boletinagrario.com

Información y Recursos sobre Agroalimentación y Medio Ambiente

AgroalimentaciónAgricultura

La Unió denuncia los bajos precios en origen de melón y sandía

Desde esta organización agraria se reclama más control e inspección de los productos agrarios

LA UNIÓ denuncia que el precio de productos como el melón y la sandía se paga bajo mínimos en campo haciendo inviable para el agricultor asumir los costes de producción y esto sucede paradójicamente durante los meses donde su consumo es mayor por las altas temperaturas, como son julio y agosto. Los consumidores pagan sin embargo en las tiendas más de un 300% sobre lo que percibe el agricultor

13-08-2010 por LA UNIÓ - C. Valenciana

Contenidos de la entrada

Comunicado de La Unió

 

En las comarcas productoras de la Comunitat Valenciana las cotizaciones del melón y la sandía están en estos momentos por los suelos. Así, por ejemplo, el melón se paga en campo a una media de 0,27 €/kg y la sandía a 0,14 €/kg, mientras que el consumidor paga por estos productos una media de entre 1,13 €/kg y 0,61 €/kg respectivamente.

LA UNIÓ señala que el margen existente entre lo que recibe el agricultor y lo que paga el consumidor es del 318% en el caso del melón y del 335% en la sandía, lo que merma considerablemente los ingresos del agricultor. Según afirma Josep Botella, secretario general de LA UNIÓ, "esta diferencia que se queda en la distribución hunde a los agricultores valencianos que con este nivel de precios deben abandonar en muchos de los casos su actividad".

Para acabar con esta falta de política de precios, LA UNIÓ reclama el establecimiento de mecanismos que doten de transparencia al margen comercial y una regulación de precios en campo que asegure una renta digna al productor.

LA UNIÓ insiste en estas medidas debido a "la falta de actuación por parte de las Administraciones Públicas que deja doblemente indefenso al agricultor; en primer lugar ante el abusivo margen comercial que se lleva la distribución y, después, con la llegada de productos de países de fuera de la Unión Europea que no cumplen los mismos requisitos sanitarios y de producción". Pero también deja indefenso al consumidor "que en muchos casos desconoce la procedencia de los productos que compra y que muchas veces no tienen las mínimas garantías de calidad que sí poseen los productos valencianos debido a la proximidad" apunta Josep Botella.

Por este motivo, desde LA UNIÓ se reclama a la Conselleria de Agricultura que actúe y que realice las inspecciones pertinentes de los productos agrarios que se encuentran en el mercado ya que desde el pasado mes de febrero tiene las competencias para realizar estas inspecciones, pero sobretodo "es necesario que se investigue la procedencia de los melones y sandías y demás tipo de productos agrarios en los puntos de venta para garantizar así que los consumidores adquieran productos de calidad y evitar la competencia desleal con los productores valencianos" aclara Josep Botella.