saqueos y añadió que investigará de donde provienen los SMS con los que se convocó a los manifestantes, citando a las mismas fuentes.

Estas son las protestas más violentas que sacuden Mozambique desde la crisis alimentaria de 2008, cuando hubo cuatro muertos durante las manifestaciones contra la inflación de los precios de los alimentos. Esta vez ya van diez muertos, incluídos dos niños, y el número de heridos se sitúa en 443, algunos de ellos en estado grave. Que sea allí donde primero se reflejen estas carestías no es nada casual. Mozambique es uno de los países más pobres del mundo y es miembro destacado del indecoroso PMA de la Organización de la Naciones Unidas. Ya ocurrió en 2008 y ahora sucede nuevamente, con más violencia.

Aún sigo sin comprender realmente qué significa eso de que el aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un Tsunami al otro lado del mundo. El tan cacareado Efecto Mariposa, concepto que hace referencia a la noción de sensibilidad a las condiciones iniciales dentro del marco de la Teoría del Caos, encuentra su praxis en un anuncio del presidente de la Federación Rusa y dos niños muertos en Mozambique. Sin lugar a dudas esta es una imagen bastante más cruda del apasionante mundo de las matemáticas de sistemas dinámicos. Pero también mucho más comprensible.

Especialmente si tenemos en cuenta las contundentes declaraciones de ASOPROVAC y de su presidente, Alberto Juanola. Para la Asociación Española de Productores de Vacuno de Carne, "se está utilizando sin ningún escrúpulo la situación y las recientes declaraciones públicas de dirigentes de ciertos países anunciando la reducción de sus exportaciones -Rusia o Ucrania- para provocar una fluctuación de precios que nada tiene que ver con un mercado normal basado en la tradicional ley de oferta y demanda" . Juanola añadía también en el comunicado que "la previsible volatilidad de precios sólo beneficia a los especuladores y no a los agricultores -que están actualmente reteniendo la mercancía esperando precios mayores-, de igual manera a como ocurrió en el pasado".

Todo apunta hacia la ciudad norteamericana de Chicago y su CME, aunque ciertos medios generalistas se atrevan a titular "El veto ruso a exportar cereales desata el temor a una crisis alimentaria global" (El Pais Digital). Personalmente, opino que ese argumento no se sostiene ni por un instante. Las declaraciones de la organización de productores agrarios y de Alberto Juanola, en cambio, sí que me parecen mucho más correctas. Y para argumentar esta opinión me remito nuevamente a la FAO: La cosecha de trigo para este año "sólo" será un 5% menor que la de 2009, según la actualizacion de las previsiones a fecha de 4 de agosto. Estaríamos hablando nuevamente, al igual que ocurre en el global ceralístico, de la tercera mejor cosecha de trigo de toda la historia, pese al varapalo sufrido por los agricultores de la Comunidad de Estados Independientes.

Quizá hubiera sido más correcto titular "El mercado especulativo global de los alimentos provoca diez muertos más en Mozambique". Las cosas como son y el código ético periodístico debería mantenerse al margen de los departamentos comerciales de buena parte de de los grandes medios de comunicación, que deberían cuidar mucho su importantísimo papel en la sociedad y no contribuir a alimentar un bulo especulativo. La decisión de Rusia de incrementar el plazo de "autarquía" al que parece va a someter al resto del mundo no ha desatado el temor a una crisis alimentaria global, la FAO lo niega rotundamente. Donde sí que se ha destado el temor ha sido en los mercados internacionales. No por poder comer, como le ocurre a la mayoría de mozambiqueños, sino por aumentar medio punto sus ganancias. Y eso no es temor, es avaricia y un pecado capital.

También podría añadir que marcar la evolución de los precios a nivel internacional basándose en previsiones de futuro no es libre mercado, es especular. Especialmente si estamos hablando de productos básicos o de la seguridad alimentaria de miles de millones de personas.

Esperemos por tanto a la próxima sesión especial de los Grupos Intergubernamentales sobre Cereales y Arroz de la FAO, fijada para el 24 de septiembre en su sede de Roma. Este organismo de las Naciones Unidas promete analizar qué está ocurriendo con el mercado cerealístico mundial. Aquí si que se encuentra la verdadera "Montaña Rusa" de todo esto. Mientras tanto, no estaría mal que la Unión Europea y nuestro gobierno tomaran cartas en el asunto.

Por mi parte hago eco del último llamamiento de la FAO: Los agricultores de Pakistán necesitan con urgencia semillas de trigo. Si no se rescata la siguiente cosecha de grano en el país asiático sí que estará en peligro realmente la seguridad alimentaria de millones de personas.

No quiero pensar en que pueda haber alguien frotándose las manos con tanta desgracia, pero sé que los hay. Tan seguro estoy como que existen políticos corruptos, por ejemplo, en Mozambique.

 

Lo último en Artículos de opinión

Nutrición y Gastronomía

TopCulinario.com

Nutrición y gastronomía. La importancia está en los ingredientes

Observatorio de Precios